August 17, 2017

Las relaciones Israel-Paraguay y el hombre de confianza de Netanyahu

AJN.- Por Roxana Levinson, corresponsal en Israel. El sitio de noticias israelí Walla News detalla hoy en una nota que lleva la firma de Tal Shalev, la trama de las relaciones entre los gobiernos de Paraguay e Israel. De acuerdo con este artículo, la reapertura de la Embajada de Israel en Paraguay respondería a intereses de asesores cercanos al primer ministro Binyamin Netanyahu y al presidente Horacio Cartes. He aquí la traducción textual de la nota.

  • por R.L.
  • 13 Marzo, 2017
  • Israel
  • 127 Vistas

Ari Harow, ex jefe de personal de la Oficina del Primer Ministro y fundador de la consultora Global H3 – la principal razón por la cual la policía recomienda procesarlo –  se ha convertido en el hilo conductor entre las altas esferas del poder en Jerusalem y los pasillos del gobierno del país latinoamericano y su pintoresco presidente. Esta relación incluyó la apertura de la embajada en Asunción – contrariamente a la posición del Ministerio de Asuntos Exteriores – y un cambio en la política hacia Israel.

En la página Web de la empresa de consultoría estratégica Global H3 muestra dos casos paradigmáticos de líderes internacionales: el primer ministro Binyamin Netanyahu, y el presidente de Paraguay Horacio Cartes.

“Personal de nuestra compañía han servido en posiciones clave junto a Netanyahu y sus exitosas campañas en la última década, y estuvo entre sus asesores más cercanos, ayudando al primer ministro a guiar en los desafíos que enfrenta Israel en el Medio Oriente”, dice el sitio acerca de Netanyahu. En Paraguay, la compañía ha trabajado junto al presidente Cartes, antes y después de su elección en abril de 2013. “No sólo hemos ayudado a allanar su camino al triunfo, también posibilitamos al presidente Cartes hacer cambios inmediatos e impactantes en su gobierno”.

En los últimos cuatro años, desde que Cartes asumió la presidencia, hubo un cambio dramático en las relaciones entre Israel y Paraguay. Después de más de una década de permanecer cerradas, se reabrieron las dos embajadas. Paraguay también comenzó a adoptar un tono excepcionalmente amistoso en los foros internacionales y se abstuvo o votó en contra de las resoluciones anti-israelíes en la ONU y en América Latina. Además, se realizaron visitas mutuas con la participación de funcionarios de alto nivel, cuyo punto máximo fue el verano pasado, cuando Cartes llegó a Israel, en la primera visita del Presidente de Paraguay a Tierra Santa.

El hilo conductor – que ayudó a abrir las puertas a los pasillos del poder en Israel y promover la relación – fueron los responsables de la empresa H3 Global; Harow – que fundó la compañía en 2010 y supuestamente la vendió en 2014 para asumir el cargo de jefe de gabinete de Netanyahu –  junto a Yechiel Leiter, también un ex asesor de Netanyahu, que fue director de la compañía y continúa ejerciendo como asesor de Cartes hasta hoy en día.

La recomendación de la policía para acusar a Harow, que se dio a conocer el mes pasado, se centra en la venta ficticia de su empresa de consultoría. Al asumir el cargo en marzo de 2014, Harow se comprometió a vender la empresa y no ocuparse más de sus asuntos, pero la policía cree que en realidad se hizo una venta ficticia y que Harow continuó gestionando sus asuntos, incluso cuando ya trabajaba en la oficina del primer ministro.

Walla News pudo saber que, en el marco de la investigación policial, se examina también si Harow continuó promoviendo las relaciones con Paraguay, cuyo presidente era el principal cliente de la empresa que se había comprometido a vender, mientras era jefe de personal de Netanyahu.

 

Todos los hombres del pintoresco presidente

En el año 2010, Harow creó la empresa de asesoramiento estratégico y político 3H Global después de renunciar a su cargo en la oficina del primer ministro por razones de salud. Leiter – que se desempeñó como asesor de Netanyahu desde que fuera ministro de Finanzas – es considerado cercano a políticamente a Harow y comenzó a trabajar con él. En enero de 2013 fueron contactados por Cartes, que era el candidato del partido Colorado de centro-derecha en Paraguay y que lo impulsaran en la recta final de la campaña a las elecciones presidenciales.

Cartes era un candidato bastante pintoresco: un hombre de negocios que hizo su fortuna con tabaco y bebidas, fue presidente del equipo de fútbol “Libertad” y su nombre estuvo relacionado con casos de drogas y blanqueo de dinero, pero nunca fue procesado. Harow y Leiter lo llevaron a una victoria con el 46% de los votos a favor, e incluso un programa de los primeros cien días de gobierno.  Además, el general (R) Meir Kalifi, quien fuera secretario militar de los primeros ministros Netanyahu y Olmert, se unió al equipo de asesores, para brindarle asesoramiento en materia de seguridad, que incluyeron recomendaciones de reformas de defensa e inteligencia y una nueva doctrina de seguridad nacional.

En julio de 2013, un mes antes de que Cartes asumiera el cargo, el jefe de personal de Netanyahu, Gil Shefer renunció a su puesto. Harow, que fue designado su sucesor, comenzó el proceso para cesar la actividad en H3 Global y la firma de un acuerdo sobre conflicto de intereses con la oficina del primer ministro. Debido a la extensa duración de los procedimientos, la asunción del cargo se retrasó hasta marzo de 2014. Leiter, por su parte, respondió a la solicitud de Cartes de permanecer a su lado, y se desempeña como “jefe de proyecto principal,” del presidente hasta el día de hoy.

En mayo de 2014, dos meses después del regreso de Harow a la oficina del primer ministro, el gobierno aprobó un plan grandioso de 50 millones de dólares. Se estableció como objetivo del programa la notable mejora en las relaciones con los países líderes en el continente, y éste contenía varias secciones relativas a Brasil, Argentina, Colombia, Chile y Perú, así como la reapertura de la embajada en la capital de Paraguay, Asunción.

 

La apertura de la Embajada de Israel en Paraguay, a pesar de la posición del Ministerio de Asuntos Exteriores

Paraguay es un país pequeño y pobre, con una comunidad judía de menos de mil personas. En conversaciones cerradas en el Ministerio de Asuntos Exteriores lo definen como el “menos importante” en América Latina. En 2002, el Ministerio de Asuntos Exteriores anunció el cierre de la representación diplomática en Asunción, debido a recortes presupuestarios, y se transfirió la responsabilidad de las relaciones diplomáticas con Paraguay al embajador en Argentina. Tres años más tarde, en 2005, Paraguay anunció una medida similar.

Sin embargo, inmediatamente después de su elección, Cartes declaró una decidida política de apoyo a Israel en la escena internacional y anunció la reapertura de la Embajada de Paraguay en Israel. A partir de ese momento comenzó la presión a las autoridades en Israel para que respondieran de idéntica manera. “Es un crimen que no volvamos a abrir la embajada en Asunción. No es que tengamos un montón de amigos de todo el mundo”, dijo Leiter de noviembre de 2013 en una entrevista con el diario Yediot Ajronot, al término de la primera visita de una delegación paraguaya de alto rango encabezada por el ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite.

Una serie de conversaciones con funcionarios involucrados en el tema muestra que la decisión de abrir la embajada se hizo en contra de la posición profesional en el Ministerio de Relaciones Exteriores. “Se trató de una medida completamente innecesaria, que no trae ningún beneficio económico, estratégico, político o judío. No hubo ninguna justificación profesional para reabrir esa embajada, ciertamente no en una época de recortes y de cierre de embajadas en todo el mundo. La opinión profesional del Ministerio era inequívoca”, dijo un funcionario involucrado en el asunto.

“Hubo una fuerte presión de la oficina del primer ministro”, agregó otro funcionario de alto rango. Debido a la sensibilidad del tema, ninguno de estos funcionarios aceptó ser identificado. “Cartes tuvo y todavía tiene, un grupo de asesores israelíes que también están vinculados a la oficina del primer ministro. Son los mismos asesores. Ellos hicieron lobby en el Ministerio de Relaciones Exteriores para abrir una embajada en un lugar donde no hay nada”, dijo otra fuente.

Oficialmente, el Ministerio de Asuntos Exteriores insistió en que “la apertura de la Embajada en Paraguay fue una decisión política que resultó muy importante y vital en términos de relaciones exteriores del Estado de Israel”. Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Emmanuel Nahshon, se negó a responder cuál era la opinión profesional del Ministerio en la materia.

Incluso factores cercanos al entonces canciller Avigdor Liberman y su vice Zeev Elkin rechazan firmemente el argumento de que Leiter o Harow hubieran tenido algo que ver con la decisión. Ambos destacaron que la embajada se volvió a abrir porque fue elegido allí un nuevo presidente, que prometió un cambio en la forma de votar en los organismos internacionales, y ese cambio se produjo.

Durante el operativo Margen Protector, Paraguay se negó a unirse a la declaración de condena a Israel del MERCOSUR. En los dos últimos años Paraguay votó en contra del acuerdo de condena a las armas nucleares de Israel en la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA), y en julio de 2015 fue uno de los cinco países que se abstuvieron en la votación en el Consejo de Derechos Humanos en la adopción de una resolución de condena a Israel por su actuación en la guerra de verano de 2014.

El ministro Elkin, que asistió a la investidura de Cartes en agosto de 2014, dijo a Walla News que el beneficio diplomático y las votaciones positivas definieron la decisión de reabrir la embajada. “No tenemos un montón de amigos en América Latina, por lo que para mí resultaba  crítico que no tengamos embajadas en países que están en nuestra contra mientras hay un país a nuestro favor que quiere abrir una embajada. No es posible, cuando un país es amigo, no se le puede escupir en la cara y no abrir una embajada cuando ellos anuncian que abrirán la suya”, dijo Elkin.

Al mismo tiempo, Harow y Leiter actuaron para promover la visita de un ministro de alto rango israelí a Paraguay. Una fuente en el Ministerio de Agricultura dijo a Walla News que los dos presionaron al ministro de Agricultura de entonces, Yair Shamir, para que viaje a Paraguay a fin de impulsar la cooperación en agricultura y agua. “Durante un año y medio Harow y Leiter intentaron promover un viaje del ministro Shamir a Paraguay, sin éxito, ya que no había justificación para un viaje tan costoso a un país tan poco importante”, señaló la fuente.

En marzo del año 2015 Shamir cedió a la presión, y cuando fue invitado a asistir a la ceremonia de homenaje a las víctimas de los ataques terroristas en Buenos Aires, incluyó en su agenda el viaje a Paraguay.

El hecho de que Harow tenía un pie en H3 Global y el otro en la Oficina del Primer Ministro levantó sospechas en el caso de otro país. La investigación contra Harow también examina la visita del presidente de Madagascar a Israel en junio de 2014, que también se llevó a cabo en contra de la recomendación profesional del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El abogado Roy Blecher, que representa a Harow, asegura que las acusaciones en contra de su cliente no tienen fundamento. “Con su nombramiento como director de la oficina, Harow se autoexcluyó del manejo de todos los asuntos relacionados con Paraguay. Las afirmaciones de que presionó a Yair Shamir para que viajara a Paraguay, y que presionó al Ministerio de Relaciones Exteriores para que se abriera una embajada en Paraguay, no tienen fundamento. Harow no estuvo presente en la reunión de gabinete cuando se llevó a cabo la votación sobre la apertura de la Embajada de Israel Paraguay “, dijo el letrado.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario