Medio Oriente

Autoridades libanesas confirman que el terrorista detenido es palestino e integraba una célula de Isis

AJN.- Las autoridades libanesas informaron que Omar Hasan al-Assi – palestino de 25 años de edad, residente en Sidón – es el terrorista detenido cuando intentó hacer estallar un cinturón explosivo en un concurrido café del centro de Beirut. Al Assi era parte de una célula de Isis y las fuerzas de seguridad buscan a sus cómplices.

Las fuerzas de seguridad libanesas están buscando a dos presuntos terroristas suicidas que se cree que son miembros de la célula que planificó el ataque en Beirut durante el fin de semana. Según el periódico libanés The Daily Star, estos dos terroristas conformaban una célula de la organización Estado Islámico junto Omar Hasan Assi, arrestado el fin de semana cuando intentó cometer un atentado suicida en el popular café Costa, en pleno centro de Beirut.

Por su parte, el diario Al-Joumhouria informó que la célula terrorista había planeado llevar a cabo varios ataques suicidas sincronizados en Beirut. Una fuente citada por este periódico indicó que “los intentos de ataques sólo podrían ser cortinas de humo para distraer la atención de otras áreas sensibles donde los terroristas podrían intentar llevar a cabo operaciones más peligrosas y sangrientas”.

El sábado por la noche, Al-Assi entró en una sucursal de Costa Coffee en la concurrida calle Hamra de Beirut con la intención de llevar a cabo un ataque con explosivos. Fue detenido por una fuerza conjunta de la División de Información de las Fuerzas de Seguridad Internas y la Inteligencia del Ejército.

La prensa local detalló que el detenido sería partidario y seguidor del islamista radical jeque Ahmad al-Assir.  Los seguidores de Assir se enfrentaron con el ejército en 2013 en el sur del Líbano, en la ciudad de Abra, cerca de Sidón. Al-Assi supuestamente no participó en los enfrentamientos de Abra, pero resultó herido durante batallas con las Brigadas de Resistencia afiliadas a Hezbollah.

También había sido asignado a la atención de heridos en la mezquita Bilal bin-Rabah, donde Ahmad al-Assir era jeque. Después de los enfrentamientos de Abra, Assi trabajó en un supermercado local antes de conseguir un trabajo como enfermero en el hospital Hammoud, uno de los centros médicos más grandes en el área.

Según un comunicado del ejército, cuando fue detenido el sábado por la noche llevaba adosado al cuerpo un cinturón explosivo de 8 kilogramos, cargado con metralla, para causar el mayor número posible de víctimas.

Te puede interesar

Deja un comentario