septiembre 26, 2017

Netanyahu destacó la convicción de Macri en un evento económico junto a importantes empresarios

Agencia AJN.- El primer ministro habló frente a referentes empresariales argentinos y los invitó a viajar a Israel junto con la vicepresidenta y Macri. “El futuro pertenece a los que innovan y, por lo tanto, este evento marca el cambio en nuestra capacidad de cooperación”, destacó Netanyahu. El anfitrión del evento fue Adrián Werthein, en su carácter de presidente del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP).

Agencia AJN.- El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, brindó anoche un discurso en el Hotel Alvear ante destacados empresarios argentinos, donde afirmó: “Para crear emprendedores se necesita libertad económica”.

El evento, organizado con el objetivo de mejorar la balanza comercial bilateral, comenzó con las palabras del presidente del Congreso Judío Latinoamericano (CJL) y presidente del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP), Adrián Werthein, que se refirió a una vieja foto, testimonio de la primera visita de Netanyahu a la Argentina cuando recién incursionaba en la política: “Aquí estamos los dos hace 30 años. Recuerdo que prometió volver, y hoy está cumpliendo su palabra”.

Luego, el primer ministro israelí pasó al atril y comenzó su discurso con elogios hacia el gobierno argentino: “El presidente Mauricio Macri está transformando a la Argentina y creo que estamos transformando la amistad entre nuestros países. Ambos somos democracias, tenemos una vibrante comunidad judía y también un gran interés en aprovechar el futuro”.

Asimismo, Netanyahu adelantó una posible visita de la vicepresidenta, Gabriela Michetti, y de Macri a Israel: “El futuro pertenece a los que innovan y, por lo tanto, este evento marca hoy este cambio en nuestra capacidad de cooperación. Quiero dejar claro que damos la bienvenida a todas las empresas argentinas a venir a Israel con la vicepresidenta y posteriormente más tarde, en la segunda mitad del año, con el Presidente”.

“El futuro pertenece a los que innovan. Israel es una nación innovadora. El poder de la innovación es interminable. Nuevas industrias se crean literalmente a partir del aire. Crean riqueza muy rápidamente. Si se mira a las diez empresas líderes en el mundo en términos de capitalización de mercado hace diez años, cinco eran empresas de energía, sólo una era IT: Microsoft. Diez años más tarde, sólo hay una compañía de energía en la lista: Exxon. Pasó de número uno a número cinco, y cinco son empresas de IT. El poder de la mente es la nueva riqueza. La combinación de grandes datos, conectividad e inteligencia artificial crea industrias de las que nunca se ha hablado. Esta es una transformación que cambiará prácticamente todos los campos del trabajo humano”, destacó Netanyahu.

Entre los 150 dueños de empresas estuvieron el presidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere; el presidente de la Cámara de la Construcción, Gustavo Weiss; el dueño del Alvear, David Sutton; el empresario Martín Cabrales; Gustavo y Andrea Grobocopatel, del grupo económico Los Grobo; el presidente de Farmacity, Alejandro Gorodisch; y el director ejecutivo de Mercado Libre, Marcos Galperín.

Además, el premier israelí subrayó: “Los gobiernos generalmente no creen que la riqueza es creada por el sector privado. Piensan que la riqueza es creada por los gobiernos. Pero no es así, sólo la gastan los gobiernos. Para crear valor se necesitan emprendedores, y para crear emprendedores se necesita libertad. Libertad de la burocracia, libertad de sobre-regulación, libertad de impuestos excesivos. Este es un mensaje importante que no necesito traer al Presidente de Argentina, porque lo entiende perfectamente”.

“Para crear emprendedores se necesita libertad económica y un sistema democrático. Para crecer se necesita convicción y yo veo esa convicción en el presidente Macri”, agregó.

En el evento también se encontraban Mario Montoto y Alfredo Daverede, el presidente y ex presidente de la Cámara de Comercio Argentino Israelí, respectivamente; Santiago Bilinkis, el creador de Officenet, que invierte en empresas de tecnología; Nicolás Caputo, empresario amigo del Presidente; el doctor, empresario y ex ministro del Interior, José Luis Manzano; Sergio Brukman y Alejandro Levin, director comercial y CEO de Electra, respectivamente; el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell’Acqua; los empresarios Daniel Elsztain, Federico de Narváez, Jorge Brito hijo, Luis Galli, Enrique Pescarmona y Andrés Meta; el presidente del INADI, Claudio Presman; Sabine Segal, directora de la agencia The Israel Export; Rubén Cherñajovsky, de Newsan; el vicedirector internacional de la aerolínea israelí El AL, Stanley Morais; Yoav Weiss, director regional de América Central y Sudamérica de El AL; Marian Cohen, presidente de Mer Group; y el director de Asuntos Corporativos de la empresa Andes Energía, Pablo Abiad.

Por otro lado, Netanyahu relató su experiencia económica a cargo del gobierno israelí para comparar la situación con la Argentina: “Israel no pudo alcanzar el crecimiento que alcanzó hoy sin un cambio sustancial. Ese cambio fue el producto de una crisis, de la que me gustaría hablarles. Tuvimos una grave crisis económica en el año 2002-2003, y en ese momento tuve la gran desgracia de ser nombrado ministro de Hacienda. Entré al gobierno israelí cuando nuestra economía se estaba reduciendo y tuvimos un desempleo tremendo, alrededor del 11 o 12 por ciento, que era muy alto para nosotros. Tuvimos un banco importante al borde del colapso, tuvimos muchos negocios cerrando y había básicamente dos explicaciones que eran comunes en ese tiempo en Israel sobre por qué estábamos en esta crisis. La primera fue que la burbuja del NASDAQ había estallado, colapsado. La segunda fue el terrorismo. Seguramente estos dos factores contribuyeron a nuestra crisis económica, pero no pensé que fueran realmente tan importantes. Eran importantes pero en un nivel secundario. Pensé que otra cosa era el problema, y tenía unas tres semanas como ministro de Finanzas para presentar un plan al pueblo israelí”.

Finalmente, el primer ministro israelí aconsejó a la Argentina tomar una serie de medidas -como frenar las barreras de la competitividad, bajar los impuestos y generar un marco legal y normativo que minimice la detención burocrática- en pos de bajar el gasto público y generar mejores expectativas a largo plazo.

“Todas las economías nacionales son parejas de un sector público sentado en los hombros de un sector privado. En nuestro caso, el tipo en la parte superior, el sector público, se puso demasiado gordo y estábamos a punto de colapsar. Así que tuvimos que hacer tres cosas: primero tuvimos que poner al hombre gordo, al sector público, en una dieta, muy difícil de hacer políticamente. La segunda cosa es que tuvimos que fortalecer al hombre del fondo, tuvimos que darle mucho oxígeno en sus pulmones para que pueda sostener la carga. ¿Cómo se administra oxígeno? Bajando impuestos y reduciendo las barreras a la competencia”, explicó Netanyahu.

“Ustedes saben que un país puede tener los mejores técnicos, científicos e ingenieros pero si no hay un clima de libertad, sino existe una verdadera apertura, no se desarrollan, y no se genera la innovación. Eso le pasó a la ex Unión Soviética”, concluyó el premier, en lo que fue su última actividad en la Argentina. “Con tecnología no alcanza, hace falta libre mercados para acompañarla.”

Al término de la disertación, Netanyahu conversó brevemente con empresarios argentinos que se acercaron a saludarlo y luego encabezó una foto colectiva con los 40 israelíes que viajaron con él, a modo de testimonio de visita.

Tras ello, les preguntó a qué se dedicaban e intercambió opiniones sobre la estadía y el futuro.

GP-LV-CGG

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario