Israel

Frustrada manifestación por la unidad de la sociedad israelí en Plaza Rabin

AJN.- Miles de personas se reunieron anoche en Plaza Rabin, en el centro de Tel Aviv, para pedir el fin de los enfrentamientos y la instigación y la reanudación del diálogo en la sociedad israelí, polarizada por el fallo judicial que declaró culpable de homicidio al soldado Elor Azaria. La manifestación fue interrumpida por activistas de extrema derecha.

Un grupo de ciudadanos israelíes – de distintas procedencias políticas y sociales – decidieron actuar frente a los recientes enfrentamientos y muestras de hostilidad que generó la decisión del tribunal militar de considerar culpable de homicidio al soldado Elor Azaria, que disparó contra un terrorista palestino que estaba neutralizado, herido y tendido en el suelo.

A la convocatoria acudieron algunos legisladores, entre ellos Yair Lapid, del partido de centro Yesh Atid, del Movimiento Sionista Itzjak Herzog y Tzipi Livni, y el diputado Yehuda Glick, del Likud.

La convocatoria fue realizada por el capitán del Ejército, Ziv Shilón, herido en 2012 cerca de la frontera con Gaza, Guesher, una ONG dedicada a promover el diálogo y las madres de los tres adolescentes israelíes secuestrados y asesinados por Hamás: Naftali Frenkel, Guilad Shaer y Eyal Yifrah.

La Policía estimó que unas 3.000 personas participaron en la manifestación. De pronto,  un grupo de activistas nacionalistas radicales irrumpieron en la plaza con consignas tales como “ustedes son el cáncer del país”, “son la vergüenza del país, no tienen derecho a existir, enemigos de la patria”, entre otras.

Uno de los activistas subió al escenario y exigió que le permitieran dirigir la palabra a los presentes y finalmente debió ser retirado por la policía, que lo detuvo. Los activistas pasaron a consignas como “liberar a Elor”, “es inocente” y los organizadores de la manifestación decidieron que ésta ya no tenía sentido, dieron por terminados los discursos antes de lo previsto y pasaron al diálogo en grupos, en la plaza.

Deja un comentario