septiembre 19, 2017

Investigadores israelíes afirman un avance con la nueva crema antiarrugas

AJN.- El ácido hialurónico del cosmético utiliza la tecnología del equipo de la Universidad de Bar-Ilan. Esperan su comercialización en Israel y en todo el mundo.

  • por Victoria
  • 23 mayo, 2017
  • Avances

Investigadores israelíes y cosmeticistas aseguran que han hecho un gran avance en la lucha contra las arrugas y flacidez de la piel al encontrar una manera de insertar un ácido absorbente de agua en capas profundas de la piel sin necesidad de inyecciones. El producto llamado Prophecy comenzará a comercializarse en Israel en las próximas dos semanas y en todo el mundo en septiembre.

Un equipo de investigación de la Universidad Bar-Ilan dirigido por la profesora Rachel Lubart y el profesor Aharon Gedanken de los departamentos de Química y Física y el Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados (BINA) han estado involucrados en los últimos años en el desarrollo de una tecnología que permite la producción de ácido hialurónico en partículas de diferentes tamaños.

La cosmeticista Hava Zingboim licenció la tecnología y destacó que ha tenido éxito en crear una fórmula que permite que el ácido hialurónico penetre en las capas más profundas de la piel por medio de la aplicación de la crema y sin inyecciones. Hasta ahora los pacientes que buscan luchar contra las arrugas han tenido el ácido inyectado en sus arrugas.

Una propiedad clave del ácido hialurónico, que está naturalmente presente en el cuerpo humano, es su capacidad de absorber grandes cantidades de agua. Es también un antioxidante eficaz, lo que significa que puede atrapar los radicales libres formados en la piel durante los procesos inflamatorios o como resultado de la exposición a los rayos UV. Estas propiedades lo convierten en un importante agente anti-envejecimiento, según explicaron Bar-Ilan y Zingboim en un comunicado conjunto.

El aspecto de la piel joven se puede medir por la cantidad de ácido hialurónico entre las células. A medida que se envejece, el cuerpo pierde gradualmente su capacidad de producir ácido hialurónico. Su disminución afecta directamente en arrugas, líneas finas y flacidez de la piel.

La piel, que juega un papel importante en la protección de nuestros órganos, es impenetrable. Encontrar medios para penetrar la barrera de la piel ha desafiado el campo de la medicina durante años, y hasta ahora los esfuerzos para desarrollar formas de introducir ácido hialurónico en la piel han sido infructuosos, ya que el ácido no puede penetrar naturalmente.

Una forma en polvo existente de ácido hialurónico con pequeñas partículas capaces de penetrar en la piel necesita ser disuelta primero en agua, lo que hace que el ácido pierda su estructura molecular pequeña y su capacidad de absorber agua. Esto hace que sea incapaz de penetrar en la piel y también pierde su capacidad para suavizar las arrugas y atrapar a los radicales libres, dice el comunicado.

Ahora los investigadores dicen que su tecnología permite la micronización -reducción de tamaño- de estas moléculas y una vez que alcanzan el tamaño nano, las moléculas de ácido hialurónico se transfieren a la fórmula, lo que les permite permanecer nanométricos a lo largo del proceso. Hasta la fecha, esta es la única tecnología en el mundo capaz de crear pequeñas moléculas que siguen siendo pequeñas incluso cuando se aplican a la piel.

El efecto del ácido hialurónico micronizado aplicado a la piel es “idéntico al efecto alcanzado al inyectar ácido hialurónico en la piel”, indicó el comunicado.

Una portavoz de Zingboim dijo que el producto, llamado Prophecy, comenzará a comercializarse en Israel en las próximas dos semanas y en todo el mundo en septiembre.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario