septiembre 25, 2017

Avances. Cirugía milagrosa permite a un niño escuchar por primera vez

AJN.- Por primera vez en Israel, el Centro Médico Shaare Zedek de Jerusalem realizó un implante avanzado de tronco encefálico en un niño de cinco años que había nacido sordo porque carecía de un nervio auditivo.

AJN.- Thomas Roland, jefe del departamento de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello, estuvo acompañado por colegas del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York que viajaron desde Manhattan para asistir en la inusual operación, realizada y supervisada por Shaare Zedek, Cirujanos de la garganta, neurocirujanos y terapeutas del habla.

Desde el desarrollo de los implantes cocleares, el número de personas sordas en el mundo ha disminuido significativamente, y en la mayoría de los casos el implante se conecta bien con el nervio auditivo y permite a los sordos a escuchar. El implante es particularmente exitoso en los bebés que nacen sordos y se someten a la cirugía a una edad temprana. También se realiza en adultos que tenían una audición normal pero se volvieron sordos por varias razones.

En un pequeño número de casos en los que el nervio auditivo está ausente o no funciona, los implantes cocleares no son la solución. En tales casos, un implante innovador, llamado un implante avanzado del tronco del cerebro, se inserta quirúrgicamente en una localización específica en el tronco encefálico en el área del núcleo auditivo, con el fin de evitar el nervio auditivo faltante.

Trasplantar el dispositivo requiere la cooperación entre tres tipos de expertos: cirujanos otorrinolaringólogos, cirujanos cerebrales y clínicos de trastornos de comunicación.

La operación es compleja y se está realizando en muy pocos centros médicos en todo el mundo.

Después de una serie de pruebas se discernió que el niño no tenía nervio auditivo y que un implante coclear no sería suficiente, se decidió realizar la cirugía con la participación de expertos de la Universidad de Nueva York, con la que Shaare Zedek coopera regularmente.

Los médicos son muy optimistas de que la capacidad del niño para hablar y comunicarse con su entorno mejorará con el tiempo. El equipo de NYU volvió a Jerusalem en marzo y activó el dispositivo, y vieron que probablemente funcione.

El niño ahora puede oír, pero todavía necesita ser rehabilitado.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario