Israel

Fueron detenidos varios visitantes a la Tumba de José

AJN.- Efectivos de seguridad israelíes debieron rescatar esta noche a decenas de jasidim de Bratslav, cuyos autobuses fueron atacados por palestinos, que les arrojaron piedras y otros objetos cuando entraron en Nablus, para visitar la Tumba de José. Decenas fueron detenidos tras haber ingresado en la Zona C sin coordinación previa ni escolta del ejército. […]

AJN.- Efectivos de seguridad israelíes debieron rescatar esta noche a decenas de jasidim de Bratslav, cuyos autobuses fueron atacados por palestinos, que les arrojaron piedras y otros objetos cuando entraron en Nablus, para visitar la Tumba de José. Decenas fueron detenidos tras haber ingresado en la Zona C sin coordinación previa ni escolta del ejército.

Decenas de miembros del grupo jasídico Bratslav fueron detenidos por la policía esta madrugada después de entrar en la ciudad de Naplusa para visitar la tumba del Patriarca José sin escolta ejército. Un grupo de palestinos atacó el autobús en el que se desplazaban y debieron ser rescatados por el ejército.

Unos 60 miembros de la secta jasídica entraron en la ciudad palestina donde se encuentra el santuario, sin coordinar previamente la visita con las Fuerzas de Defensa de Israel.

La tumba se encuentra dentro de la denominada zona A de la Margen Occidental, bajo el control completo de la Autoridad Palestina. Para los ciudadanos israelíes está prohibido entrar en el área sin aviso y coordinación previa con el ejército.

Anoche, un grupo de palestinos advirtió la presencia de judíos que intentaban visitar la Tumba de José y les lanzaron piedras, hiriendo levemente a dos de ellos. Un muchacho de 17 años de edad sufrió heridas en el rostro, fue tratado por paramédicos y llevado al Centro Médico Infantil Schneider en Petaj Tikva donde recibió tratamiento.

La policía israelí y las fuerzas del ejército que llegaron a la escena rescataron a los ocupantes del autobús y 32 de los peregrinos fueron detenidos para ser interrogados.

La tumba es venerada por judíos, cristianos y musulmanes y, a menudo ha sido centro de inflamación de la violencia sectaria. A los peregrinos judíos se les permite visitar el sitio una vez al mes, bajo estricta vigilancia de las fuerzas de seguridad.

Tras el incidente, la policía y el ejército advirtieron a los ciudadanos israelíes sobre la prohibición de entrar en la zona A de Cisjordania sin escolta del ejército. “El ejército hace hincapié en que la entrada de civiles israelíes a la zona A es peligrosa y viola la ley”, indicó el portavoz militar.

Por su parte, la policía expresó en un comunicado: “Consideramos incidente de anoche sumamente grave. La entrada en esa zona sin coordinación y sin protección de seguridad es peligrosa para los que ingresan y para las fuerzas de seguridad que los deben rescatar. La entrada en la zona A sin permiso es un delito “.

RL

Deja un comentario