Israel

Condena internacional a la ley israelí de Regulación de Asentamientos

AJN.- Por Roxana Levinson, corresponsal en Israel. Estados Unidos es prácticamente el único país que guarda silencio desde que fuera aprobada en Israel la Ley de Regulación de Asentamientos en los Territorios. Desde la ONU, su enviado especial, la Unión Europea y la Liga Árabe, todos condenan al unísono. La Cancillería israelí difundió explicaciones.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, condenó desde París la aprobación de la ley y el “robo de tierras de los palestinos y su entrega a los colonos”. Según Abbas, la Autoridad Palestina ya se dirigió a organismos internacionales en contra de esta “agresión israelí, que recibirá la respuesta apropiada del pueblo palestino”.

Abbas aprovechó para criticar también a la primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, por haber invitado a su par israelí, Binyamin Netanayhu a conmemorar 100 años de la Declaración Balfour. “Esta declaración es una tragedia para el pueblo palestino, y Gran Bretaña no puede celebrarla”.

Mahmoud Abbas hizo estas declaraciones tras reunirse con el presidente francés, François Hollande, quien también expresó su condena a la Ley de Regulación y dijo que “abre la puerta a la anexión de tierras”. También afirmó que espera que el gobierno israelí se retracte de esta decisión.

El enviado especial de la ONU para Medio Oriente, Nikolay Mladenov, advirtió que esta ley tendrá “graves consecuencias legales para Israel y su condición de democracia”. Mladenov aseguró que, con la aprobación de esta norma, el gobierno israelí “ha cruzado una línea roja muy muy gruesa”.

También el secretario general de la ONU, António Guterres se refirió al tema y dijo que “esta ley contraviene la legislación internacional y tendrá consecuencias legales de largo alcance para Israel”.

Reprobación de amigos y enemigos

La Liga Árabe su sumó a las expresiones de condena y acusó a Israel de robar tierras de palestinos. El secretario general de la Liga, Ahmad Abul Gheit, aseguró en un comunicado que “la citada ley no es más que un pretexto para robar tierra y hacerse con las propiedades privadas de los palestinos y demuestra que el gobierno israelí es totalmente cautivo de las corrientes de extrema derecha que no creen en la solución basada en dos estados”.

Por su parte, el ministro jordano de Información dijo que esta ley contradice la ley internacional y las resoluciones de Naciones Unidas. Muhammad Momani dijo que “esta medida provocativa de Israel podría terminar con toda esperanza de paz en la región. Según el funcionario jordano, esta ley podría exacerbar los sentimientos de los musulmanes y arrastrar a la región a más violencia y extremismo”.

También Turquía repudió la nueva ley israelí. En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores en Ankara aseguró que “la actividad de asentamientos de Israel no es legal y obstruye la solución de dos estados”.

En Gran Bretaña, el ministro de Asuntos de Medio Oriente, Tobias Ellwood, advirtió que la ley “allana el camino para un verdadero crecimiento de las colonias en toda la Margen Occidental, algo que amenaza la solución de dos estados”. Según este funcionario, la Ley de Regulación “perjudica el status de Israel entre sus amigos en el ámbito internacional”.

El canciller francés, Jean Marc Herault advirtió que esta legislación podría aumentar aún más las tensiones en la zona y llamó a Israel a respetar sus compromisos internacionales. Según Herault, la Ley de Regulación atenta contra la fórmula de dos estados, que es – a su entender – la única solución para lograr una paz justa y duradera en Medio Oriente.

El gobierno alemán declaró que la aprobación de esta nueva norma ha “quebrantado de manera duradera” la confianza que tenía Alemania en el compromiso de Israel por una solución de dos estados.

Incluso la Secretaría de Relaciones Exteriores de México difundió un comunicado  según el cual “la expansión de los asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Oriental representa un obstáculo mayor al proceso de paz”.

Un encuentro entre Israel y la Unión Europea que iba a llevarse a cabo a fin de mes en Bruselas fue suspendido hasta nuevo aviso. Se trata de una reunión acordada con la intención de retomar una rutina de trabajo y plenas relaciones entre Europa e Israel, tras años de tensión debida al congelamiento de las negociaciones de paz y la política de los asentamientos. La alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, dijo ayer que los preparativos para el encuentro ya comenzaron, pero que hasta ahora no fue anunciado formalmente. Se estima que la reunión fue postergada como señal de protesta de varios países por los anuncios de Israel sobre construcción en los asentamientos y la aprobación de la nueva ley.

El Ministerio de Relaciones Exteriores en Israel distribuyó entre sus representaciones diplomáticas en el mundo un documento para que puedan explicar la ley a nivel local. Este texto indica que los derechos y la utilización de las tierras pasarán a las autoridades hasta que se logre un acuerdo de paz y que la nueva legislación se refiere a un número reducido de casos y no es una autorización para confiscar tierras.

Te puede interesar

Deja un comentario