septiembre 23, 2017

Hermanos sobrevivientes del Holocausto fallecieron el mismo día, con pocas horas de diferencia

AJN.- Sophie Helcman, quien salvó a su hermano menor durante el Holocausto, falleció en Jerusalem mientras trasladaban el cuerpo de su hermano al Estado de Israel.“Habría vivido hasta los 100 años, pero su misión era cuidar de su hermano incluso en el cielo”, expresó su hija.

  • por Victoria
  • 5 mayo, 2016
  • Cultura

Sophie Helcman, sobreviviente del Holocausto, falleció el mes pasado a los 94 años, a pocas horas de que trasladaran el cuerpo de su hermano menor, Sol, a quien ella había salvado durante la Segunda Guerra Mundial. Los hermanos que sobrevivieron juntos al genocidio nazi, fueron enterrados juntos en un funeral doble en Jerusalem.

La entonces joven de 17 años había prometido a sus padres, que fueron asesinados más tarde junto con una hermana de Sophie por los nazis, que protegería a Sol, su hermano menor que era cuatro más joven que ella.

La hija de Sophie, Felicia Mizrachi,contó que su madre se había salvado gracias a un Justo entre las Naciones.

Sophie se había hecho amiga de una chica polaca que trabajaba en el almacén de sus padres. Una persona que “no entendía por qué los judíos eran diferentes y por qué los nazis habían decidido perseguirlos”.

“Un oficial de las SS se enamoró de la joven polaca, amiga de Sophie, a quien le pidió que le consiguiera unos documentos de Polonia para una chica de su edad”, continuó Mizrachi.

Según el relato de Mizrachi, Sophie no sabía nada del plan de su amiga hasta que recibió los documentos que le permitieron salir del Gueto de Radom para velar por las necesidades de su familia que aún estaban dentro.

En el gueto, Sophie se enamoró de Eliezer Helcman, nueve años mayor, dueño de una tienda de licores en Radom, que fue capaz de sobornar a un oficial polaco para procurar un uniforme de la Cruz Roja para Sophie, que utilizó para falsificar una evacuación médica.

Eliezer, Sophie y Sol se escondieron de los nazis durante seis años, dividiendo el tiempo entre Radom y Danzig.

Cuando la guerra terminó, Eliezer y Sophie casaron en Danzig y se trasladaron a Nueva Jersey.

Sol se quedó en Nueva York. Nunca se casó ni tuvo hijos. Se convirtió en traductor y vivió en el mismo apartamento en Manhattan durante 50 años.

A lo 89 años, Sophie emigró al Estado de Israel, donde vivía su hija Felicia junto con su familia.

El mes pasado, Mizrachi recibió una llamada telefónica de su hermano en los Estados Unidos, quien le dijo que Sol había sido diagnosticado con cáncer de pulmón en estadio IV y le quedaba poco tiempo de vida. El deseo de Sol era ser enterrado junto a Eliezer (que murió en 1982) en Har Hamenuhot en Jerusalem.

Finalmente, Mizrachi recibió el llamado de su hermano en Estados Unidos anunciándole que Sol había fallecido; el estado de salud de Sophie se había deteriorado notablemente desde que se enteró de la enfermedad de su hermano.

Cuando Mizrachi vio a su madre, se dio cuenta de que estaba tratando de permanecer estable hasta que el cuerpo de Sol llegara a Israel.

Sophie murió el domingo por la noche, justo después de que el cuerpo de Sol llegó a Israel. Ambos fueron enterrados uno al lado del otro en Har Hamenuhot en Jerusalem.

“Habría vivido hasta los 100 años, pero su misión era cuidar de su hermano incluso en el cielo”, concluyó Mizrachi.

NT

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario