June 26, 2017

El ejército israelí demolió la vivienda de un terrorista, dos soldados resultaron heridos

AJN.- Durante la demolición de la casa de del terrorista Hassin Abu Ghosh, en el campamento de refugiados de Qalandia, se produjeron violentos entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes. Dos soldados resultaron heridos por un explosivo improvisado que les arrojaron. De acuerdo con la Media Luna Roja, ocho palestinos resultaron heridos. Efectivos de las Fuerzas de Defensa de Israel, la Policía Militar y la Gendarmería demolieron la vivienda de Hassin Abu Ghosh, el terrorista que asesinó a puñaladas a la joven israelí Shlomit Krigman en el asentamiento Beit Horon, en enero pasado. En el lugar se produjeron incidentes cuando un grupo de palestinos arrojó bombas Molotov y explosivos caseros hacia los soldados israelíes. Los efectivos respondieron lanzando gases lacrimógenos y luego con disparos. De acuerdo con la agencia de noticias palestina Maan, ocho palestinos resultaron heridos, dos de ellos por disparos de armas de fuego. El ejército confirmó este informe. El 25 de enero pasado, Abu Ghosh (17) e Ibrahim Alaan (23), de la aldea palestina Beit Ur al-Tahta, se infiltraron en el asentamiento Beit Horon, cerca de Jerusalem, y apuñalaron a los compradores que se encontraban en una tienda local de comestibles. Ambos fueron abatidos por un guardia de seguridad que llegó desde la entrada del asentamiento.  Shlomit Krigman r esuló herida de gravedad, y murió al día siguiente del ataque, a causa de las lesiones. Otra mujer sufrió heridas leves. Los padres de Ghosh habían apelado contra la demolición de su casa, donde viven con sus seis hijos, con el argumento de que su hijo era menor de edad cuando realizó el ataque. Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia rechazó esta petición la semana pasada, citando las alertas tempranas del Servicio de Seguridad (Shin Bet) a la familia, como prueba de que se les había dado muchas oportunidades para prevenir el ataque. Los jueces determinaron que no había motivo para rechazar la orden de demolición, que ya había sido firmada por el Comandante de la Región Central de las Fuerzas de Defensa de Israel, General de División Roni Numa. R.L

  • por Roxana
  • 20 Abril, 2016
  • Israel
  • 14 Vistas
  • 0

AJN.- Durante la demolición de la casa de del terrorista Hassin Abu Ghosh, en el campamento de refugiados de Qalandia, se produjeron violentos entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes. Dos soldados resultaron heridos por un explosivo improvisado que les arrojaron. De acuerdo con la Media Luna Roja, ocho palestinos resultaron heridos.

Efectivos de las Fuerzas de Defensa de Israel, la Policía Militar y la Gendarmería demolieron la vivienda de Hassin Abu Ghosh, el terrorista que asesinó a puñaladas a la joven israelí Shlomit Krigman en el asentamiento Beit Horon, en enero pasado.

En el lugar se produjeron incidentes cuando un grupo de palestinos arrojó bombas Molotov y explosivos caseros hacia los soldados israelíes. Los efectivos respondieron lanzando gases lacrimógenos y luego con disparos.

De acuerdo con la agencia de noticias palestina Maan, ocho palestinos resultaron heridos, dos de ellos por disparos de armas de fuego. El ejército confirmó este informe.

El 25 de e251823nero pasado, Abu Ghosh (17) e Ibrahim Alaan (23), de la aldea palestina Beit Ur al-Tahta, se infiltraron en el asentamiento Beit Horon, cerca de Jerusalem, y apuñalaron a los compradores que se encontraban en una tienda local de comestibles. Ambos fueron abatidos por un guardia de seguridad que llegó desde la entrada del asentamiento. 

Shlomit Krigman r esuló herida de gravedad, y murió al día siguiente del ataque, a causa de las lesiones. Otra mujer sufrió heridas leves.

Los padres de Ghosh habían apelado contra la demolición de su casa, donde viven con sus seis hijos, con el argumento de que su hijo era menor de edad cuando realizó el ataque. Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia rechazó esta petición la semana pasada, citando las alertas tempranas del Servicio de Seguridad (Shin Bet) a la familia, como prueba de que se les había dado muchas oportunidades para prevenir el ataque.

Los jueces determinaron que no había motivo para rechazar la orden de demolición, que ya había sido firmada por el Comandante de la Región Central de las Fuerzas de Defensa de Israel, General de División Roni Numa.

R.L

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario