Israel

Lieberman criticó la cumbre de paz francesa: “Es un caso Dreyfus moderno”

AJN.- Cinco días antes de que Obama abandone su mandato y con la llegada de las elecciones en Francia, el ministro de Defensa afirmó que la cumbre que se realizará el 15 de enero sólo tiene un propósito: “Socavar la seguridad del Estado de Israel y manchar su buen nombre”.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, criticó hoy la cumbre de paz de Francia prevista para el próximo mes, calificándola de “un caso Dreyfus moderno”.

“Sólo hay una diferencia”, afirmó, “esta vez, en lugar de que el acusado sea un judío, será la nación entera de Israel y el Estado de Israel”.

Además, criticó el calendario de la cumbre, que estaba programado para diciembre, pero se aplazará hasta el 15 de enero, cinco días antes de que el presidente estadounidense, Barack Obama, abandone el cargo. Se espera que el secretario de Estado norteamericano saliente, John Kerry, asista a la cumbre.

“Con la pronta llegada de Francia a las elecciones, este no es el momento para una cumbre de paz, es un tribunal contra el Estado de Israel”, opinó al comienzo de la reunión del partido Yisrael Beytenu. “El objetivo de esta cumbre es socavar la seguridad del Estado de Israel y manchar su buen nombre.”

Lieberman también señaló los recientes votos de Francia contra Israel en organizaciones internacionales y consideró que se añaden “al clima difícil que existe en Francia de todos modos contra los judíos”.

Lieberman se preguntó: “Tal vez es hora de decirle a los judíos de Francia: este no es su país, ésta no es su tierra, salgan de Francia y vayan a Israel, esa es la única respuesta a esta trama (la cumbre)… si quieren permanecer siendo judíos y mantener a sus hijos y nietos judíos, abandonen Francia y hagan aliá a Israel”.

Israel expresó repetidamente su objeción a la conferencia de paz, con el argumento de que sólo las negociaciones directas entre las partes pueden conducir a un acuerdo de dos Estados.

La Autoridad Palestina prefiere la iniciativa francesa a la de Egipto o Rusia, debido a que apoya la estrategia de Abbas para llevar el conflicto a nivel internacional sobre la afirmación de que sólo la presión internacional podría hacer que Israel cambie sus políticas.

Te puede interesar

Deja un comentario