August 22, 2017

Debido a un conflicto entre Fatah y Hamás: Gaza tiene electricidad tres horas cada doce

AJN.- Los habitantes de Gaza sufren, desde hace unos días, cortes de energía eléctrica debido a un conflicto entre la Autoridad Palestina y la Organización Hamás, que gobierna la Franja. La crisis – que no es nueva – se centra en el pago de impuestos al combustible que la Autoridad Palestina compra de Israel y que ya no quiere solventar sin participación de Hamás.

La mayor parte de los residentes en Gaza tienen serios problemas de cortes del suministro de energía eléctrica durante al menos tres horas cada doce ya que, debido a la falta de combustible, solo funciona uno de los generadores de la única planta eléctrica.

Según un comunicado conjunto de la Compañía Eléctrica y la Corporación de Energía de Gaza, los nuevos cortes afectarán a la mayoría de las localidades de la Franja, donde viven dos millones de personas. Según el comunicado, de los cerca de 600 megavatios necesarios para satisfacer las necesidades energéticas, “hay disponibles en Gaza 147 al día, por lo que tenemos una escasez de 438 megavatios”.

Esta situación no es nueva y es consecuencia del desacuerdo entre la Autoridad Palestina y Hamás sobre el pago del impuesto especial al combustible que se utiliza en la planta de energía eléctrica.

La Autoridad Palestina compra de Israel el combustible que se transfiere a la Franja de Gaza, a precio completo, con todos los impuestos. En 2015 el gobierno de la AP anunció que ya no está dispuesto a seguir pagando ese impuesto solo y que el gobierno de Hamás debe participar en los costos de la compra de combustible para su central eléctrica, la principal fuente de energía en la Franja.

Desde un comienzo Hamás se negó a pagar y la AP decidió darle una prórroga de dos meses, durante los cuales siguió abonando el precio completo. Desde entonces, cada vez que la Autoridad Palestina deja de pagar ese impuesto, los habitantes de la Franja tienen problemas con la electricidad.

Esta vez la crisis es especialmente grave ya que, además de la parte que llega directamente desde Israel por líneas de alta tensión, otra es producida en Egipto, que ahora tiene problemas por huelgas en la planta de El Arish, en el norte de la Península del Sinaí.

Esta situación ha generado malestar en la Franja y, a principios de semana incluso hubo manifestaciones de protesta, especialmente en el campamento de refugiados Nuseyrat.

Mientras tanto, la calefacción de los hogares por medio de fogatas se ha convertido en un fenómeno extendido en toda la Franja de Gaza y el uso de velas en lugar de energía eléctrica. Ello ha provocado gran cantidad de incendios e incluso la muerte de niños por quemaduras o asfixia.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario