septiembre 20, 2017

Conflicto interno en el Partido Laborista por la posible incorporación al gobierno

AJN.- La noticia de la posible incorporación del Partido Laborista (Avodá) al gobierno de Binyamin Netanyahu desató una serie de rumores y especulaciones, principalmente en torno a qué ofreció el primer ministro a cambio de lograr un gabinete de unidad. Dentro de Avodá, esta situación generó un enfrentamiento que amenaza con dividir al partido. Mientras el líder de la oposición, Itzjak Hertzog, discute con el primer ministro Binyamin Netanyahu un posible ingreso a la coalición de gobierno, dentro de su partido – Avodá (Laborista) – aumentan las tensiones y hasta amenazas de una división interna. A última hora de ayer, dentro del partido compartían la sensación de que, en realidad, Hertzog ya había tomado la decisión de incorporarse al gobierno, incluso sin obtener una respuesta positiva y real a sus exigencias al primer ministro. Sin embargo, esta madrugada se dio a conocer un comunicado de Itzjak Hertzog en el que asegura que “no hay ningún acuerdo, no hay nada cerrado”. “La política regional y el conflicto palestino-israelí fue y sigue siendo el principal punto de desacuerdo. La negociación está trabada en torno a la posibilidad de avanzar en la separación de los palestinos y a otros temas fundamentales de la política israelí”, continúa el comunicado. El texto también indica que “al parecer, el primer ministro se dejó amedrentar por los factores de extrema derecha que tiene a su alrededor”. Unas horas antes, su principal rival dentro del partido, Sheli Yejimovich, se pronunció en forma abierta y tajante en contra de la incorporación de Avodá al gobierno que encabeza Binyamin Netanyahu. “Lamentablemente, tal y como se ven las cosas ahora, y con esas propuestas de Binyamin Netanyahu que son ridículas y carentes de todo contenido, vamos hacia una situación de humillación”, dijo Yejimovich. “No tengo intención de dejar pasar por alto esto y pienso luchar por la imagen de mi partido. Se trata de una lucha ética, de valores, en la que tengo muchos seguidores y si es necesario habrá un enfrentamiento. Pienso utilizar todas las herramientas a mi alcance, públicas, políticas, parlamentarias, judiciales, para lograr una definición verdadera. Si mi partido inicia un proceso tan humillante, tengo intención de luchar y de vencer en este enfrentamiento”, advirtió. En declaraciones a medios locales, Yejimovich advirtió también que convocaría a una reunión plenaria del partido para frenar el proceso que inició Hertzog, quien le respondió que “no estamos en la película El Padrino” y que no acepta sus amenazas. R.L

  • por R.L.
  • 18 mayo, 2016
  • Israel

AJN.- La noticia de la posible incorporación del Partido Laborista (Avodá) al gobierno de Binyamin Netanyahu desató una serie de rumores y especulaciones, principalmente en torno a qué ofreció el primer ministro a cambio de lograr un gabinete de unidad. Dentro de Avodá, esta situación generó un enfrentamiento que amenaza con dividir al partido.

Mientras el líder de la oposición, Itzjak Hertzog, discute con el primer ministro Binyamin Netanyahu un posible ingreso a la coalición de gobierno, dentro de su partido – Avodá (Laborista) – aumentan las tensiones y hasta amenazas de una división interna.

A última hora de ayer, dentro del partido compartían la sensación de que, en realidad, Hertzog ya había tomado la decisión de incorporarse al gobierno, incluso sin obtener una respuesta positiva y real a sus exigencias al primer ministro. Sin embargo, esta madrugada se dio a conocer un comunicado de Itzjak Hertzog en el que asegura que “no hay ningún acuerdo, no hay nada cerrado”. “La política regional y el conflicto palestino-israelí fue y sigue siendo el principal punto de desacuerdo. La negociación está trabada en torno a la posibilidad de avanzar en la separación de los palestinos y a otros temas fundamentales de la política israelí”, continúa el comunicado.

El texto también indica que “al parecer, el primer ministro se dejó amedrentar por los factores de extrema derecha que tiene a su alrededor”.

Unas horas antes, su principal rival dentro del partido, Sheli Yejimovich, se pronunció en forma abierta y tajante en contra de la incorporación de Avodá al gobierno que encabeza Binyamin Netanyahu.

“Lamentablemente, tal y como se ven las cosas ahora, y con esas propuestas de Binyamin Netanyahu que son ridículas y carentes de todo contenido, vamos hacia una situación de humillación”, dijo Yejimovich. “No tengo intención de dejar pasar por alto esto y pienso luchar por la imagen de mi partido. Se trata de una lucha ética, de valores, en la que tengo muchos seguidores y si es necesario habrá un enfrentamiento. Pienso utilizar todas las herramientas a mi alcance, públicas, políticas, parlamentarias, judiciales, para lograr una definición verdadera. Si mi partido inicia un proceso tan humillante, tengo intención de luchar y de vencer en este enfrentamiento”, advirtió.

En declaraciones a medios locales, Yejimovich advirtió también que convocaría a una reunión plenaria del partido para frenar el proceso que inició Hertzog, quien le respondió que “no estamos en la película El Padrino” y que no acepta sus amenazas.

R.L

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario