July 23, 2017

David Prinstein: “Nos sentimos como hijos de padres divorciados porque somos nacionales cubanos, pero amamos a Israel”

AJN.-Así lo aseguró David Prinstein, vicepresidente de la comunidad hebrea cubana, en diálogo con la Agencia AJN. También afirmó que “se han incrementado mucho los viajes de Estados Unidos a Cuba, y eso trae un incremento de visitantes a la isla y a la comunidad”.

  • por L.V.
  • 29 Septiembre, 2016
  • Cuba
  • 38 Vistas
  • 0
David Prinstein: “Nos sentimos como hijos de padres divorciados porque somos nacionales cubanos, pero amamos a Israel”

En una entrevista con la Agencia AJN, David Prinstein, vicepresidente de la comunidad hebrea cubana, se refirió a la situación social y económica de Cuba, después de que se reabrieran las relaciones con Estados Unidos. También contó cómo es la relación con el gobierno cubano y cómo se prepara la comunidad judía para recibir el Rosh Hashaná (año nuevo judío). Además, Prinstein declaró que las cosas en Cuba mejoran lentamente y que “se han incrementado mucho los viajes de Estados Unidos a Cuba, y eso trae un incremento de visitantes a la isla y a la comunidad”.

Las conversaciones entre Cuba y los Estados Unidos para retomar su relación comenzaron en 2014, después de 50 años de enemistad. El 20 de julio de 2015 abrió la embajada estadounidense en Cuba y el 17 de diciembre, del mismo año, los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, anunciaron que se restablecerían las relaciones entre ambos países. En febrero de este año, el presidente Obama visitó la Isla, en lo que fue considerado un acontecimiento histórico.

“Verdaderamente creemos que, en algún momento, podremos recibir más ayuda cuando no exista realmente más el embargo (comercial, económico y financiero), que verdaderamente afecta mucho a la isla y dentro de los afectados estamos nosotros. Y esperemos que en algún momento esto ya sea parte de la historia”, expresó el líder de la comunidad judía cubana.

¿Cómo se están preparando para el Rosh Hashaná?
La Comunidad cada año acoge esta festividad como la santa fiesta, una de las festividades más importantes del calendario hebreo. Estaremos recibiendo más de 170 feligreses en la noche del 2 de octubre, y la Organización Juvenil, junto con los líderes de los servicios religiosos, nos han preparado una serie de actividades para que la fiesta tenga la motivación y la connotación necesaria.

¿Cómo está terminando el año la Comunidad?
El año está terminando muy bien, la verdad que la comunidad judía cubana, a lo largo de los años, ha ido creciendo en actividades y desarrollo de diferentes proyectos y programas comunitarios. Recientemente viajaron a Israel 10 madres cubanas, en un programa que es pionero para nosotros, donde cada una de ellas vino verdaderamente enriquecida de haber logrado este cambio importante con otras madres de diferentes países de Latinoamérica y de Israel propiamente. Tuvieron posibilidades de visitar lugares históricos, lugares de gran importancia en la propia tierra de Israel.

¿Cómo están las cosas desde que comenzaron las relaciones con EEUU?
Como hemos dicho en otras ocasiones, la comunidad judía en Cuba goza de excelentes relaciones con el Estado y el gobierno cubano. Son relaciones de respeto mutuo, relaciones de respaldo y apoyo al propio desarrollo comunitario y el haberse realizado ya la apertura de las relaciones entre ambos países, ayuda a que muchos grupos incrementen su visita al país y, de hecho, a la comunidad hebrea. Y que la gente aporte en el desarrollo y en la cantidad de proyectos que tenemos es porque apoya más a la comunidad de lo que hasta ahora lo había hecho.
Verdaderamente creemos que, en algún momento, podremos recibir más ayuda cuando se logre un mayor nivel de estabilización, cuando no exista realmente más el embargo, que verdaderamente afecta mucho a la isla y dentro de los afectados estamos nosotros. Y esperemos que en algún momento esto ya sea parte de la historia. Una de las cuestiones que nosotros estamos tratando de que en algún momento pueda pasar, es el restablecimiento de las relaciones de Cuba con Israel, es algo que realmente añoramos mucho, la comunidad judía de Cuba llegará a la cumbre de su vida cuando logre que Israel y Cuba restablezcan relaciones. Nos sentimos como hijos de padres divorciados porque somos nacionales cubanos, pero realmente amamos el Estado de Israel y es parte de nosotros, de nuestra vida, de nuestra historia, un legado importante que dejaron nuestros antepasados. Por lo tanto, cuando vemos que hay conflicto entre ambos países, evidentemente nos duele que pase tanto de un lado como de otro. Nos sentimos como hijos de padres divorciados porque son dos países que amamos y son dos países que siempre vamos a preferir y al cual vamos a pertenecer.
En ese sentido, Cuba siempre va a estar enfocada y trabajando en la defensa de su historia, de su legado, de todo lo que nuestros antepasados han dejado y nuestra vida es tratar de seguir trabajando por el fortalecimiento de esta pequeña comunidad que ama Israel.

Actualmente, ¿hay estadounidenses que están viajando a Cuba?
Sí, se han incrementado mucho los viajes de Estados Unidos a Cuba, y el incremento trae un incremento de visitantes a la Isla y a la Comunidad. Cuando son judíos, claramente quieren visitar y conocer cómo es nuestra vida, cómo hemos estado; eso, de alguna manera, ayuda.

Y los cubanos que se fueron, ¿están volviendo?
Sí, están viniendo muchos cubanos, que estuvieron, por tiempo indefinido, fuera de la Isla. Lo mismo está viniendo gente que ha estado 20 años fuera, como gente que se fue hace dos. Los cubanos regresan a visitar y a ayudar a su familia. Hay que entender que los cubanos que se han ido de Cuba, sobre todo han salido por situaciones económicas, han ido a buscar un futuro o recursos económicos en otros lugares, sobre todo a los Estados Unidos, para poder ayudar a sus familias, pero no fue porque eran perseguidos o porque fueran personas de interés para el gobierno cubano. Por el contrario, son inmigraciones de gente joven que busca un futuro mejor. Personas que, evidentemente, buscan satisfacer la necesidad cada uno de ellos de ayudar a su familia.

¿Está mejorando la economía ahora que se abrieron las relaciones entre Estados Unidos y Cuba?
Todavía es muy pronto para que se pueda ver un mejoramiento de la situación económica. Creo que se está dando paso un poco más lento de lo que la gente quiere, pero quizás sea necesario. Cuando hay un proceso de cambio no puede ser rápido, porque si no colapsa el sistema o la economía. Creo que están dando paso de a poco, se han abierto negocios privados sobre todo con la idea de restaurantes, que han dado una gran connotación a la cuestión privada, y así poco a poco se irán adoptando otros mercados y se podrá avanzar un poco más. También me imagino que el Estado buscará agrandar el mercado de turismo en Cuba por las condiciones meteorológicas, la belleza de las playas, la calidad del clima tropical. El país tiene mucho que hacer en el mejoramiento del turismo, agrandar las instalaciones hoteleras, ofrecerle mejores prestaciones, para que pueda venir a Cuba una mayor cantidad de Turismo.

Decía que la comunidad tenía muy buena relación con el gobierno cubano…
La comunidad judía, que tiene 1200 integrantes en toda la Isla, siempre ha tenido una muy buena relación con el gobierno de Cuba, hemos tenido dos presidentes en festividades de Janucá, en el año ‘98 con Fidel Castro y en el año 2010 con Raúl, también tuvimos visitas durante festividades del vicepresidente primero Díaz-Canel.
Hay un muy buen diálogo interreligioso, tenemos una plataforma donde están la mayoría de las religiones que hay en Cuba. Nosotros como comunidad judía somos parte de ella. Ahí nos sentamos con diferentes líderes religiosos de la gran diversidad religiosa que hay en Cuba, tanto islámica, como los católicos, el consejo de la iglesia de Cuba, budistas, religiones cubanas, etcétera.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario