August 24, 2017

Israel reclama acción del Comité Olímpico después de que la delegación libanesa impidiera el acceso de la israelí al autobús de los atletas

AJN.- La ministra israelí de Deporte, Miri Reguev, expresó indignación por el incidente que tuvo lugar poco antes de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos. El líder de la delegación libanesa impidió que los atletas israelíes subieran al autobús que debía llevarlos al estadio y los acusó de “querer humillarlos”. En Líbano se convirtió en “héroe patriota”. La ministra de Deporte de Israel, Miri Reguev, expresó su consternación por el incidente en el que el jefe de la delegación libanesa en los Juegos Olímpicos impidió que los atletas y deportistas israelíes subieran al autobús que debía conducirlos a la ceremonia inaugural. Guil Lusting, jefe de la delegación israelí, explicó que el comité organizador se encargó del transporte al Estadio Maracaná y “cuando vieron el comportamiento descortés de los libaneses, de inmediato se ocuparon de conseguir otro autobús”. “Esta actitud sin duda contradice la Carta Olímpica”, agregó. Por su parte, el encargado de la delegación libanesa, Salim Haj Nicola, dijo que tenía derecho a evitar que los atletas subieran al autobús. “Se trató de un pequeño incidente, pero ya pasó. Estamos aquí por el deporte”, expresó Nicola. También aseguró que la delegación israelí planificó el incidente y lo provocó, para “humillar” y dejar en una situación incómoda a los libaneses. El ministro de Deportes del Líbano, Abdel Motaleb Hannawi, dijo en una entrevista que “no es la primera vez que Israel intenta humillar a las delegaciones libanesas en situaciones como ésta y esto es algo que se repite”. El funcionario elogió la actitud de la delegación y de su jefe, y dijo que su postura es “patriota y de principios”. El entrenador israelí de vela Udi Gal escribió en su página de Facebook: “Cuando los libaneses se dieron cuenta que iban a compartir el autobús con israelíes se dirigieron al conductor y le exigieron que cerrara la puerta. Los organizadores intentaron repartirnos en otros autobuses, pero es inaceptable, por razones de seguridad y representatividad”. “Insistimos en abordar el vehículo que se nos había asignado y el conductor abrió la puerta. Pero esta vez, el jefe de la delegación libanesa bloqueó nuestro paso con su propio cuerpo. Los organizadores – que quisieron evitar un incidente diplomático – organizaron un transporte separado para nosotros. Pero el incidente diplomático ya había ocurrido. ¡Vergüenza!”, expresó Gal. Por su parte, la ministra Miri Reguev expresó indignación por lo sucedido y dijo que los atletas israelíes fueron forzados a bajar de un autobús “de manera bochornosa, ya que la delegación libanesa rehusó viajar junto a judíos israelíes. Es antisemitismo puro y racismo de la peor especie. ¿Dónde está el mundo, que se espanta de cualquier discriminación racista, cuando hacen bajar de un autobús a atletas judíos? El Comité Olímpico, que tiene como consigna separar la política del deporte, debe repudiar lo sucedido con toda firmeza y actuar para que no se repita”. “No podemos dejar pasar lo sucedido, porque el silencio deja lugar a la deslegitimación de los deportistas israelíes”, aseguró Reguev y prometió tratar el tema con las autoridades y los países participantes en las Olimpíadas. RL

  • por R.L.
  • 7 Agosto, 2016
  • Israel
  • 73 Vistas

AJN.- La ministra israelí de Deporte, Miri Reguev, expresó indignación por el incidente que tuvo lugar poco antes de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos. El líder de la delegación libanesa impidió que los atletas israelíes subieran al autobús que debía llevarlos al estadio y los acusó de “querer humillarlos”. En Líbano se convirtió en “héroe patriota”.

La ministra de Deporte de Israel, Miri Reguev, expresó su consternación por el incidente en el que el jefe de la delegación libanesa en los Juegos Olímpicos impidió que los atletas y deportistas israelíes subieran al autobús que debía conducirlos a la ceremonia inaugural.

Guil Lusting, jefe de la delegación israelí, explicó que el comité organizador se encargó del transporte al Estadio Maracaná y “cuando vieron el comportamiento descortés de los libaneses, de inmediato se ocuparon de conseguir otro autobús”. “Esta actitud sin duda contradice la Carta Olímpica”, agregó.

Por su parte, el encargado de la delegación libanesa, Salim Haj Nicola, dijo que tenía derecho a evitar que los atletas subieran al autobús. “Se trató de un pequeño incidente, pero ya pasó. Estamos aquí por el deporte”, expresó Nicola.

También aseguró que la delegación israelí planificó el incidente y lo provocó, para “humillar” y dejar en una situación incómoda a los libaneses.

El ministro de Deportes del Líbano, Abdel Motaleb Hannawi, dijo en una entrevista que “no es la primera vez que Israel intenta humillar a las delegaciones libanesas en situaciones como ésta y esto es algo que se repite”. El funcionario elogió la actitud de la delegación y de su jefe, y dijo que su postura es “patriota y de principios”.

El entrenador israelí de vela Udi Gal escribió en su página de Facebook: “Cuando los libaneses se dieron cuenta que iban a compartir el autobús con israelíes se dirigieron al conductor y le exigieron que cerrara la puerta. Los organizadores intentaron repartirnos en otros autobuses, pero es inaceptable, por razones de seguridad y representatividad”.

“Insistimos en abordar el vehículo que se nos había asignado y el conductor abrió la puerta. Pero esta vez, el jefe de la delegación libanesa bloqueó nuestro paso con su propio cuerpo. Los organizadores – que quisieron evitar un incidente diplomático – organizaron un transporte separado para nosotros. Pero el incidente diplomático ya había ocurrido. ¡Vergüenza!”, expresó Gal.

Por su parte, la ministra Miri Reguev expresó indignación por lo sucedido y dijo que los atletas israelíes fueron forzados a bajar de un autobús “de manera bochornosa, ya que la delegación libanesa rehusó viajar junto a judíos israelíes. Es antisemitismo puro y racismo de la peor especie. ¿Dónde está el mundo, que se espanta de cualquier discriminación racista, cuando hacen bajar de un autobús a atletas judíos? El Comité Olímpico, que tiene como consigna separar la política del deporte, debe repudiar lo sucedido con toda firmeza y actuar para que no se repita”.

“No podemos dejar pasar lo sucedido, porque el silencio deja lugar a la deslegitimación de los deportistas israelíes”, aseguró Reguev y prometió tratar el tema con las autoridades y los países participantes en las Olimpíadas.

RL

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario