Argentina

25º aniversario del atentado a la Embajada de Israel: Acto de la Juventud

AJN.- Organizado por la Mesa de Juventud de la comunidad judía de la Argentina se llevó a cabo el tradicional acto que los jóvenes efectúan en Arroyo y Suipacha la noche previa al acto central conmemorativo del atentado que destruyó la sede diplomática del Estado de Israel en Buenos Aires el 17 de marzo de 1992.

AJN.- Organizado por la Mesa de Juventud de la comunidad judía de la Argentina se llevó a cabo el tradicional acto que los jóvenes efectúan en Arroyo y Suipacha la noche previa al acto central conmemorativo del atentado que destruyó la sede diplomática del Estado de Israel en Buenos Aires el 17 de marzo de 1992.

Al igual que en años anteriores fue excelente la respuesta a la convocatoria de la Mesa de Juventud, integrada por diversas instituciones, entre ellas la AMIA, pues cerca de dos mil jóvenes, en su gran mayoría nacidos luego del 17 de marzo de 1992, se congregaron ocupando la bocacalle y el frente de la calle Arroyo del predio siniestrado, hoy la Plaza Embajada de Israel, bajo el lema “#EmbajadoresDeLaMemoria”, en tanto su misión es mantener la memoria de lo ocurrido, vivo el reclamo de justicia y transmitirlo a las nuevas generaciones.

El primer orador fue el Director General de la Cancillería israelí, Yuval Rotem, quien manifestó que el estar en el acto lo emocionó pues “veo frente a mí cientos de jóvenes conmovidos, imbuidos de fe en el justo camino elegido. La importancia de vuestra participación, hoy aquí, en esta ceremonia tan especial es significativa para Argentina, también para Israel, y es importante para mí.”

Rotem explicó que debido a la presencia de los jóvenes la memoria resiste y permanece; a continuación se refirió a que es evidente que muchos de los que se congregaron no habían nacido cuando se produjo el atentado afirmando que “por eso preservar la memoria y el encuentro sin mediación de los sobrevivientes es tan importante para todos nosotros”, a fin de lograr la comprensión del suceso que ocurrió hace 25 años, y le dijo a los jóvenes “No permitan que el mal y la obscuridad prevalezca. Difundan luz y un traccionar positivo en lo que cada uno de los presentes hace

Un joven brindó el mensaje de los organizadores, diciendo entre otros conceptos “Mañana se cumplirán 25 Años de terror, y mientras que para nosotros pasó toda una vida, en la justicia parecería no haber pasado el tiempo”. También se refirió que la mayoría de los presentes nació después del atentado, pero dicen presente, exigen justicia, le hacen frente a la impunidad, pues eso significa ser un embajador de la memoria, explicando que se reúnen en Arroyo y Suipacha “porque es acá donde nuestro reclamo cobra valor, en el mismo lugar donde hace 25 años se nos impuso el terror hoy se escucha el grito de la juventud exigiendo justicia, se ve la juventud de pié y se la escucha decir presente”.

Exequiel hijo de Rubén Cayetano Juan Cacciato, una de las 29 víctimas fatales del atentado, explicó como fue invitado a participar de los actos de la juventud y subrayó “Este atentado fue en contra de todos los argentinos, en contra de nuestro país, nación y a 25 años no se ha hecho nada en la justicia, porque todavía los culpables no están tras las rejas; todavía no tenemos educación porque a 25 años en las escuelas no se recuerda este hecho, y tampoco tenemos seguridad, porque hoy por hoy vivimos en un país inseguro, porque no se aprendió de lo que sucedió. Hoy quiero vivir en una Argentina distinta, y es por eso que tomo de mi tiempo para venir hoy a esta plaza para pedirle a todos ustedes que cada uno se comprometa, desde el lugar en donde esta a difundir de que el hecho de la atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires no sea olvidado, porque pasaran los años pero mientras haya alguien que recuerde se mantendrá viva la memoria de las 29 víctimas y 242 heridos”.

El embajador del Estado de Israel en Argentina, Ilan Sztulman, luego de explicar que en esta oportunidad leería su mensaje pues estaba muy emocionado manifestó, entre otros conceptos “Nosotros lloramos con nuestro sufrimiento y hasta por los del otro, pero nuestros enemigos festejan. Si festejan la perdida de vidas inocentes sin importarles si se trata de chicos o mujeres o ancianos. Esta visión extremista de la Jiad nos separa de un mar de conceptos humanos, de valores judaicos, que forman la base de la civilización en la que vivimos nosotros”.

A continuación mencionó que en la Mishna Raban Ganmiel enseña que el mundo se basa en tres principios: justicia, verdad y paz, y resaltó “Paz es lo más importante para nosotros, los judíos”, explicando que “la palabra Shalom es más que simplemente paz, es algo que nos completa como judíos y como seres humanos”.

El embajador explicó “Estamos acá para homenajear a 29 personas muertas y más de 200 heridos que perdieron todo por el terror, 29 familias destruidas, 200 tragedias humanas” para mencionar luego “Nosotros sabemos la verdad gracias al trabajo invaluable del fiscal Nizman z`l, que los criminales que convirtieron estos actos , acá, en suelo argentino, están libres y viviendo con impunidad; y si hablamos claro el régimen iraní con su brazo ejecutor la Hezballah, fomenta el mismo terror en todo el mundo, e incluso planea desarrollar una capacidad bélica nuclear. Nosotros no podemos quedar en silencio y permitir que Irán, con este régimen asesino que tienen, continúe contaminando nuestra civilización”.

Ilan Sztulman afirmó “Nosotros somos hermanos de sangre, Argentina e Israel, nuestra obligación como seres humanos es buscar justicia, mantener la memoria, honrar a las víctimas y crear un mundo mejor. El concepto judío Tikum Olam es mejorar, así que los invito a honrar un mundo sin terror y pedir paz sin terror, es lo que nosotros queremos.

Finalmente agradeció a los jóvenes por ser los embajadores de la memoria y por mantener la memoria viva y la memoria de las víctimas.

Durante el transcurso del acto se dio lectura a la nómina de víctimas fatales, Jorge Cohen, sobreviviente del atentado y su hija Malena prendieron un Ner Zicaron (vela de recordación) y se efectuó un minuto de silencio en homenaje a las víctimas.

Además de proyectarse videos alusivos, hubo un par de momentos musicales a cargo del conjunto Pardes y una danza interpretada por el conjunto Hakshama de CISSAB.

Te puede interesar

Deja un comentario