septiembre 25, 2017

Críticas a Le Pen por sus declaraciones sobre el Holocausto

AJN.- Tras las duras afirmaciones de la candidata presidencial, Marine Le Pen, sobre la responsabilidad de Francia en la deportación de los judíos de su territorio durante la Segunda Guerra Mundial, funcionarios y medios de comunicación de todo el mundo condenaron las declaraciones y criticaron a la candidata de ultra derecha.

La candidata a la presidencia de Francia, Marine Le Pen, recibió una gran cantidad de críticas tras haber negado el pasado domingo la responsabilidad de su país en las redadas contra los judíos en la Segunda Guerra Mundial.

En una entrevista a varios medios, Le Pen aseguró que Francia no era responsable de las detenciones a judíos del 16 y 17 de julio de 1942, durante la ocupación nazi. “No creo que Francia sea responsable del Vel d’Hiv -o Velódromo de invierno-. Creo que, si hubo responsables, fueron los que estaban en el poder en ese momento. Esto no es Francia”.

Las declaraciones de Le Pen provocaron indignación en altos funcionarios y medios de comunicación de todo el mundo. Israel condenó los dichos manifestando que son contrarios a la verdad histórica, tal como se expresa en las declaraciones de los sucesivos presidentes franceses que reconocieron la responsabilidad de Francia por el destino de los judíos franceses que perecieron en el Holocausto.

“Este reconocimiento apuntala los acontecimientos anuales que conmemoran el aniversario de la expulsión de los judíos de Francia y el estudio del Holocausto en el sistema educativo, elementos importantes en la lucha contra el antisemitismo, que desafortunadamente vuelve a levantar la cabeza”, expresó el Ministerio de Relaciones Exteriores israelí a través de un comunicado.

Durante años, el principal obstáculo político de Le Pen ha sido convencer a los críticos de que se ha distanciado suficientemente de la dura historia del Frente Nacional, una coalición de extrema derecha que su padre fundó a mediados de los años setenta y que podría llevar al poder por primera vez.

Su padre, Jean-Marie Le Pen, de 88 años, una vez se refirió a las cámaras de gas nazis como un “detalle de la historia”. Sus declaraciones generaron la expulsión del Frente Nacional del ámbito político por décadas. No obstante, para muchos, el partido actualmente es sinónimo de racismo y antisemitismo.

A pesar de que Marine Le Pen ha insistido en que ella no es heredera ideológica de su padre, sus intentos por des-demonizar al Frente Nacional han sido cada vez más errados. Además de sus comentarios sobre el Velódromo de invierno, Benoît Loeuillet, un funcionario de su partido fue duramente criticado por negar el Holocausto: “No creo que haya habido tantas muertes. No hubo 6 millones. No hubo asesinatos en masa como se ha informado”. Posteriormente, el funcionario fue expulsado del Frente Nacional.

Por otro lado, varios críticos han notado el antisemitismo de Le Pen en el uso de frases y personas que evocan ciertos estereotipos que ella no tiene que definir explícitamente. En sus discursos de campaña frecuentemente acusa a Patrick Drahi, un magnate de las telecomunicaciones franco-israelí, de dirigir una conspiración financiera internacional encaminada a llevar al poder a su principal oponente, Emmanuel Macron.

Tras las declaraciones de la candidata de derecha, Macron no tardó en expresar su opinión en sus redes sociales: “La señora Le Pen ha cometido un grave error político e histórico. Este el verdadero rostro de la extrema derecha francesa con la que estoy luchando”.

Por su parte, los grupos judíos también condenaron los dichos de la candidata, declarados un día antes del comienzo del Pésaj. “A través de estas observaciones, Marine Le Pen es parte del régimen de Vichy y colaboracionista de su padre y los fundadores del Frente Nacional”, difundió en un comunicado el Consejo Representativo de Instituciones Judías Francesas (CRIF), la organización judía de defensa más grande de Francia.

La Redada del Velódromo de Invierno

En la madrugada del 16 de julio de 1942, la policía francesa, con el apoyo del régimen francés de Vichy, arrestó a unos 13 mil judíos de todo París y los envió al Vel d’Hiv -o Velódromo de invierno-, un famoso estadio situado en el distrito XV, que había acogido los Juegos Olímpicos de Verano de 1924. Muchos de los arrestados fueron retenidos allí antes de ser enviados a otras ciudades francesas y dirigidos más tarde a los campos de exterminio que la Alemania nazi tenía en el Este de Europa.

La razón por la que el Vel d’Hiv permanece en la memoria nacional de Francia es debido a que la redada fue llevada a cabo por la policía francesa, y no por los ocupantes alemanes. En una república dedicada a elevar los ideales de igualdad y ciudadanía universal -y que había emancipado legalmente a sus judíos mucho antes que cualquiera de sus vecinos europeos-, la redada expuso la mortífera hipocresía de la colaboración con el régimen nazi, explicó el diario Washington Post.

En 1995, el entonces presidente Jacques Chirac expresó en el estadio: “Francia, patria de la Ilustración y de los derechos del hombre, tierra de acogida y de asilo. Francia, ese día, cometió lo irreparable. Rompiendo su palabra, entregó a sus verdugos a aquellos que estaban bajo su protección”.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario