septiembre 24, 2017

Muere el máximo jefe militar de Hezbollah en una explosión en Siria

AJN.- La organización chiita libanesa Hezbollah anunció que Mustafa Amine Badreddine – acusado de haber planificado el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri – murió en un bombardeo en Siria. Los primeros informes de medios de comunicación apuntaban hacia Israel, pero el comunicado oficial del grupo no menciona ningún responsable.   Mustafa Amine Badreddine, considerado jefe del ala militar de Hezbollah y sucesor de Imad Mughniyeh, resultó muerto en un bombardeo cerca del aeropuerto de Damasco. La organización confirmó su muerte en un comunicado difundido esta madrugada. “La investigación inicial indica que Badreddine murió como consecuencia de una gran explosión en una de nuestras bases. Se está llevando a cabo una investigación para verificar los motivos de dicha explosión, si provino de un ataque aéreo, de artillería o por el impacto de un misil, y muy pronto haremos públicas las conclusiones”, informa el comunicado. Badreddine era cuñado de Imad Mughniyeh, muy activo en los últimos años en la guerra civil siria. Recientemente dijo a la prensa local que volvería de allí “como mártir o con la bandera de la victoria”. El comunicado de Hezbollah destaca que “el comandante de la Jihad regresa hoy como mártir y con el milagro de la victoria, que logró en su Jihad frente a los grupos infieles en Siria, que constituyen la punta de lanza del plan norteamericano-sionista en la región”. A continuación, el texto señala que Badreddine es el comandante de Hezbollah de mayor grado muerto en territorio sirio y que se une a la “larga lista de mártires” de la organización. En un primer momento, el canal de televisión Al Mayadeen – vinculado a Hezbollah – informó que Badreddine había muerto en un ataque aéreo israelí, pero más tarde el informe fue retirado. Un miembro de Hezbollah que no se identificó declaró al periódico “Al-Rai” que se trataba de un “asesinato israelí”. En Israel no hubo ningún comentario oficial respecto a lo sucedido ni a estas acusaciones. R.L  

AJN.- La organización chiita libanesa Hezbollah anunció que Mustafa Amine Badreddine – acusado de haber planificado el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri – murió en un bombardeo en Siria. Los primeros informes de medios de comunicación apuntaban hacia Israel, pero el comunicado oficial del grupo no menciona ningún responsable.

 

Mustafa Amine Badreddine, considerado jefe del ala militar de Hezbollah y sucesor de Imad Mughniyeh, resultó muerto en un bombardeo cerca del aeropuerto de Damasco. La organización confirmó su muerte en un comunicado difundido esta madrugada. “La investigación inicial indica que Badreddine murió como consecuencia de una gran explosión en una de nuestras bases. Se está llevando a cabo una investigación para verificar los motivos de dicha explosión, si provino de un ataque aéreo, de artillería o por el impacto de un misil, y muy pronto haremos públicas las conclusiones”, informa el comunicado.

Badreddine era cuñado de Imad Mughniyeh, muy activo en los últimos años en la guerra civil siria. Recientemente dijo a la prensa local que volvería de allí “como mártir o con la bandera de la victoria”.

El comunicado de Hezbollah destaca que “el comandante de la Jihad regresa hoy como mártir y con el milagro de la victoria, que logró en su Jihad frente a los grupos infieles en Siria, que constituyen la punta de lanza del plan norteamericano-sionista en la región”. A continuación, el texto señala que Badreddine es el comandante de Hezbollah de mayor grado muerto en territorio sirio y que se une a la “larga lista de mártires” de la organización.

En un primer momento, el canal de televisión Al Mayadeen – vinculado a Hezbollah – informó que Badreddine había muerto en un ataque aéreo israelí, pero más tarde el informe fue retirado. Un miembro de Hezbollah que no se identificó declaró al periódico “Al-Rai” que se trataba de un “asesinato israelí”.

En Israel no hubo ningún comentario oficial respecto a lo sucedido ni a estas acusaciones.

R.L

 

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario