July 23, 2017

Los judíos venezolanos se están mudando a Israel para escapar de la pobreza

AJN- Las cifras oficiales del gobierno israelí muestran que 111 judíos venezolanos hicieron aliá en 2015, más del doble de llegados en 2012. Y aunque las cifras finales de 2016 aún no están disponibles, alrededor de 90 personas inmigraron.

Los judíos venezolanos se están mudando a Israel para escapar de la pobreza

Cuando Daniel Oritz se trasladó a Israel desde Venezuela, su primera comida fue un plato de sopa de pollo. Tomó una cucharada y comenzó a llorar.

Para él, la sopa significó un escape de la pobreza y la privación que ha experimentado por más de dos años.

“Estábamos muy hambrientos”, expresó Oritz, quien se mudó en noviembre. “No había carne, azúcar ni pasta.”

La crisis económica de Venezuela es tan grave que los ciudadanos deben esperar en las filas de los supermercados durante horas para comprar productos básicos o pagar precios exorbitantes en el mercado negro. Algunos incluso murieron de enfermedades básicas debido a la escasez de suministros médicos.

Decenas de miles de personas abandonaron el país, incluyendo un creciente número de judíos venezolanos que se han trasladado a Israel.

El proceso no es fácil porque Israel y Venezuela no tienen vínculos diplomáticos. En 2009, tras la guerra de Israel con Hamás en Gaza, el entonces presidente Hugo Chávez expulsó al embajador israelí y a su personal de Caracas. Se alineó con los palestinos, reconociendo su derecho a la estadidad más tarde ese año, y desarrolló relaciones con Irán, el enemigo de Israel.

Las cifras oficiales del gobierno israelí muestran que 111 judíos venezolanos hicieron aliá (término hebreo para “inmigración”) a Israel en 2015, más del doble de llegados en 2012.

Y aunque las cifras finales de 2016 aún no están disponibles, la Asociación Internacional de Cristianos y Judíos, una organización benéfica que trabaja para llevar a judíos de lugares angustiados a Israel, afirmó que había ayudado a alrededor de 90 personas a inmigrar.

Fuente: washingtonpost.com

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario