Medio Oriente

La Administración Trump evalúa el levantamiento de sanciones contra Irán

AJN.- Por Roxana Levinson, corresponsal en Israel. La Administración Trump ha ordenado evaluar la posibilidad de levantar las sanciones que pesan sobre Irán, en virtud del cumplimiento del acuerdo que firmó con las potencias en 2015, y que limita el desarrollo de su programa nuclear.

El gobierno del presidente norteamericano Donald Trump anunció que iniciará una revisión interinstitucional para verificar si el levantamiento de las sanciones que pesan contra Irán favorecen los intereses de seguridad norteamericanos, al tiempo que reconoce que Teherán ha estado cumpliendo el acuerdo para controlar su programa nuclear.

En una carta al presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano Paul Ryan, el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, señaló que Irán sigue cumpliendo con el acuerdo de 2015, pero al mismo tiempo advirtió que existe preocupación por su papel de patrocinador estatal del terrorismo.

Bajo el acuerdo, el Departamento de Estado debe notificar al Congreso cada 90 días sobre el cumplimiento de Irán bajo el llamado Plan Integral Conjunto de Acción (JCPOA). Es la primera notificación desde la asunción del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“El Departamento de Estado certificó que, a 18 de abril, Irán está cumpliendo con sus compromisos”, adoptados en el pacto nuclear que suscribió en julio de 2015 con Estados Unidos y otras cinco potencias, señala la misiva.

“El presidente Donald Trump ha ordenado una revisión interinstitucional dirigida por el Consejo de Seguridad Nacional del Plan de Acción Integral Conjunto, que evaluará si la suspensión de sanciones relacionadas con Irán de conformidad con la JCPOA es vital para los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos”, explicó Tillerson. El funcionario no detalló en la carta a Ryan si se ha estipulado un período de tiempo para dicha revisión, pero señaló que la Administración Trump espera trabajar junto con el Congreso en este tema.

Durante su campaña presidencial, Trump describió el acuerdo de las potencias con Irán como “el peor jamás negociado”, planteando dudas sobre si lo anularía una vez que asumiera el cargo.

El acuerdo histórico entre Irán y seis grandes potencias restringe el programa nuclear de Teherán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales de petróleo y financieras contra la República Islámica.

Irán niega haber considerado el desarrollo de armas atómicas, aunque expertos nucleares han advertido que cualquier violación o cancelación estadounidense del acuerdo nuclear permitirá a Irán también retirarse de sus compromisos de frenar el desarrollo nuclear.

Esos compromisos incluyen reducir el número de sus centrifugadoras en dos tercios, limitar su nivel de enriquecimiento de uranio muy por debajo del nivel necesario para producir bombas nucleares, reducir su stock de uranio enriquecido de alrededor de 10.000 kg a 300 kg durante 15 años y someterse a Inspecciones internacionales para verificar el cumplimiento de lo acordado.

El mes pasado, el secretario de Defensa de Trump, James Mattis, dijo que Irán continúa comportándose como país exportador de terrorismo y sigue patrocinando actividad militante. Estados Unidos ha acusado también a Irán de ser el mayor patrocinador estatal del terrorismo, e hizo hincapié en el hecho de que Teherán interviene en los conflictos en Siria, Irak y Yemen, y apoya a grupos como Hezbollah, su aliado en el Líbano.

Te puede interesar

Deja un comentario