Israel

Excelentes críticas a la actuación de Eros Ramazzotti en Tel Aviv

AJN.- Más de tres décadas después de aquella primera actuación en el Festival de Sanremo, el cantante italiano Eros Ramazzotti llegó a Israel, y dejó un público satisfecho y excelentes críticas. Además de toda la paciencia y tiempo que dedicó a tomarse fotos con sus “fans”, les regaló sus temas más recordados y exitosos. El […]

AJN.- Más de tres décadas después de aquella primera actuación en el Festival de Sanremo, el cantante italiano Eros Ramazzotti llegó a Israel, y dejó un público satisfecho y excelentes críticas. Además de toda la paciencia y tiempo que dedicó a tomarse fotos con sus “fans”, les regaló sus temas más recordados y exitosos.

El cantante italiano Eros Ramazzotti llegó a Israel en su avión privado, besó el suelo de Tierra Santa y se presentó en el estadio “Heijal Menora Mivtachim”, en Tel Aviv. Ésta fue la última parada de su gira europea, ignorando las presiones y amenazas del movimiento BDS, que le exigió unirse al boicot y rechazar la idea de cantar en Israel.

A pesar de que el propósito de esta gira era presentar sus nuevas canciones, Ramazzotti trajo a Israel los clásicos, esos que incluso aquellos que no hablan italiano pueden tararear. “Shalom, ¿Ma nishmá? ¿Sababa?”, “Hola, ¿Cómo están? ¿Todo bien?”, dijo el cantante al subir al escenario, en un esfuerzo por hablar hebreo premiado con el aplauso del público. Durante el concierto dijo en varias ocasiones, “todá rabá”, muchas gracias.

Más allá de la música, los críticos israelíes destacaron el ambiente. Para Eyal Lahman – el especialista del portal Ynet – los video clips que acompañaron toda su actuación y su constante esfuerzo por dialogar con el público hicieron que la velada fuera muy especial, más allá de la música.

“Puede gustarnos o no la voz de Eros Ramazzotti, pero sobre el escenario en Tel Aviv hubo sencillamente un cantante excelente. Las miles de personas que lo escucharon durante tres décadas a través de intermediarios – MTV, discos, YouTube – se emocionaron al comprobar que también en tamaño natural, en vivo, a 30 o 50 metros de distancia, se lo escucha exactamente igual. Una voz firme y segura, que no traiciona ni una sola nota de sus canciones. Esto no es algo que se pueda decir de todos los artistas”, opina Lahman.

Para el bis, Ramazzotti guardó el tema “Un Angelo Disteso Al Sole”, uno de sus más grandes éxitos de los últimos años. El show finalizó con su icónico “Grazie di esistere”, cuyo estribillo el público coreó con entusiasmo. Antes de dejar el escenario, Eros Ramazzotti les respondió: “Gracias a ustedes por existir”.

R.L

Te puede interesar

Deja un comentario