septiembre 23, 2017

Atentados/Bélgica. Vocero del Congreso Judío: “No fue sorpresa, debe haber cooperación a nivel mundial”

AJN.- “Hay que tomar muchas medidas y reforzar los servicios secretos para que no vuelva a ocurrir; creo que esto no se puede resolver a nivel local, tiene que haber una cooperación a nivel europeo y mundial, tal vez con Israel, que tiene mucha experiencia en este tipo de terrorismo”, recomendó Michael Thaidigsmann en diálogo con la Agencia Judía de Noticias.

Atentados/Bélgica. Vocero del Congreso Judío: “No fue sorpresa, debe haber cooperación a nivel mundial”
Michael Thaidisgsmann, vocero del Congreso Judío de Bélgica
Atentados/Bélgica. Vocero del Congreso Judío: “No fue sorpresa, debe haber cooperación a nivel mundial”

Michael Thaidisgsmann, vocero del Congreso Judío de Bélgica

AJN.- El triple atentado del martes “no fue una sorpresa, pero sí una conmoción para toda la ciudad; desde noviembre sabíamos que había un problema grave con los terroristas en Bruselas y mucha gente decía que atacarían en cualquier momento, pero era algo hipotético”, declaró el vocero del Congreso Judío de Bélgica, Michael Thaidigsmann (foto), a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

“La gente pensaba que la situación mejoraría después de que arrestaran al terrorista responsable del ataque en París (Salah Abdeslam), pero en cierta manera fue peor: leí que fue el mismo grupo, así que hay un enlace entre los dos atentados”, relacionó.

“Desde el atentado de mayo de 2014 (al Museo Judío de Bruselas) se sabe que la comunidad judía de Bélgica es un blanco y que hay amenazas concretas, entonces hay un alto nivel de protección en las escuelas y otros lugares”, contó el funcionario.

Pero “lo sucedido el martes, como el de París en noviembre, fue un ataque que no tenía como objetivo a la comunidad judía y está claro que estos terroristas no están discriminando: atacan a todo el mundo; fueron dos kamikazes, algo que hasta el año pasado no había pasado en Europa, pero sí en Israel”, subrayó.

“Desde noviembre han puesto muchos militares y policías en las calles”, pero “mi impresión es que no sirve de mucho: un policía no puede estar en todos lados y no sé si hay alguna medida de protección contra un kamikaze con una bomba; solo saber de antemano cuando se está planificando un ataque y cuáles son los grupos terroristas”, admitió Thaidisgsmann.

Para que no vuelva a ocurrir “hay que tomar muchas medidas y reforzar los servicios secretos, y es difícil; creo que esto no se puede resolver a nivel local, tiene que haber una cooperación a nivel europeo y mundial, tal vez con Israel, que tiene mucha experiencia en este tipo de terrorismo, para mirar cómo es posible que estas personas viajen a Siria o Irak para luchar con el Estado Islámico y después vuelvan y cometan ataques de este tipo”, recomendó en diálogo con AJN.

“Creo que las autoridades ya tienen algunos éxitos porque quizás habrían habido más atentados en los últimos meses”, concedió el vocero del Congreso Judío de Bélgica.

Sin embargo, “a largo plazo hay que hacer más esfuerzos en cuanto a los refugiados e inmigrantes: educación, integración, ofrecerles posibilidades y eso…; esto hasta ahora no ha pasado y hay una minoría musulmana muy grande, la mayoría bien integrada”, reconoció.

Por ello, “el debate aquí no es ‘hay que echar a los musulmanes’ o ‘no queremos aceptar refugiados’, pero el reto a futuro es atacar el problema: un grupo pequeño, pero muy importante, que está radicalizado”, promovió el funcionario.

De hecho, “los kamikazes del martes eran belgas cuyos padres llegaron aquí, y si es posible que haya tanta gente radicalizada y mala, de cierta manera es un fracaso del sistema”, señaló a AJN.

Por lo pronto, “Bruselas sigue funcionando y lo más importante es seguir con nuestra vida sin aceptar el dictado de los terroristas; es difícil porque se necesita una gran seguridad y vigilar que no suceda de nuevo un ataque de esa magnitud, pero creo que sería un éxito para ellos si nos adaptamos a sus exigencias y nos dejamos influir”, resaltó Thaidisgsmann.

Además, “en los días que siguen a un ataque estamos muy vigilantes, pero después, poco a poco, la gente se relaja y los terroristas lo saben: si quieren, van a esperar un mes o dos y a atacar de nuevo, por eso es importante encontrar un sistema de alerta permanente”, advirtió.

“Ahora estamos en el nivel más alto, el 4, que significa que hay una amenaza muy concreta, pero no se le va a comunicar a la población porque ello podría causar pánico”, finalizó el vocero del Congreso Judío de Bélgica.

NT-CGG

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario