Medio Oriente

Medio Oriente. Hariri volvió al Líbano “para quedarse” y atacó a Hezbollah

AJN.- A pesar de las amenazas a su vida, Saad Hariri, regresó a su país debido a los intentos fallidos para elegir presidente. Hariri atacó la organización chiítaHezbollah y respaldó la decisión de los países del Golfo de definirla como organización terrorista. “Cuando el grupo lucha contra Israel, eso es un levantamiento, cuando lucha en el extranjero, eso es terrorismo”.

Medio Oriente. Hariri volvió al Líbano “para quedarse” y atacó a Hezbollah
Medio Oriente. Hariri volvió al Líbano “para quedarse” y atacó a Hezbollah

Saad Hariri

AJN.- El ex primer ministro libanés Saad Hariri, que vivió desde 2011 fuera de su país -principalmente en Arabia Saudita- debido a las amenazas a su vida y el peligro que corría, regresó al Líbano. No es ésta la primera vez que Hariri visita Beirut en los últimos cinco años, pero en esta ocasión anuncio que volvió “para quedarse”.

El retorno de al-Hariri se produce en el contexto de los esfuerzos que realizan los partidos políticos desde hace casi dos años para elegir un nuevo presidente, sin éxito. El Parlamento ya celebró 36 sesiones, que fueron boicoteadas por Hezbollah y sus aliados, y que perpetuaron el vacío presidencial.

A su llegada, Saad Hariri fue entrevistado por varios medios locales y aseguró que trabajará para que en el país sea elegido un nuevo presidente antes del mes de abril. También se refirió a la grave crisis que estalló entre Hezbollah y Arabia Saudita, que alcanzó su punto máximo la semana pasada cuando el grupo chií fue catalogado como organización terrorista, y atacó a la organización y su líder Hassan Nasrallah.

En una entrevista con la cadena libanesa LBC, Saad Hariri dijo que Hezbollah no tiene derecho a interferir en los asuntos de otros países, y destacó que la participación de sus combatientes en los conflictos armados de Yemen y Siria no son parte de los intereses del Líbano. “¿Cómo es que la guerra de los rebeldes en Yemen es más respetada y valorada que la lucha contra el enemigo del pueblo libanés?, se preguntó. Hariri explicó que “cuando Hezbollah lucha contra Israel, eso es un levantamiento, cuando se trata de intervenir en guerras de otros países árabes, eso es terrorismo”.También dijo que aceptará reunirse con Nasrallah, si eso ayuda a los intereses nacionales.

Hariri también se refirió a la situación en Siria, y reiteró opiniones que ya había expresado, y que coinciden con los de Arabia Saudita, en el sentido de que el presidente Bashar al Assad debe renunciar. “El régimen sirio caerá tarde o temprano”, aseguró.

Debido al callejón sin salida en que se encuentra el nombramiento del presidente, hace algunos meses Hariri decidió dar un paso que sorprendió a muchos libaneses. Expresó su apoyo a SuleimanFrangieh, líder del partido Marada, considerado cercano a Bashar al Assad. Franyieh, hijo de una familia cristiana famosa y distinguida, era hasta ese momento miembro del Movimiento 8 de Marzo, rival del 14 de Marzo, que encabeza Hariri.

Sin embargo, el 8 de marzo no cambió su posición y siguió apoyando la candidatura de Michel Aoun para la presidencia. Hariri subrayó en una entrevista que él apoya a Frangieh, señalando que el que gane debe ser elegido de forma democrática y no de otra manera.

De acuerdo con la Constitución, el presidente del Líbano debe ser cristiano y elegido por el Parlamento. Sin embargo, en el país no hay presidente desde mayo de 2014, debido a la falta de consenso sobre un candidato entre los dos bloques políticos del país. Por lo tanto, el Parlamento no puede llevar a cabo sus sesiones ordinarias y tiene un problema jurídico respecto a cualquier decisión que tome y que no sea aprobada por el presidente, mientras continúe el vacío presidencial.

RL

Deja un comentario