July 24, 2017

Entrevista – La rectora de la Universidad Peruana expresó su deseo de una “cooperación universitaria entre Israel y Perú”

AJN.- La rectora de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), Fabiola León-Velarde Servetto, participó en diciembre del año pasado del Congreso de “Rectores de América Latina” organizado en el Instituto Truman de la Universidad Hebrea de Jersualem. En diálogo con AJN, analizó las tecnologías que conoció en el viaje a Israel y que podrían ser aplicadas en la actualidad en su país.

  • por Ezequiel Karp
  • 27 Abril, 2017
  • Perú
  • 66 Vistas
  • 0

La rectora de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), Fabiola León-Velarde Servetto, viajó por primera vez a Israel en diciembre del año pasado y quedó maravillada con la visita. “Queremos un convenio de cooperación universitaria entre Israel y Perú”, destacó en una entrevista con AJN.

Su viaje fue en el marco del Congreso de “Rectores de América Latina” organizado en el Instituto Truman de la Universidad Hebrea de Jersualem. Allí, tuvo la oportunidad de conocer los grandes avances y desarrollos de Israel en ciencias, visitó el Centro de Desarrollo de Google y se reunió con personalidades israelíes, como el presidente Reuven Rivlin, parlamentarios de la Knesset y el Premio Nobel israelí Robert Aumann.

En la actualidad, León-Velarde Servetto planea impulsar un convenio específico para empezar a trabajar temas de interés para ambos países y analiza la creación de un convenio para la movilidad de estudiantes universitarios.

-¿En qué consistió la visita?
-El viaje fue organizado estupendamente por el Instituto Truman y la Oficina de Relaciones Internacionales de la Universidad Hebrea de Jerusalem. El viaje estuvo muy cargado de visitas intensas y muy importantes, que no me permitieron más que quedarme un fin de semana a visitar este estupendo país. Fue muy importante que nos hicieran una agenda tan apretada, porque nos permitió conocer las actividades y los proyectos de la Universidad Hebrea. Fueron muy bien escogidas las áreas y las personas que tuvieron la amabilidad de recibirnos. Estábamos emocionados y muy honrados de que nos recibiese el presidente de Israel, el presidente del Congreso israelí y varios ministros que tenían relación con nuestros países. La visita fue muy completa, con cuatro días que comenzaban a las ocho de la mañana y terminaban a las doce de la noche. Realmente, hemos quedado todos los rectores absolutamente satisfechos con el viaje, además de apabullados con este recibimiento tan grato por las mayores autoridades del gobierno israelí.

-¿Qué percepciones tuvo sobre el conflicto árabe-israelí?
-Una de las cosas que se comentó mucho fue que no percibimos un estado de guerra. Sí vimos un estado de alerta o de preocupación y cuidado. Algún rector comentó que su familia no quería que viajara. Por mi parte, yo nunca dudé en ir, porque desde el principio sentí mucho interés por esta invitación. Por momentos, cuando visitamos algunos lugares o instancias gubernamentales, obviamente había muchas fuerzas seguridad. En las visitas turísticas, como al Muro de los Lamentos, también había muchos puestos de seguridad. Pero en general vimos una ciudad tranquila, tanto en Jerusalem como en Tel Aviv. Finalmente, comentamos entre los rectores la sorpresa de, como latinoamericanos, ver conviviendo árabes y judíos con unas cuadras de distancia. En Jerusalem el distrito árabe y judío están ahí, juntos. Ver todas estas religiones conviviendo, las ortodoxas con las más modernas, la verdad que transformó la visita en extraordinaria.

-Luego de visitar Israel, ¿obtuvo una idea distinta a la que tenía antes de conocer el país?
-Las expectativas que teníamos antes del viaje y lo que realmente fue después las conversamos constantemente entre todos. Algunos habían estado ya, de modo que nos trasmitían que la primera vez habían tenido la misma sensación positiva sobre Israel. Pero además, aquellos que ya habían ido, tuvieron una sensación adicional de progreso, de actividad frenética y actividad científica. Eso lo que nos mostraron, además de la voluntad del Instituto Truman de trabajar por la paz entre los pueblos. Fue una visita espectacular, espléndida, honrada y me vine con otro idea de Israel.

-¿Firmaron algún convenio de colaboración entre las universidades?
-En la visita al Palacio del presidente Reuven Rivlin, firmamos un convenio marco. Todos los rectores estamos interesados en generar acuerdos de convenios de colaboración con las diferentes instituciones, en particular con el Instituto Truman y con la Universidad Hebrea de Jerusalem. Todas las visitas que hicimos fueron muy importantes para mi universidad, porque vimos mucho el tema tecnológico. Nosotros somos la universidad que más producción científica tiene sobre la vida y la salud. Además, hemos sido de las primeras universidades que tenemos una incubadora de empresas. Esto quiere decir que estamos interesados en transferir los productos de nuestra investigación a las empresas.

-¿Qué avances científicos cree que pueden ser aplicados en su universidad?
-Sobre todo algunos avances en medicina. Por ejemplo, los anteojos para ciegos, las ideas que se están llevando a la práctica para la rehabilitación de las personas y el tema de la agricultura, donde nosotros tenemos un área de investigación. También nos interesan otros proyectos relacionados con tecnologías de medición molecular, que pueden ser útiles para la medicina y las ciencias de la salud. Es el caso de las impresiones 3D, que hoy en día tienen diversos usos.
La verdad es que con varias facultades vi la posibilidad de colaboración.

-¿Ya comenzaron algún tipo de colaboración?
-Me comuniqué con mi directora de Relaciones Internacionales y, a su vez, con la dirección de Relaciones Internacionales de la Universidad Hebrea. Ya hemos hecho un convenio específico para empezar a trabajar temas de interés mutuo. También analizamos la creación de un convenio para la movilidad de estudiantes, porque ellos son muy abiertos a recibirlos. Una de las cosas que nos hubiese gustado es ya tener el convenio directo entre Israel-Perú para cooperación universitaria. Israel tiene ya convenios con Colombia y Chile, pero no tiene ese convenio con Perú. Me comuniqué con el embajador de Perú y tuvimos una reunión con algunos rectores luego del viaje. Allí le manifestamos el interés que teníamos en que exista este convenio, por las proximidades con ciertas áreas y por la movilidad de los estudiantes e investigadores. Le comenté que es una pena que no esté el convenio Perú-Israel, porque lo que hace es destinar fondos de ambos países para cooperación universitaria. Con este convenio sería mucho más fácil postularse con un objetivo fijo y una continuidad de cooperación. Ojalá que el embajador tenga en cuenta esa idea.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario