Israel

Diputado árabe israelí es investigado bajo sospecha de que entregó teléfonos móviles a presos de seguridad

AJN.- El diputado Basel Ghattas, de la Lista Árabe Unida, es investigado bajo sospecha de que entregó decenas de teléfonos celulares a presos de seguridad palestinos, cuando visitó la prisión de Ketziot. La semana pasada, investigadores policiales quisieron interrogarlo al término de una visita, pero Ghattas se negó, y alegó que tiene inmunidad parlamentaria.

El legislador, Basel Ghattas, del Partido Árabe Democrático, integrado en la coalición Lista Árabe Unida, será interrogado próximamente por la policía en relación con los doce teléfonos incautados ayer a dos presos palestinos de seguridad, tras una visita que les hizo en la prisión de Ketziot.

La semana pasada, efectivos policiales lo estaban esperando cuando terminó su visita a dos presos y le pidieron que los acompañara para interrogarlo, pero Ghattas se negó, argumentando que tiene inmunidad parlamentaria. La Policía se dirigió al asesor letrado del gobierno, quien autorizó que le tomaran declaración indagatoria.

La policía sospechaba que podía intentar huir del país, tal como lo hizo su primo, el ex legislador árabe israelí Azmi Bishara. Fuentes policiales aseguraron a Radio Kol Israel que, si no se tratara de un legislador, Ghattas ya estaría preso, ya que se trata de delitos de seguridad sumamente graves.

El legislador Ghattas también es investigado por sospechas de irregularidades financieras en su partido, blanqueo de capitales y falsificación de documento público.

La investigación comenzó en forma encubierta hace algunas semanas y la información de inteligencia que logró obtener el Servicio Penitenciario indicaba que Ghattas introducía dentro de la cárcel decenas de teléfonos celulares extremadamente pequeños.

Se trata de dos presos que pertenecen a la organización Fatah, con extensas condenas por el asesinato del soldado Moshe Tamam. Después de la visita de Ghattas los teléfonos fueron encontrados en poder de los reos.

Por su parte, el legislador Basel Ghattas reaccionó diciendo que “éste es un nuevo capítulo en la persecución política contra los líderes de la población árabe”. En un comunicado acusó a la policía de “intentar quebrar al partido Balad”, al que pertenece.

El primer ministro  Binyamin Netanyahu dijo que, si las sospechas contra el legislador Ghattas se verifican, entonces es un delito grave contra la seguridad del Estado y de los ciudadanos de Israel. “El que perjudica la seguridad del Estado debe ser severamente castigado y no puede ejercer un cargo en el Parlamento de Israel”.

Deja un comentario