June 23, 2017

AMIA/Atentado. La DAIA apoya el juicio político a Rafecas porque “no actuó con independencia e imparcialidad”

AJN.- “Tenía la obligación de abrir la investigación” de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra los entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner y canciller Héctor Timerman, el diputado Andrés Larroque y allegados al Gobierno anterior por encubrimiento de los imputados iraníes, aseguró su vicepresidente, Alberto Indij, a la Agencia Judía de Noticias.

  • por Victoria
  • 12 Julio, 2016
  • Argentina
  • 10 Vistas
  • 0

Ante la próxima conmemoración del 22º aniversario del atentado a la AMIA, la Agencia Judía de Noticias (AJN) entrevistó a Alberto Indij, vicepresidente primero de la DAIA.

¿Cómo evalúa el encuentro que la DAIA recientemente mantuvo con el presidente Mauricio Macri?

El encuentro con el Presidente, con total honestidad, fue un encuentro agradable porque Macri es una persona cordial en el trato. Lo primero que él planteó fue el tema de la causa AMIA y su preocupación de que en 22 años no se hubieran encontrado los responsables. También mencionó el atraso en el dictado de una sentencia, que él sabe muy bien que es un desprestigio muy grande para la República Argentina. Además, hablamos de la situación de la justicia y de la necesidad de reformarla.

¿Cuál fue la postura de Macri con respecto al voto argentino en la UNESCO?

Vamos a ser absolutamente sinceros: no es un tema que conocía Macri, porque le preguntó a (Marcos) Peña de qué se trataba, así que yo creo que él tampoco. Cuando visitamos a la canciller (Susana) Malcorra, le hicimos saber nuestra disconformidad y le presentamos una carta. Creo que ella en definitiva no conocía en profundidad el tema. Supongo que ahora lo habrá leído. Quedó en contestarnos la carta, hasta el momento no lo ha hecho. Hablamos sobre el tema de la inseguridad. Le planteamos a Macri nuestra preocupación, y se lo hicimos saber a todos los funcionarios, sobre la seguridad de las instituciones judías en la Argentina y la obligación del Estado Nacional de hacerse cargo de la seguridad. Hasta el momento no lo ha hecho porque la seguridad la paga la comunidad judía y no había ocurrido el tema de Santa Fe (la amenaza antisemita a un club). Hablamos de la posible visita de (Benjamín) Netanyahu a la Argentina o de Macri a Israel. En realidad, para la DAIA, en última instancia lo más importante fue que el Presidente de la República homologó a la DAIA como la única representante de la comunidad judía en la Argentina, la única representante política. Nos dijo: ‘muchachos, arreglen el tema de la comunidad de ustedes’ refiriéndose al tema de la AMIA. Y las palabras positivas de Macri fueron que este es el país del futuro, inviertan en la Argentina, hablen con los integrantes de la comunidad, con los empresarios, con los comerciantes, con la gente que ustedes puedan, que vengan a invertir en la Argentina porque van a hacer muy buenos negocios.

Casi 7 meses pasaron desde que usted asumió la presente conducción de la DAIA, ¿cómo evalúa la gestión que están llevando a cabo?

La gestión debe ser evaluada por nuestros mandantes, no por nosotros. Sin ninguna duda, los que nos ven desde afuera pueden observar, tranquilamente, que el trabajo de esta DAIA es increíble. Fundamentalmente la capacidad de trabajo del presidente de la institución, Ariel Cohen Sabban, es extraordinaria. Como coincidió esta nueva gestión con el cambio de Gobierno, desde fin de año hasta hoy, en realidad son seis meses, nos hemos reunido – hasta el momento – con 13 gobernadores, con muchos intendentes del Conurbano, con todos los ministros prácticamente.

¿Con el de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, también?

Con Sergio Bergman estamos en contacto, hay un diálogo. Realmente esta es una DAIA que ha hecho mucho porque, no se olviden, la primera preocupación de esta DAIA fue el financiamiento de la institución. No estoy haciendo ninguna crítica de la gestión anterior, porque le tocó una tarea muy difícil, que es lidiar con el Memorándum (de Entendimiento con Irán) y eso hizo que se enfrentara con el gobierno anterior. Nuestra vocación fue reconstituir el vínculo con todo el espectro político, tan es así que hoy tenemos un muy buen vínculo con los gobernadores peronistas. Inclusive muchas veces hasta hacemos de intermediarios en temas que necesita el Gobierno. No nos olvidemos que los votos en el Congreso el Gobierno los tiene para sacar las leyes y necesita el apoyo de los diputados de la oposición. Como a la DAIA le interesa el éxito de la gestión de Gobierno, nosotros estamos contribuyendo para que este país pueda, realmente, dictar las leyes que se necesitan para que exista gobernabilidad. Nosotros estamos contribuyendo a eso.

El Consejo Federal de la DAIA apoyó la postura de Waldo Wolff respecto al pedido de juicio político del juez Daniel Rafecas. ¿Cómo observa esa situación?

Nuestra obligación es apoyar al ex vicepresidente de la DAIA, independientemente de su condición actual de diputado porque le tocó un rol importante y sumamente difícil en el momento en que se estaba por aprobar el Memorándum. La gestión anterior se jugó mucho, no era fácil articular durante el Gobierno anterior este tema. No olvidemos que hasta el día de hoy nadie sabe el trasfondo y los motivos por los cuales el Gobierno argentino gestionó y aprobó ese Memorándum. No sabemos qué había debajo de la superficie… Cada uno puede tener su idea, su opinión, su intuición, pero obviamente nadie puede pensar que un juez argentino iba a ir a Irán a indagar a los funcionarios públicos y obtener un resultado. Desde la lógica jurídica no tenía ninguna posibilidad de tener éxito, por más de que hubo un grupo de familiares, que respetamos, como Memoria Activa, que pensó que el Memorándum podía ser una vía, una alternativa, una posibilidad para el avance de la causa del atentado a la AMIA, que realmente no tiene desde hace mucho tiempo. ¿Por qué apoya la DAIA a Waldo Wolff? Porque también consideramos que existía la obligación del juez Rafecas aunque sea de abrir la investigación que había continuado el fiscal (Gerardo) Pollicita, muerto Nisman, y que había propuesto más de 50 medidas de prueba. Consideramos que el juez Rafecas no tuvo tiempo material suficiente para leer todo lo que había que leer para dictar su fallo; ésta es una opinión personal. Todos sabemos que los temas jurídicos son opinables, pero en un tema de esta envergadura, en el mejor de los supuestos el juez tenía que haber habilitado la investigación, y después si consideraba que había que desestimar la denuncia lo hubiera hecho. No lo hizo, podemos presumir que estaba condicionado por los antecedentes que había tenido en la causa del Vicepresidente de la República y creemos que no actuó con independencia e imparcialidad, que es lo que tiene que hacer un juez.

¿La relación de la DAIA con la AMIA cómo está?

La relación de la DAIA con la AMIA es excelente, hacemos muchos eventos en común, donde participa gente de la AMIA y gente de la DAIA. A ambos presidentes, en muchos actos, se los va a ver como oradores.

Lo que ocurrió en la recepción a Rodríguez Larreta…

Sí, pero cuando vienen a la DAIA los gobernadores nosotros los invitamos (a la AMIA). El vínculo es excelente. Nosotros vemos con preocupación la situación de la AMIA, porque consideramos que ya se tenía que haber solucionado. No olvidemos que es la entidad central de la comunidad, de la cual todos formamos parte. En mi caso personal, por conocimiento de miembros de ambas partes, me tocó intentar mediar para que se termine la causa judicial que existe. No tuve éxito porque hay algunas posiciones extremas que debieran revisarse, pero considero que todavía hay tiempo para que recapaciten ambos (sectores) y se llegue a un entendimiento. Porque lo peor que puede existir para la institución es que continúe judicializándose el tema, porque los temas judiciales sabemos cómo comienzan, pero los que tenemos experiencias sabemos que temas de este tipo nunca se saben cómo terminan. Creo que debiera haber más racionalidad, y en última instancia se puede solucionar el tema.

¿Cómo es el vínculo con la gestión anterior de la DAIA?

No hay críticas a la gestión anterior porque tenemos un excelente vínculo con Waldo Wolff, con Julio Schlosser, con Jorge Knoblovits. O sea, nosotros tenemos un excelente vínculo, pero cuando llegamos a la DAIA, la DAIA tenía un profundo problema de financiamiento. Había deudas y la preocupación de esta gestión fue generar los recursos para que pueda funcionar. La verdad que una parte importante de la gestión del presidente fue obtener esos recursos para que la DAIA pueda financiarse y continuar su tarea. La gestión anterior obtenía recursos que le daba el Estado nacional principalmente y nosotros optamos por obtener otra financiación, tal vez para no estar tan condicionados. Habrán leído que con provincias, con empresas particulares, con intendencias hemos generado convenios de capacitaciones, que es el fuerte que tiene la DAIA pues tiene una estructura que le permite dar muy buenas capacitaciones sobre temas de discriminación, de inclusión, de diversidad y, a través de eso tenemos, una fuente importante de financiamiento. Nosotros queremos tener asegurada la financiación de la institución por los próximos tres años de nuestra gestión y poder dejarle a quien nos suceda una cierta tranquilidad.

Por último, dentro de unos días conmemoraremos el 22º aniversario del atentado a la AMIA. ¿Cuál es su mensaje a la comunidad por esa fecha?

Todos sabemos que la causa no tiene grandes avances, por lo que nosotros estamos trabajando en una línea distinta de lo ocurrido hasta ahora, que es intentar hacer una presentación, como se ha hecho con el atentado que le costó la vida al primer ministro del Líbano, Rafiq Hariri, y a otras 20 personas. Presentación que generó un tribunal especial en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que tiene atribuciones, en el marco del terrorismo y los delitos de lesa humanidad, para citar y juzgar a los responsables, en ese caso de ese atentado, y nosotros estamos viendo la posibilidad de una presentación ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Nosotros somos los que realmente confiamos en el trabajo que está realizando -silenciosamente y con enormes dificultades- la Unidad Especial que creó el gobierno de Macri, que preside el ex senador Mario Cimadevilla junto con el doctor Raúl Woskoff y el doctor (Adolfo) Athos Aguiar. Consideramos que están haciendo un muy buen trabajo y que existe una posibilidad de que se encare el atentado a la AMIA a través de esa presentación, por lo que estamos trabajando en esa línea. También se está trabajando en el tema del juicio en ausencia. Sabemos que hay críticas de gente de la comunidad, críticas de APEMIA, de Memoria Activa, que son absolutamente válidas, pero esas críticas están sustentadas en una parte de la doctrina jurídica. Esa parte de la doctrina tiene la mirada puesta a las garantías que se le tiene que dar a un imputado en un proceso penal. Pero a la vez otra parte de la doctrina piensa en las víctimas, que tienen el mismo derecho que el imputado, y el juicio en ausencia permite avanzar teniendo la mirada puesta en las víctimas. El riesgo que tiene el juicio en ausencia, es que puede hacer caer las alertas rojas, pero es una posibilidad también. O sea, queremos dar un mensaje de esperanza, sabemos de las dificultades que hay. Es una vergüenza, siempre lo hemos dicho y el mundo lo sabe, que a 22 años del atentado, Argentina no lo haya resuelto, que fue el peor atentado que sufrió la República Argentina y la comunidad judía.

EACh-CGG

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario