July 26, 2017

La Agencia Judía para Israel llevó a cabo un acto en memoria de las víctimas de ataques antisemitas en todo el mundo

AJN.- La Agencia Judía para Israel llevó a cabo el tradicional acto en memoria de las víctimas de atentados terroristas y ataques antisemitas. El acto tuvo lugar en la explanada de la sede central de la institución, en Jerusalem, y este año fue destacado el ataque antisemita en el que fue asesinado el maestro judío Moshe Yaish Nahari, en Yemen, en 2008.   Como todos los años, en el Día de Recordación de los Caídos en las Guerras de Israel y las Víctimas del Terrorismo, la Agencia Judía para Israel llevó a cabo un homenaje a las víctimas de ataques antisemitas en todo el mundo. En esta ocasión, la ceremonia se centró en el asesinato del maestro judío Moshe Yaish Nahari, de 37 años de edad y padre de nueve hijos en la ciudad de Raydah en Yemen, que fue muerto a tiros por un islamista radical en 2008. La viuda de Nahari y varios de sus hijos, que inmigraron a Israel después de su asesinato, participaron en el homenaje. El acto fue organizado por la Agencia Judía para Israel, en colaboración con la Organización Sionista Mundial, el Fondo Nacional Judío (KKL), Keren Hayesod, las Federaciones Judías de Norteamérica (JFNA), y las federaciones judías de Canadá- UIA (JFC-UIA). Una de las hijas de Moshe Nahari, Leah, dirigió la palabra durante la emotiva ceremonia. “Nací y crecí en la tradición judía, en la ciudad Raydah en Yemen, junto con mis ocho hermanos. Mi padre era un hombre dedicado a la familia y a la comunidad y nos enseñó la bondad y el amor por la Torá. Un día de compras para el Shabat, y no regresó”, dijo Leah, que tenía 9 años de edad cuando su padre fue asesinado. “Un extraño se acercó a mi padre y le exigió que se convirtiera al Islam inmediatamente y abandonara el judaísmo. Mi padre se negó, en el tono amable que lo caracterizaba, y dijo: ´yo seguiré siendo judío y tú seguirás siendo musulmán´. Pero el hombre sacó su arma y disparó una ráfaga contra mi padre. La familia que yo conocí, ya no existía. Vivíamos vidas rotas y envueltas en miedo. La familia del asesino nos amenazaba y el miedo aumentó. En el año 2009 escapé a Israel con ayuda de la Agencia Judía, junto a tres de mis hermanos. En 2012, tuvimos la dicha de reunirnos con mi madre y mis cuatro hermanos menores, que también vinieron a Israel”, relató Leah. Según datos de la Agencia Judía, desde la creación del Estado de Israel fueron asesinados en actos de terrorismo e incidentes antisemitas en todo el mundo más de 200 judíos. Los miembros de la familia Nahari encendieron la antorcha del recuerdo, junto con el presidente de la Agencia Judía, Natan Sharansky, quien depositó una ofrenda floral en memoria de las víctimas. A continuación, Natan Sharansky dirigió la palabra. “La lucha por nuestro derecho a ser un pueblo libre en nuestra tierra no tiene fronteras. Sucede una vez en Francia y una vez más en Copenhague y en Argentina. Esta vez rememoramos el ataque en Raydah, Yemen, donde el maestro judío Moshe Nahari fue asesinado porque se negó a convertirse al Islam. Sus últimas palabras fueron ‘Yo seguiré siendo judío´. Nuestros enemigos intentan destruir las comunidades y nosotros las construimos, intentan cortar la cadena de generaciones y nosotros la continuamos. Nuestra arma es la Aliá (inmigración a Israel)”, expresó el funcionario. “Seguiremos fortaleciendo la relación de nuestras comunidades en todo el mundo con Israel a través de nuestros representantes, para asegurar que se cumplan al pie de la letra las últimas palabras del periodista judío Daniel Pearl y del maestro judío Moshe Nahari: ´seguiremos siendo judíos´.” R.L

  • por R.L.
  • 11 Mayo, 2016
  • Israel
  • 30 Vistas
  • 0

AJN.- La Agencia Judía para Israel llevó a cabo el tradicional acto en memoria de las víctimas de atentados terroristas y ataques antisemitas. El acto tuvo lugar en la explanada de la sede central de la institución, en Jerusalem, y este año fue destacado el ataque antisemita en el que fue asesinado el maestro judío Moshe Yaish Nahari, en Yemen, en 2008.

 

Como todos los años, en el Día de Recordación de los Caídos en las Guerras de Israel y las Víctimas del Terrorismo, la Agencia Judía para Israel llevó a cabo un homenaje a las víctimas de ataques antisemitas en todo el mundo.

En esta ocasión, la ceremonia se centró en el asesinato del maestro judío Moshe Yaish Nahari, de 37 años de edad y padre de nueve hijos en la ciudad de Raydah en Yemen, que fue muerto a tiros por un islamista radical en 2008. La viuda de Nahari y varios de sus hijos, que inmigraron a Israel después de su asesinato, participaron en el homenaje.

El acto fue organizado por la Agencia Judía para Israel, en colaboración con la Organización Sionista Mundial, el Fondo Nacional Judío (KKL), Keren Hayesod, las Federaciones Judías de Norteamérica (JFNA), y las federaciones judías de Canadá- UIA (JFC-UIA).

Una de las hijas de Moshe Nahari, Leah, dirigió la palabra durante la emotiva ceremonia. “Nací y crecí en la tradición judía, en la ciudad Raydah en Yemen, junto con mis ocho hermanos. Mi padre era un hombre dedicado a la familia y a la comunidad y nos enseñó la bondad y el amor por la Torá. Un día de compras para el Shabat, y no regresó”, dijo Leah, que tenía 9 años de edad cuando su padre fue asesinado.

“Un extraño se acercó a mi padre y le exigió que se convirtiera al Islam inmediatamente y abandonara el judaísmo. Mi padre se negó, en el tono amable que lo caracterizaba, y dijo: ´yo seguiré siendo judío y tú seguirás siendo musulmán´. Pero el hombre sacó su arma y disparó una ráfaga contra mi padre. La familia que yo conocí, ya no existía. Vivíamos vidas rotas y envueltas en miedo. La familia del asesino nos amenazaba y el miedo aumentó. En el año 2009 escapé a Israel con ayuda de la Agencia Judía, junto a tres de mis hermanos. En 2012, tuvimos la dicha de reunirnos con mi madre y mis cuatro hermanos menores, que también vinieron a Israel”, relató Leah.

Según datos de la Agencia Judía, desde la creación del Estado de Israel fueron asesinados en actos de terrorismo e incidentes antisemitas en todo el mundo más de 200 judíos. Los miembros de la familia Nahari encendieron la antorcha del recuerdo, junto con el presidente de la Agencia Judía, Natan Sharansky, quien depositó una ofrenda floral en memoria de las víctimas.

A continuación, Natan Sharansky dirigió la palabra. “La lucha por nuestro derecho a ser un pueblo libre en nuestra tierra no tiene fronteras. Sucede una vez en Francia y una vez más en Copenhague y en Argentina. Esta vez rememoramos el ataque en Raydah, Yemen, donde el maestro judío Moshe Nahari fue asesinado porque se negó a convertirse al Islam. Sus últimas palabras fueron ‘Yo seguiré siendo judío´. Nuestros enemigos intentan destruir las comunidades y nosotros las construimos, intentan cortar la cadena de generaciones y nosotros la continuamos. Nuestra arma es la Aliá (inmigración a Israel)”, expresó el funcionario.

“Seguiremos fortaleciendo la relación de nuestras comunidades en todo el mundo con Israel a través de nuestros representantes, para asegurar que se cumplan al pie de la letra las últimas palabras del periodista judío Daniel Pearl y del maestro judío Moshe Nahari: ´seguiremos siendo judíos´.”

R.L

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario