June 28, 2017

Entrevista al juez Fiumara: El juicio en ausencia constituye “una posibilidad para luchar contra la transnacionalidad del terrorismo” en la causa AMIA

AJN.- Así lo aseguró a AJN Franco Marcelo Fiumara, juez italo-argentino integrante del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 4 del Departamento Judicial La Matanza. El también profesor especializado en la temática de la Shoá explicó que el proyecto “buscará combatir delitos transnacionales y permitirá juzgar a los iraníes acusados por el ataque a la AMIA”. Además, se extenderá también a la venta ilegal de armas y la trata de personas.

  • por Lais
  • 27 Noviembre, 2016
  • Argentina
  • 12 Vistas
  • 0
Entrevista al juez Franco Fiumara: El juicio en ausencia constituye “una posibilidad para luchar contra la transnacionalidad del terrorismo” en la causa AMIA

Por otro lado, Fiumara destacó el papel de Italia junto a la administración de justicia argentina y su posibilidad de “contribuir desde su posición en la Unión Europea”.

Se está debatiendo implementar en el Derecho Penal argentino la posibilidad del proyecto de Ley de juicio en ausencia para aplicarlo en casos de terrorismo, lo que compromete al atentado a la AMIA. ¿Cómo se involucró en este tema y cuál es postura?

FM.- Soy profesor titular de Procesal Penal en la facultad de Derecho y también tengo la misma materia en el doctorado de Ciencia Jurídica, de la cual soy coordinador en la Universidad Nacional de La Matanza. Además, tuve la ventaja de trabajar muchos años en Italia, un Estado que justamente tiene instalados juicios por ausencia, con una modificación en 2014 por una observación de la Corte Europea. Esta sostuvo que los juicios en ausencia son cuestiones técnicas de muy delgada fibra jurídica, pero que se pueden seguir aplicando en delitos de terrorismo y otras magnitudes como tráfico de armas. Siempre me interesó el tema y considero que es una de las posibilidades que tenemos para luchar contra el terrorismo y la transnacionalidad del terrorismo. Entonces, si nos quedamos con este conservadurismo jurídico que tenemos en la Argentina, vamos detrás de la tecnología. Hay que aggiornar las armas jurídicas. En Argentina, esto fue resistido 20 años atrás, cuando se cambió el sistema acusatorio y se creó la oralidad. En la provincia de Buenos Aires, los juicios por jurado están funcionando y los abreviados son sostenidos por todo el sistema judicial. Muchos detenidos, en su lógica de defensa, se acogen para no ir a un juicio oral y no vulnerar el derecho de defensa, que es con lo que se ataca en los juicios en ausencia.

¿A qué se debe el ejemplo de Italia y qué analogía puede tener con lo que ocurriría en la Argentina?

FM.- Voy a dar un motivo técnico y uno personal. El lado técnico se debe a que Italia ayudó a la República Argentina cuando ocurrió la dictadura, al igual que hizo Francia con el tema de las monjas y Suecia, Alemania o España con el caso Scilingo. Italia, con su pedido internacional por los juicios en ausencia, había encorsetado que los militares no podían salir de Argentina, un caso muy conocido es el de la italiana Ángela María Aieta de Gullo. Si eso en su momento le sirvió a nuestro país y, hoy en día, utilizamos el principio de universalidad para juzgar los crímenes de la dictadura de Franco, ¿por qué no nos sirve para juzgar nuestros propios atentados terroristas en casa? Hay voces que no están de acuerdo y es lógico. Hay una alternativa que fue otorgada (la extradición) si Italia le daba poder de revisión en el caso de los juicios en ausencia. Eso es lo que tiene que legislar Argentina desde mi punto de vista. En este caso se puede notificar a la embajada respectiva -porque la mayoría son funcionarios públicos en Irán- qué posibilidades se le puede dar a futuro: pueden presentarse y volver a la etapa de su declaración, obligándolos a que vengan, o si no, tendrán una condena por la cual no van a poder salir de su país hasta que no se ajusten a derecho en Argentina. C5N el año pasado entrevistó a uno de los que tiene pedido de captura y fue muy claro en sus manifestaciones, por lo que tenemos que tener una base realista, sino no vamos a tener solución.

¿Cuál es el desafío, la tarea, el camino que hay que llevar a cabo para empezar a darle forma a la figura del juicio en ausencia?

FM.- Creo que tiene que haber una gran decisión política al respecto, porque los jueces somos operadores de las leyes que sanciona el Legislativo en conjunto con el Ejecutivo. Para nutrir un artículo que aparecerá en poquitos días en la revista Errepar, hay una cierta labor en las comisiones parlamentarias. Ese va a ser uno de los primeros artículos jurídicos en nuestro ámbito científico, donde sostengo y doy algunas líneas de trabajo de cómo esto puede ser legislado con posibilidad de que no se vulnere el derecho de defensa y los principios constitucionales con la revisión, porque siempre va a haber un abogado representando que las pruebas se ofrecen en base a la causa. Podría traer también algunos testigos o documentos y podría tener alguna convicción. Toda la justicia es onerosa y todos los juicios son caros para la sociedad, pero tenemos que estar decididos a que lo único que nosotros no podemos impedir es que haya una administración de justicia sabia porque si no, consagramos la impunidad.

Cuando habló de Italia, mencionó a un chico de entre los fallecidos en el atentado a la Embajada y además, habló del caso de las monjas. ¿A qué se debió?

FM.- Francisco Marandaroni era dirigente de la Federación en el ámbito de la colectividad calabresa, que es mi grupo de pertenencia, y falleció justamente en el atentado a la Embajada. Italia podría convertirse en un operador en estas cuestiones de colaboración que, desde mi punto de vista personal, lo ha hecho por sus ciudadanos asesinados durante la dictadura. Es por eso que marqué el caso de Aieta de Gullo, una calabresa al igual que Marandaroni. Entonces, Italia podría también interesarse y seguir adelante en paralelo con nuestra administración de justicia. Sería una forma de aceitar el engranaje. Por otro lado, como este país es uno de los motores de la Unión Europea, esto se podría trabajar en una manifestación más amplia y con un mayor apoyo de los Estados.

Desde su lugar, ¿ha hecho algún avance con Italia respecto a este tema? ¿Hubo charlas formales o informales?

FM.- No. Puede ser que haya algunas charlas informales en las que se va tomando conocimiento pero que yo sepa, la Embajada o los organismos estatales nunca tuvieron conocimiento alguno del fallecimiento de un ciudadano de origen italiano. Quiero dejar aclarado esto por una cuestión de pudor y respeto a la memoria de todos. Los que sufrieron esta barbarie criminal están en el mismo sentido honrados y homenajeados. El tema es que, a veces, en lo jurídico hay Estados que sólo permiten entrar su connacional en un proceso, e Italia perfectamente podría ser uno de estos.

Algunos familiares entienden que en el juicio en ausencia no se evalúa la responsabilidad en el atentado. Una vez que se genera, queda en la nada y se convierte en una cuestión poco tangible. ¿Qué postura tiene sobre esto?

FM.- Son muy respetables las posturas de los familiares, a los que tenemos que apoyar y acompañar. Cuando se pierde un familiar queda un vacío muy grande y, lamentablemente, el dolor y la impunidad consagrados en este tema, acrecientan el pesar. Pero, ¿qué ventaja se tiene con un juicio abierto y público? A pesar de no se alcance la condena, sí se puede lograr el pedido de captura con la base firme de una sentencia, desarrollar todas las pruebas en el juicio y que, de una vez por todas, podamos saber qué fue lo que pasó, cómo y por qué. De todas formas, las condenas son las que traen paz y sosiego a los familiares de las víctimas. La sociedad argentina fracasó hasta el momento, pero le va dando un marco legal a la cuestión y logra aproximarnos a la verdad de los hechos. Además, se va a pedir la captura como condenado, por lo que se podrá decidir si las personas involucradas fueron responsables o no, y de acá a futuro, es responsabilidad estatal de Irán reparar la memoria de todas estas víctimas y del Estado argentino.

Es decir, que se entreguen los que terminen siendo responsables jurídicamente.

FM.- Totalmente, y que se juzguen los grados de responsabilidad de cada uno, porque hay una cadena de mandos donde cada cual fue responsable de su ordenaje. Acá hubo un aparato criminal montado con un fin determinado, relacionado con la comunidad judía no sólo en la Argentina, sino también en otros lugares del mundo.

¿Qué sucede con aquellos acusados que poseen alertas rojas y coquetean fuera de Irán? ¿Qué piensa sobre esto?

FM.- Es muy triste. Soy un defensor acérrimo de la justicia transnacional y de las cortes penales internacionales porque son necesarias. Núremberg fue un ejemplo de ello que, si bien tuvo errores, defectos y virtudes, nos marcó un camino y la única forma en que se pueden contener crímenes trasnacionales.

Y, ¿sobre los hombres que coquetean fuera de su país?

FM.- Hay una cierta complicidad de algunos Estados que no están de acuerdo con la transnacionalidad de la justicia. Bolivia, un país hermano de Argentina, no detuvo ni entregó a uno de los funcionarios involucrados que estuvo en el país, más allá de ciertos tecnicismos y de la vulneración de la Convención de Viena. Es por eso que tenemos que ponernos de acuerdo fuertemente. Me produce muchísima tristeza que quede demostrado el fracaso de la transnacionalidad en algunos aspectos, por lo que sostengo el juicio en ausencia.

¿Cómo ve los hechos ocurridos tras el fallecimiento de Alberto Nisman? ¿Qué opina del tema de Daniel Rafecas en particular, con respecto a la muerte del fiscal y su denuncia?

FM.- Con Nisman hemos trabajado paralelamente en Morón, de donde salimos en la década del ’80 en un caso muy resonante. Era una persona obsesiva con su trabajo. Voy a cerrar todo lo que me preguntaron con una frase de Carla del Ponte, fiscal en los juicios de la ex Yugoeslavia y de Ruanda. Ella siempre manifestó que lo único que un Estado no se puede permitir es no juzgar, porque consagra la impunidad. Esa es mi postura jurídica.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario