Uruguay

La izquierda uruguaya e Israel: una relación con altibajos

AJN.- Los presidentes Tabaré Vázquez y José Mujica se diferenciaron en su postura ante ese estado; en el Frente Amplio, tradicionalmente, las posiciones mayoritarias fueron pro Palestina. Por Leonardo Luzzi

El presidente Luis Batlle Berres, que asumió tras el fallecimiento de Tomás Berreta, instruyó al embajador de Uruguay en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que votara a favor de la creación de un Estado judío, lo que significaría que Palestina, que era un protectorado Británico, se dividía en dos. En la otra parte se establecería un Estado árabe.

Antes de ese 1948, se recuerda otro pronunciamiento de Uruguay en 1920 en la Sociedad de Naciones (antecesora de las Naciones Unidas) donde el país marcó su posición a favor de un Estado judío, según lo relató el excanciller Didier Opertti en 2014 en una conferencia en la Facultad de Ciencias Sociales de la ORT.

Uruguay se mostró históricamente aliado de Israel, votó la creación de su Estado, fue de los primeros en reconocer su independencia y apoyó su ingreso a las Naciones Unidas.

Incluso, el embajador Enrique Rodríguez Fabregat, un exministro batllista que participó en la ONU de la redacción que terminó con la creación del Estado de Israel, fue en 1971 uno de los fundadores del Frente Amplio, que unió a grupos no siempre cercanos a Israel.

Pero la izquierda uruguaya ha tenido vaivenes en su relación con el Estado israelí ya que sus sectores se han mostrado históricamente más cerca de la débil palestina que recibía el apoyo económico sobre todo de Europa para subsistir. Esa izquierda, que logró llegar al gobierno nacional en 2005, no generó mayores olas en el vínculo con Israel algo que claramente cambió cinco años después cuando José Mujica ganó la Presidencia.

En marzo de 2011, Uruguay reconoció como Estado a la Autoridad Nacional Palestina, volviendo a distanciarse de Israel. El Frente Amplio reclamó históricamente un cese del fuego en medio oriente y pidió el reconocimiento de un Estado Palestino tal como lo votó la ONU en 1947. El año 2012 también tensó la relación política con Israel cuando Uruguay se acercó a Irán.

Por ese entonces, Uruguay votó en la ONU que una misión investigue el impacto de las colonias judías en territorios que reclaman los palestinos y rechazó que se investiguen denuncias de abusos y violaciones a los Derechos Humanos en Irán.

Como leña al fuego apareció una declaración del MPP, el sector de Mujica, que también habló de “genocidio” y acusó a Israel de aplicar “una política de exterminio” a los palestinos. Como era de esperar, Israel protestó.

El ministro de Relaciones Exteriores de Mujica, Luis Almagro, viajó a Palestina y acordó la instalación de embajadas en Ramala y en Montevideo. El mismo Almagro, que como canciller no dudó en cuestionar también los ataques del grupo Hamás, lució tras reunirse con palestinos del Chuy una bufanda con los colores de Palestina, lo que le valió críticas de la oposición por lo inoportuno de esa conducta.

Cuando fue intendente de Montevideo entre 1990 y 1995, Tabaré Vázquez recibió de parte de la Organización Sionista del Uruguay el premio Jerusalem, una distinción que años después obtuvieron los presidentes Julio María Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle, Jorge Batlle y José Mujica.

Ya como presidente, Vázquez intentó acercar posiciones con Israel e incluso designó como director general de secretaría de la cancillería al embajador Bernardo Greiver, quien había representado al país ante Israel. El gobierno israelí y la colectividad judía local lo entendieron como una señal de que el vínculo había cambiado en relación a la era Mujica.

El canciller Rodolfo Nin Novoa fue el último en recibir el premio Jerusalem, en 2016, y viajó a esa ciudad donde se reunió con el primer ministro Benjamín Netanyahu. En su discurso al recibir el premio, Nin Novoa recordó su niñez y dijo que la primera vez que escuchó hablar sobre Jerusalem fue a través de historias bíblicas que siempre lo han acompañado. Para él esa ciudad siempre estuvo asociada a “espiritualidad y paz”.

El canciller recordó incluso la sexta estrofa del himno nacional uruguayo que en el último verso –que ya no se canta– se menciona al “arca sagrada Israel”. “No conozco muchos casos de himnos nacionales que citen a otros pueblos, y esto es algo que hermana”, afirmó.

Pero con Vázquez como presidente, Uruguay también entró al Consejo de Seguridad de la ONU y ahí la relación con Israel volvió a complicarse cuando votó a fines de diciembre último una condena a ese país por los asentamientos judíos en territorios protestados. La resolución fue aprobada cuando Estados Unidos (tradicional aliado de Israel) se abstuvo y no vetó. La embajadora israelí en Montevideo, Nina Ben Amí, protestó ante el presidente Vázquez por el voto de Uruguay.

Más allá de ese incidente diplomático, las relaciones entre ambos países marchan bien, según se reconoce hoy en la cancillería y en la embajada israelí, que el mes próximo celebrará el Día Nacional de Israel, con una fiesta a la que está invitada la cúpula del gobierno del presidente Vázquez.

La Resolución de la ONU que creó el Estado de Israel fue la número 181 y se votó en 1947. El Estado de Israel fue proclamado en mayo de 1948, el mismo día en que terminó el protectorado británico sobre Palestina.

Previamente, con Gran Bretaña anunciado su salida de Palestina, la Asamblea General de la ONU formó un grupo de trabajo (entre otros países estaba Uruguay) para que hicieran recomendaciones sobre ese territorio y el diferendo entre judíos y árabes. Finalmente ganó la idea de formar dos estados independientes: uno judío y otro árabe.

En la Asamblea General de la ONU, 33 países –entre ellos Uruguay, la Unión Soviética (hoy Rusia) y EEUU– dieron su voto. A Palestinos y judíos no les convenció la división. Israel fue invadida por varios países vecinos pero logró imponerse y ocupó una parte mayor del territorio que le había adjudicado la comunidad internacional.

Desde entonces se vive en la zona una situación de conflicto permanente con Palestina.

FUENTE: El Observador

Te puede interesar

Deja un comentario