June 28, 2017

Hezbollah confirmó que su jefe militar fue asesinado por rebeldes sirios

AJN.- La organización libanesa Hezbollah confirmó en un comunicado que la investigación de la muerte de su jefe militar, Mustafa Amine Badreddine, indica que fue asesinado por una organización rebelde siria. De todos modos, aún no está claro si hubo más muertos y si es cierto que el comandante de la Guardia Revolucionaria Iraní estuvo allí unos segundos antes. La cadena de televisión libanesa Al Manar transmitió este fin de semana un comunicado oficial de la organización chiita Hezbollah, que su máximo líder militar, Mustafa Amine Badreddine, fue asesinado por un grupo islamista radical en Damasco.  Poco antes habían informado que Badreddine fue asesinado con un moderno misil guiado. “Los resultados de la investigación sólo aumentan nuestra determinación de seguir luchando contra estas bandas criminales y derrotarlas”, expresó la organización en el comunicado. “La nuestra es una campaña contra el proyecto sionista-estadounidense en la región y estos terroristas son su base de apoyo”, continúa el texto. Este mensaje de Hezbollah contradice una publicación anterior del periódico libanés Al-Akhbar – considerado muy cercano al liderazgo de la organización – según el cual Badreddine fue asesinado con un tipo de arma “que sólo poseen países avanzados”. Sin embargo, el periódico se abstuvo de acusar en forma directa a uno u otro factor. De acuerdo con el informe de Al-Akhbar, se oyó una gran explosión poco después de que Mustafa Badreddine terminara una reunión en la sede de Hezbollah, cerca del aeropuerto de Damasco. Según este informe, una vez que sus interlocutores se retiraron, quedó sólo en la explanada de entrada y fue alcanzado por el misil disparado contra él. Hezbollah cumplió su anuncio de que la investigación duraría un día, y que después serían difundidas las conclusiones. Según éstas, la muerte de Badreddine fue provocada por un misil guiado y sumamente complejo, que estalló a dos metros de donde él se encontraba, con lo cual el principal daño fue causado por la metralla. “Este tipo de misiles no se lanza desde una plataforma común sino guiada, en combinación con una visión precisa del lugar”, dice el informe. “Para ello se necesita una tecnología de avanzada, con la que sólo cuentan algunos países”. Para este viernes está previsto que el secretario general de Hezbollah, Hassan Nasrallah, dirija la palabra al cumplirse una semana de la muerte de Badreddine. Se espera que en este discurso Nasrallah acuse en forma directa y más detallada a quien la organización considera responsable de su líder militar. El informe del periódico agrega que esta acusación pública será el prólogo a la extraordinaria reacción de la organización por el atentado. Se espera que Hezbollah reaccione con una dura respuesta, ante todo por la necesidad de disuadir a quienes atentaron contra uno de sus miembros, lejos del campo de batalla, y por la necesidad de castigar a los asesinos, coherente con la ideología de la organización. Por otra parte, Hezbollah desea frustrar los logros de sus rivales en la guerra en Siria, que podrían sentar precedentes negativos desde su punto de vista. Ayer, miles de personas asistieron al funeral de Badreddine en Beirut. Los presentes corearon consignas religiosas, además de “muerte a Estados Unidos” y “muerte a Israel”. El número dos de Hezbollah, Naim Qassem, aseguró que la organización seguirá la “senda” marcada por Badreddine, la mayor baja en combate que sufre la organización desde el año 2008. Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, hizo llegar a Hezbollah las condolencias de su gobierno por la muerte de Badreddine. En una carta oficial, Zarif lamentó la muerte de “un gran jihadista que defendió los más altos valores islámicos y actuó en defensa del pueblo libanés, que resiste la opresión y el terrorismo”. R.L

AJN.- La organización libanesa Hezbollah confirmó en un comunicado que la investigación de la muerte de su jefe militar, Mustafa Amine Badreddine, indica que fue asesinado por una organización rebelde siria. De todos modos, aún no está claro si hubo más muertos y si es cierto que el comandante de la Guardia Revolucionaria Iraní estuvo allí unos segundos antes.

La cadena de televisión libanesa Al Manar transmitió este fin de semana un comunicado oficial de la organización chiita Hezbollah, que su máximo líder militar, Mustafa Amine Badreddine, fue asesinado por un grupo islamista radical en Damasco.  Poco antes habían informado que Badreddine fue asesinado con un moderno misil guiado.

“Los resultados de la investigación sólo aumentan nuestra determinación de seguir luchando contra estas bandas criminales y derrotarlas”, expresó la organización en el comunicado. “La nuestra es una campaña contra el proyecto sionista-estadounidense en la región y estos terroristas son su base de apoyo”, continúa el texto.

Este mensaje de Hezbollah contradice una publicación anterior del periódico libanés Al-Akhbar – considerado muy cercano al liderazgo de la organización – según el cual Badreddine fue asesinado con un tipo de arma “que sólo poseen países avanzados”. Sin embargo, el periódico se abstuvo de acusar en forma directa a uno u otro factor.

De acuerdo con el informe de Al-Akhbar, se oyó una gran explosión poco después de que Mustafa Badreddine terminara una reunión en la sede de Hezbollah, cerca del aeropuerto de Damasco. Según este informe, una vez que sus interlocutores se retiraron, quedó sólo en la explanada de entrada y fue alcanzado por el misil disparado contra él.

Hezbollah cumplió su anuncio de que la investigación duraría un día, y que después serían difundidas las conclusiones. Según éstas, la muerte de Badreddine fue provocada por un misil guiado y sumamente complejo, que estalló a dos metros de donde él se encontraba, con lo cual el principal daño fue causado por la metralla. “Este tipo de misiles no se lanza desde una plataforma común sino guiada, en combinación con una visión precisa del lugar”, dice el informe. “Para ello se necesita una tecnología de avanzada, con la que sólo cuentan algunos países”.

Para este viernes está previsto que el secretario general de Hezbollah, Hassan Nasrallah, dirija la palabra al cumplirse una semana de la muerte de Badreddine. Se espera que en este discurso Nasrallah acuse en forma directa y más detallada a quien la organización considera responsable de su líder militar. El informe del periódico agrega que esta acusación pública será el prólogo a la extraordinaria reacción de la organización por el atentado.

Se espera que Hezbollah reaccione con una dura respuesta, ante todo por la necesidad de disuadir a quienes atentaron contra uno de sus miembros, lejos del campo de batalla, y por la necesidad de castigar a los asesinos, coherente con la ideología de la organización. Por otra parte, Hezbollah desea frustrar los logros de sus rivales en la guerra en Siria, que podrían sentar precedentes negativos desde su punto de vista.

Ayer, miles de personas asistieron al funeral de Badreddine en Beirut. Los presentes corearon consignas religiosas, además de “muerte a Estados Unidos” y “muerte a Israel”. El número dos de Hezbollah, Naim Qassem, aseguró que la organización seguirá la “senda” marcada por Badreddine, la mayor baja en combate que sufre la organización desde el año 2008.

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, hizo llegar a Hezbollah las condolencias de su gobierno por la muerte de Badreddine. En una carta oficial, Zarif lamentó la muerte de “un gran jihadista que defendió los más altos valores islámicos y actuó en defensa del pueblo libanés, que resiste la opresión y el terrorismo”.

R.L

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario