septiembre 19, 2017

La comunidad judía de Río de Janeiro protestó por las resoluciones de la UNESCO

Agencia AJN.-Más de 50.000 personas en Brasil, y en todo el mundo, se han unido como parte de una campaña de la organización Hillel para protestar contra las resoluciones de la agencia cultural de la ONU que no mencionan la conexión judía con el Monte del Templo.

  • por Victoria
  • 1 noviembre, 2016
  • Brasil

A raíz de las dos recientes resoluciones aprobadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que no reconocen la afiliación judía con el Monte del Templo y el Muro Occidental en Jerusalem, la Organización Hillel ha comenzado a promover la conexión de los estudiantes con sus identidades judías.

Hasta el momento, el mayor énfasis ha sido la comunidad judía en Brasil.

La gente de la organización está activa en cerca de 500 campus en 15 diferentes países alrededor del mundo. Su campus en Río de Janeiro es una base central para la actividad de Hillel en todo el mundo. Las resoluciones de la UNESCO, y sus consecuencias, sorprendieron a la comunidad judía brasileña y a los miembros de Hillel en Rio.

“Nuestra institución tiene una identidad judía y sionista muy fuerte”, aseguró Ronny Rechtman, director ejecutivo de Hillel en Rio, “La decisión de la UNESCO causó rabia en la comunidad y entre grupos de nuestros voluntarios en las redes sociales.”

Los jóvenes de la comunidad en Río comenzaron una campaña viral organizada bajo el hashtag “#conectadoscomjerusalem” (“conectado con Jerusalem”), que llamó a la gente a publicar fotos que muestran su conexión personal a Jerusalem en las redes sociales. Rápidamente obtuvo popularidad.

Rechtman e Igor Benshimol, los dos responsables del equipo de comunicaciones de la sucursal de Río, afirmaron: “muy rápidamente, mucha gente de la comunidad se unió a la campaña, y de ahí empezó a extenderse a otros países también”.

Rechtman y Benshimol están pidiendo que todo el público judío e israelí participe en el proyecto y comparta sus vínculos personales con Jerusalem en las redes sociales, usando imágenes e historias. “Cuando toman decisiones contra nuestra gente, nos da una razón para unirnos”, explicó Rechtman. “El enojo en la UNESCO creó una oportunidad para transmitir el mensaje a toda la comunidad”.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario