July 24, 2017

La comunidad chilena de Israel le respondió al senador de Chile que defendió a los terroristas encarcelados

AJN.- Tras el llamado de atención por parte del Senador chileno Alejandro Navarro a la autoridad chilena y a los parlamentarios de la Colonia Palestina por encarcelar a terroristas el pasado 3 de mayo, la Comunidad Chilena de Israel le envió una carta al senador.

  • por Ezequiel Karp
  • 9 Mayo, 2017
  • Chile
  • 64 Vistas
  • 0

La Directiva de la Comunidad Chilena de Israel le envió una carta al Senador Alejandro Navarro, “quién utilizó su podio en el Senado de Chile para defender y justificar a terroristas encarcelados el pasado 3 de Mayo, y al grupo de Diputados chilenos que firmó una carta con el mismo propósito”.

En la carta, la Comunidad asegura que el Senador “juega con la verdad y la mentira, así como con la voluntad de los chilenos”. Además, acusa también a los diputados de ignorar los derechos de sus compatriotas.

Por último, hacen un llamado a “quienes sí velan por el bienestar de los chilenos, en Chile y en el extranjero, hoy más que nunca, tras habernos otorgado el preciado derecho a voto en el extranjero”.

El Senador había señalado anteriormente que las detenciones de terroristas constituían un sistema arbitrario e ilegal. Además, destacó que Marwan Barghouti es víctima de todo tipo de maltratos, por lo que decidió iniciar una huelga de hambre. Sin embargo, un video difundido en los medio mostró a Barghouti comiendo a escondidas en su celda.

A continuación, la carta completa:

Señor Alejandro Navarro Brain, Senador de la República de Chile

Señores Fuad Chaín, Osvaldo Andrade, Patricio Vallespín, Felipe de Mussy, Karol Cariola, Daniela Cicardini, Daniel Melo, Leonardo Soto, Pepe Auth, Marcelo Chávez, Sergio Ojeda, Ivan Flores, Gustavo Hasbún, Sergio Gahona, Joaquín Tuma, Iván Fuentes, Jorge Sabag, Maya Fernandez, Lautaro Carmona, Marcelo Shilling y Pedro Pablo Álvarez-Salamanca, Diputados de la República de Chile

De la consideración de la Comunidad Chilena de Israel:
El día miércoles 3 de Mayo del 2017, se ha utilizado el podio de la Cámara Alta chilena, para realizar un acto insólito, la apología de un asesino, un frío criminal que quitó la vida a cinco civiles y planeó la muerte de muchos más, a 13.000 kilómetros de Chile, el sanguinario Marwan Barghouti, condenado a cinco cadenas perpetuas, fue exaltado como la víctima y no como el victimario.

Barghouti, el enemigo político de Mahmoud Abbas, el hombre del grupo terrorista Hamas en AL Fatah. ¿Es ese al hombre que pide al Gobierno chileno apoyar?

Senador, usted juega con la verdad y la mentira, así como con la voluntad de los chilenos. Han decidido tomar una bandera de lucha, desde un extremo de la palabra, abrazando una bandera ajena, mientras ignoran los derechos de sus compatriotas.

No pronunció palabra alguna, Senador, cuando centenares de misiles atacaron las ciudades israelíes, donde miles de chilenos, niños, mujeres y ancianos, vivimos en paz. Miles de chilenos fuimos víctimas de un acto de guerra contra las leyes internacionales y usted, guardó un silencio cómplice.

El 18 de abril del 2016, Abu Sarur, un joven liberado de las cárceles israelíes, como los que usted Senador y un grupo de diputados afines a la Federación Palestina de Chile, ha convertido en prioridad, subió a un bus en Jerusalén, para inmolarse minutos después, hiriendo gravemente a una ciudadana chilena, una compatriota residente en el extranjero, y usted Senador y los Diputados, guardaron un silencio cómplice.

Senador Navarro, usted omite la historia que llevó a Barghouti a prisión, no narra, por ejemplo, que el 12 de Junio de 2001, Marwan Barghouti asesinó al monje griego Tsibouktsakis Germanus, en la carretera de Maale Adumim. No explica que el 15 de Enero de 2002, Marwan Barghouti, asesinó a Yoela Hen en Jerusalén, disparándole a sangre fría, en su camino a un matrimonio. Tampoco cuenta que el 5 de Marzo del 2002, Marwan Barghouti tomó las vidas de Eli Dahan, Yosef Habi y Salim Barakat en Tel Aviv, cuando disfrutaban de una tarde en el mercado, 31 otros civiles quedan heridos.

Barghouti, Fundador de los Mártires de Al Aqsa, y líder de la facción Yanzin, especializada en ataques terroristas a civiles, es corresponsable de cientos de muertes entre el 2001 y el 2005.

Marwan Barguouti es directo responsable de que el 17 de Junio del 2002 un grupo armado terrorista atacara a inocentes que celebraban un Bar Mitzva en Hadera, seis fueron asesinados y 26 heridos.

Su defendido, señor Navarro, es responsable de que el 25 de Febrero del 2002, hombres armados asesinaran a una persona e hirieran a otras nueve en Neve Ya’acov.

El 17 de Febrero del 2002 una persona fue asesinada en la fábrica de café de la zona Industrial de Atarot en Jerusalén. Solo diez días más tarde, su defendido, Senador, envía a la terrorista suicida Daryan Abu Aysha a inmolarse en Maccabim, hiriendo a dos personas.

Dos semanas después, Marwan Barghouti, envía a Daheat el Barid a hacer un atentado contra civiles en Jerusalén, afortunadamente, fue detenida a tiempo. El 2 de Marzo de 2002, es detenida, también, otra de sus operaciones, se intercepta una ambulancia cargada de explosivos.

Como si todo esto no fuera suficiente, su lugarteniente, Raed Karmi, tiene otra larga lista de asesinatos que también fueron aprobados de forma directa por Marwan Barghouti.

Es este, señores, su sufrido prisionero. Son estos, Señores Diputados, sus defendidos, al abrazar esta agenda política ajena, que defiende a victimarios de la seguridad de miles de chilenos.

¿A esto ha llegado nuestro poder legislativo? ¿A ser avales directos de la judeofobia creciente que azota nuestra patria?

Santificar a los asesinos se ha vuelto legítimo, y hacerlo desde el podio del Senado chileno o bajo el honorable título de Diputado parece que ya no molesta a nadie.

Como Comunidad Chilena de Israel, hacemos un llamado a quienes sí velan por el bienestar de los chilenos, en Chile y en el extranjero, hoy más que nunca, tras habernos otorgado el preciado derecho a voto en el extranjero.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario