septiembre 20, 2017

Medio Oriente. Hamás niega su vinculación con el asesinato del fiscal egipcio y Fatah apoya la acusación

AJN.- La organización Hamás negó las acusaciones que le hicieran las autoridades egipcias sobre su vinculación con el asesinato del fiscal general de Egipto, Hisham Barakat, en 2015 en El Cairo. Pero en el partido Fatah – que gobierna la Autoridad Palestina – defienden la teoría egipcia y aseguran que “Egipto tiene derecho a defenderse”. El Movimiento de Resistencia Islámica Hamás negó cualquier participación en el asesinato el año pasado del fiscal general de Egipto Hisham Barakat, del que fue acusado por el Ministerio del Interior. También los Hermanos Musulmanes rechazaron las acusaciones en este sentido. El portavoz de Hamás, Sami Abu Sukhri, calificó las imputaciones de “infundadas” y – según la agencia palestina de noticias Maan – advirtió que su objetivo es dañar “los esfuerzos para mejorar las relaciones entre Hamás y El Cairo”. Barakat fue asesinado en un atentado con coche bomba en El Cairo en junio de 2015, el cargo más importante fallecido desde el golpe de Estado de julio de 2013 contra el presidente Mohamed Mursi, de Hermanos Musulmanes. El ministro del Interior, general Magdi Abdel Ghaffar, anunció unas horas antes en conferencia de prensa que el atentado fue ordenado por la dirigencia de los Hermanos Musulmanes exiliados en Turquía en coordinación con Hamás, que habría aportado el entrenamiento y los explosivos. Jihad al-Harazin, miembro del liderazgo del partido Fatah, dio a entender en las últimas horas que Hamás podría ser responsable del asesinato del fiscal general Hisham Barakat. Al Harazin destacó “el derecho de Egipto a defenderse, proteger a sus ciudadanos y luchar contra cualquiera que intente perjudicar la seguridad nacional”. Al Harazin señaló que la Autoridad Palestina había advertido a Hamás que no dañara la seguridad nacional de Egipto y que no se uniera a la agrupación terrorista de los Hermanos Musulmanes. También aseguró que el partido Fatah aprueba y se alinea con la posición egipcia de tomar medidas legales y judiciales en contra de Hamás, pero subrayó que “es necesario hacer una clara distinción entre Hamás y los habitantes de la Franja de Gaza”. Por su parte, el funcionario de Hamás, Ahmed Yousef, ex asesor del líder de la organización Ismail Haniyeh, propuso a Egipto que se establezca una comisión de investigación para dilucidar quién mató realmente al fiscal egipcio. En una entrevista con el diario egipcio “Alyoum Alsaeba”, Yousef indicó que últimamente se están haciendo muchos esfuerzos para lograr un acercamiento entre Hamás y Egipto y para reducir las diferencias entre ambos, que en la actualidad suponen una amplia brecha. También admitió que hay una serie de incidentes terroristas ocurridos en Egipto que se relacionan con el ala militar de Hamás, la Brigada Ezzedin al Qassam. “Egipto es un aliado y uno de los pilares más importantes de la estabilidad de los países árabes en la región. Hamás está interesado en tener buenas relaciones con Egipto”, dijo Yousef. Sin embargo, en Hamás se oyeron voces menos conciliadoras en las últimas horas. Uno de los portavoces de la organización, Mushir al-Masri volvió a negar toda vinculación de Hamás con el asesinato del fiscal egipcio. Según al-Masri, hay una campaña contra Hamás en la Franja de Gaza, al tiempo que el movimiento Fatah muestra posturas contrarias a la unidad. Mushir al-Masri criticó al Fatah por su apoyo a Egipto y dijo que “en Fatah intentan ganar puntos con Egipto a expensas del pueblo palestino”. El portavoz de Hamás exigió a Fatah que actúe en base a los intereses palestinos y agregó que “el objetivo de las acusaciones del gobierno egipcio contra Hamás es reforzar a su pueblo en detrimento del palestino”. R.L 7/3/16

AJN.- La organización Hamás negó las acusaciones que le hicieran las autoridades egipcias sobre su vinculación con el asesinato del fiscal general de Egipto, Hisham Barakat, en 2015 en El Cairo. Pero en el partido Fatah – que gobierna la Autoridad Palestina – defienden la teoría egipcia y aseguran que “Egipto tiene derecho a defenderse”.

El Movimiento de Resistencia Islámica Hamás negó cualquier participación en el asesinato el año pasado del fiscal general de Egipto Hisham Barakat, del que fue acusado por el Ministerio del Interior. También los Hermanos Musulmanes rechazaron las acusaciones en este sentido.

El portavoz de Hamás, Sami Abu Sukhri, calificó las imputaciones de “infundadas” y – según la agencia palestina de noticias Maan – advirtió que su objetivo es dañar “los esfuerzos para mejorar las relaciones entre Hamás y El Cairo”.

Barakat fue asesinado en un atentado con coche bomba en El Cairo en junio de 2015, el cargo más importante fallecido desde el golpe de Estado de julio de 2013 contra el presidente Mohamed Mursi, de Hermanos Musulmanes.

El ministro del Interior, general Magdi Abdel Ghaffar, anunció unas horas antes en conferencia de prensa que el atentado fue ordenado por la dirigencia de los Hermanos Musulmanes exiliados en Turquía en coordinación con Hamás, que habría aportado el entrenamiento y los explosivos.

Jihad al-Harazin, miembro del liderazgo del partido Fatah, dio a entender en las últimas horas que Hamás podría ser responsable del asesinato del fiscal general Hisham Barakat. Al Harazin destacó “el derecho de Egipto a defenderse, proteger a sus ciudadanos y luchar contra cualquiera que intente perjudicar la seguridad nacional”.

Al Harazin señaló que la Autoridad Palestina había advertido a Hamás que no dañara la seguridad nacional de Egipto y que no se uniera a la agrupación terrorista de los Hermanos Musulmanes. También aseguró que el partido Fatah aprueba y se alinea con la posición egipcia de tomar medidas legales y judiciales en contra de Hamás, pero subrayó que “es necesario hacer una clara distinción entre Hamás y los habitantes de la Franja de Gaza”.

Por su parte, el funcionario de Hamás, Ahmed Yousef, ex asesor del líder de la organización Ismail Haniyeh, propuso a Egipto que se establezca una comisión de investigación para dilucidar quién mató realmente al fiscal egipcio.

En una entrevista con el diario egipcio “Alyoum Alsaeba”, Yousef indicó que últimamente se están haciendo muchos esfuerzos para lograr un acercamiento entre Hamás y Egipto y para reducir las diferencias entre ambos, que en la actualidad suponen una amplia brecha. También admitió que hay una serie de incidentes terroristas ocurridos en Egipto que se relacionan con el ala militar de Hamás, la Brigada Ezzedin al Qassam. “Egipto es un aliado y uno de los pilares más importantes de la estabilidad de los países árabes en la región. Hamás está interesado en tener buenas relaciones con Egipto”, dijo Yousef.

Sin embargo, en Hamás se oyeron voces menos conciliadoras en las últimas horas. Uno de los portavoces de la organización, Mushir al-Masri volvió a negar toda vinculación de Hamás con el asesinato del fiscal egipcio. Según al-Masri, hay una campaña contra Hamás en la Franja de Gaza, al tiempo que el movimiento Fatah muestra posturas contrarias a la unidad.

Mushir al-Masri criticó al Fatah por su apoyo a Egipto y dijo que “en Fatah intentan ganar puntos con Egipto a expensas del pueblo palestino”. El portavoz de Hamás exigió a Fatah que actúe en base a los intereses palestinos y agregó que “el objetivo de las acusaciones del gobierno egipcio contra Hamás es reforzar a su pueblo en detrimento del palestino”.

R.L
7/3/16

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario