June 22, 2017

Hoy en la historia judía / Nace el actual primer ministro de Israel, Binyamin Netanyahu

AJN.- El actual primer ministro del Estado de Israel, Binyamin Netanyahu, nació el 21 de octubre de 1949. Nacido en la ciudad de Tel Aviv, en 1949, es el segundo hijo de Tsila y de Benzion Netanyahu, y hermano de Jonathan, héroe nacional israelí caído cuando comandaba la Operación Entebbe y de Ido, radiólogo y escritor.

  • por Roxana
  • 21 Octubre, 2016
  • Cultura
  • 15 Vistas
  • 0

En 1963 se traslada junto a sus padres a Cheltenham, localidad cercana a Filadelfia (Pennsylvania, Estados Unidos), donde su padre, Benzion Netanyahu, profesor de historia judía, especializado en el período de la Inquisición española, y editor de la Enciclopedia Hebrea, había obtenido un cargo en la universidad.

Luego de completar sus estudios secundarios en los Estados Unidos, Binyamin regresa a Israel para cumplir con su servicio militar obligatorio en uno de los cuerpos de elite, Sayeret Matkal, al igual que sus hermanos. En 1972 vuelve a Estados Unidos, y estudia en Instituto de Tecnología de Massachusetts, graduándose en Arquitectura (1974) y luego en un master de Administración de Empresas (1976).

Después de un corto período en que se desempeñó como consultor de empresas, tanto en los Estados Unidos como en Israel, en 1982, el ministro embajador israelí en Washington, Moshe Arens, lo nombra uno de sus principales colaboradores y dos años después es designado embajador del Estado de Israel en las Naciones Unidas, cargo que mantiene hasta 1988. Como miembro Likud es electo por primera vez a la Knesset (parlamento israelí), y acompaña a Moshé Arens, quien ocupa el ministerio de Relaciones Exteriores, como viceministro.

Al poco tiempo de haber ingresado al Likud, se convierte en uno de sus más destacados jóvenes dirigentes y en 1993, en las primeras elecciones internas del Likud, es electo presidente del partido. Es un opositor a los acuerdos de Oslo y a las tratativas de Paz que Itzjak Rabín llevaba a cabo con los palestino, y luego del magnicidio del primer ministro, en mayo de 1996 vence a Shimon Peres en la elección israelí para elegir al primer ministro. Ocupando ese cargo, reestructura la relación con los palestinos al plantear que para continuar las negociaciones la Autoridad Palestina debía cumplir con los acuerdos de Oslo, no sólo no apoyando los actos terroristas sino combatiéndolos. Cómo no creía en la voluntad de Arafat de llegar a un acuerdo con el Estado de Israel, afirmaba “Si ellos dan, recibirán. Si no dan, no recibirán”.

Pese a que los atentados terroristas disminuyeron a la crítica de la izquierda israelí por no acelerar las conversaciones de paz, se le sumó la de la derecha, molesta – entre otras cosas – por el acuerdo que había llegado con Arafat sobre la separación de fuerzas en Hebron y algunas acusaciones sobre la conducta de su mujer hizo que perdiera apoyo popular y en las elecciones de 1999, al ser derrotado por Ehud Barak, se retiró temporalmente de la política, siendo reemplazado en el liderazgo del Likud por Ariel Sharon, quien al ser designado Primer Ministro en el 2002 lo designó ministro de Relaciones Exteriores y luego de las elecciones de 2003, donde Sharon triunfó ampliamente, lo nombró ministro de Finanzas. Desde ese cargo Netanyahu impulso una política destinada a reactivar la economía israelí, que logro su objetivo, a la vez que objetaba el retiro israelí de la Franja de Gaza, advirtiendo que si ese proyecto no se sometía a un plebiscito renunciaría, cosa que hizo el 7 de agosto de 2005, cuando el gobierno liderado por Sharon aprobó la implementación de la primera etapa de la retirada israelí de la Franja de Gaza.

Semanas después Netanyahu se postuló nuevamente para liderar el Likud, y cuando Sharón se retiró del Likud para formar Kadima, un partido de centro derecha, que apoyaba plenamente su política con los palestinos, Netanyahu volvió a liderar el Likud, que en las elecciones para renovar la Knesset (que Sharon había disuelto a fines de noviembre del año anterior) obtuvo tan sólo 12 escaños, pese a lo cual Netanyahu siguió liderándolo y comenzó a reconstruirlo, a la vez que era el líder parlamentario opositor a Sharón primero y a Ehud Olmer cuando Sharon enfermó.

En las elecciones para renovar la Knesset del 10 de febrero de 2009, el Likud obtuvo 27 escaños, uno menos que Kadima, pero al poder conformar una coalición de 65 de los 120 escaños de la Knesset, Binamin Netanyahu fue designado primer ministro nuevamente. En los cuatro años que le siguieron aceptó la existencia de dos estados, a la que anteriormente se oponía, con dos condiciones que hasta el momento los palestinos no aceptan: que reconocieran al Estado de Israel como el “estado judío”, y que el futuro estado palestino este desmilitarizado. Otros de los temas fundamentales de su gobierno fue la permanente oposición al desarrollo nuclear de la República Islámica de Irán.

A mediados de enero, se llevaron a cabo las últimas elecciones para la Knesset y el Likud liderado por Netanyahu, e Israel Beteinu, de Liberman, presentaron una lista conjunta que logró la primera minoría con 31 escaños, once menos que ambos partidos por separado tenían en la anterior, pero Natanyahu logró conformar nuevamente una importante con mayoría parlamentaria, diferente a la anterior ya que no la integra Shas, el partido religioso sefaradí, ni el partido Laborista, que en el 2009, al mando de Ehud Barak lo apoyó, ingresando en su reemplazo Yesh Atid, cuya principal figura es Yair Lapid, quien hasta conformar este partido político era un conocido periodista televisivo, y Habait Hayehudí, una especie de moderna edición del antiguo Partido Nacional Religioso, que lidera Naftali Bennett, un carismático joven político israelí.

De esta manera Binyamin Netanyahu logró que la Knesset lo designara por tercera vez primer ministro del Estado de Israel, quien retuvo para sí la cartera de Relaciones Exteriores y continúa sosteniendo lo que exponía en su segundo mandato en relación a un futuro estado palestino e Irán, posturas que en cierta medida no sólo lo enfrentan con la Autoridad Palestina, sino también con el presidente estado unidense, pero que para Netanyahu son, por el momento, irrenunciables.

En el 2015, a pesar de que en un comienzo se creía la derrota de Netanyahu,138 logró una sorprendente y rotunda victoria en las elecciones del 18 de marzo, ganando el Likud 30 escaños y convirtiéndose en el partido más grande en la Knéset. El 24 de marzo el presidente israelí, Reuven Rivlin, encargó oficialmente a Netanyahu la formación de una nueva coalición de gobierno. Rivlin concedió a Netanyahu una prórroga hasta el 6 de mayo de 2015 para crear una coalición cuando aún no se había concretado en las primeras cuatro semanas de negociaciones. Formó un gobierno de coalición a menos de dos horas de la fecha límite: la medianoche del 6 de mayo. Su partido Likud formó la coalición con la Casa Judía, Judaísmo de la Torá, Kulanu y Shas.

Biniamyn Netanyahu contrajo tres matrimonios, el primero en 1972 con Miriam Weizmann con quien tuvo una hija, Noa y se divorció en 1978; luego se casó con Fleur Cates (1981–1984) y en 1991 con su actual esposa, Sara con quien tiene dos hijos: Yair y Avner.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario