Argentina

Nisman. Borger: “No fue la única vez que el Canciller se refirió a Irán como responsable del atentado”

AJN.- El ex presidente de la AMIA Guillermo Borger, quien estuvo a cargo de la institución cuando se firmó el acuerdo con Irán explicó, en una entrevista con AJN, sobre la conversación que mantuvo con Timerman y que permitió que se investigue la denuncia de Nisman. “No fue la única vez que el Canciller se refirió a Irán como responsable del atentado”, afirmó. Además, se refirió al fiscal Alberto Nisman como “la victima 86” del atentado a la AMIA y no dudó “que las pruebas que aportó Nisman en esta causa deben ser ciertas”.

El ex presidente de la AMIA Guillermo Borger afirmó hoy a AJN que celebra si la difusión del diálogo que tuvo con el ex canciller Héctor Timerman “sirve para avanzar con el esclarecimiento” de la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex ministro de Relaciones Exteriores, entre otros funcionarios.

En los audios de la conversación telefónica que se mantuvo cuando Borger dirigía la institución judía, Timerman se refiere a Irán como el responsable del atentado a la AMIA. Esta revelación fue aportada por la DAIA como nueva prueba para que se investigara la denuncia de Nisman, debido a que encontraban una contradicción entre la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán y la presunción de que era el culpable de la muerte de 85 personas, lo que le permitió a la institución presentarse como querellante.

-¿Cómo esta viviendo usted los últimos acontecimientos referidos a la denuncia de Nisman?

-Lo que estamos viviendo viene de una historia triste de nuestro país y de todo lo que es el terrorismo internacional, ratificando lo malo que fue desde el inicio el lamentable y terrible atentado a la AMIA. Esto es una continuidad y dijimos en su momento que el fiscal Nisman fue la victima 86 de todo esto. Después de dos años de la terrible muerte del fiscal, un apasionado de su trabajo y que realmente conocía la causa AMIA, hoy se abre una nueva posibilidad, tardíamente, pero una luz de esperanza. Continuamos esperanzados y confiando en la justicia.

-¿Por qué considera usted que se demoro dos años en llegar a esta situación?

-Tuvimos un fin de la administración anterior de nuestro país que tocó todo este escenario, una salida con las elecciones en el medio que fue un tanto ruidosa. Creo que todo esto no le convenía a nadie, menos a los que no querían mostrar la verdad. Así todo esto se fue ocultando y demorando. Creo que llegó el momento. Por qué, a ciencia cierta, no lo sé. Evidentemente, una persona como el fiscal Nisman, paradójicamente puesto por quien fue el gobierno anterior y nada menos que por Néstor Kichner, termina con un tiro en la cabeza, muy triste y muy lamentable. ¿Por qué? No termino de entender.

-En Davos, en la reunión entre Macri y Netanyahu, el presidente argentino se comprometió desde el principio con este tema ¿Cuál es su lectura de esta posición?

-Evidentemente fue de sus primeras expresiones muy apropiadas y esperadas por esta nueva administración. Confío en el gobierno del presidente Macri, que va a hacer todo lo posible por esclarecer y por trabajar firmemente en el esclarecimiento. Aunque, por otro lado, y también constantemente lleno de paradojas, 22 años después de semejante atentado está todo más lejos para poder llegar a una verdad absoluta. Pero creo que el camino que está tomando el presidente Macri y su Gobierno es acertado. Es, si no me equivoco, el octavo gobierno que pasa por esta terrible causa. Todos los gobiernos nuevos en su momento han expresado su voluntad de esclarecer este terrible atentado, el peor que sufrió la Argentina hasta el día de hoy y uno de los peores del mundo. Creo que es meritorio que esto se llegue a esclarecer. Ojalá en esta oportunidad no se convierta en una expresión de deseo: sí en una gestión por la verdad y que podamos verla.

-Durante su gestión en la AMIA ocurrió todo lo relacionado con el Memorándum.

-Uno de los momentos más terribles y absolutamente inesperados, y que trágicamente me entero desayunando con mi señora, es el famoso y lamentable 27 de enero, donde aparece publicado este acuerdo con Irán. Fue una ironía absoluta porque hasta ese momento veníamos trabajando muy bien con el gobierno en curso, tanto con Cristina Kirchner como con el propio canciller Héctor Timerman. Teníamos una interacción positiva, tratando en función de esclarecer el atentado a la AMIA constantemente; nuestra presencia, varias veces acompañando a la presidenta ante las Naciones Unidas; sus discursos positivos ante la ONU: y repentina e inesperadamente ese lamentable 27 de enero aparece totalmente fuera de esta relación este acuerdo con Irán. Allí empezamos a ver que la realidad de esta supuesta buena interacción que teníamos con el gobierno en algo estaba fallando y se manifiesta a partir de este lamentable tratado de Irán. Todo lo que sucede, a partir de ahí, porque la presidenta quería muy aceleradamente llevar este acuerdo al Congreso y que definitivamente se acuerde para darle curso a nivel nacional. Y pedir también firmar con el gobierno de Irán, cosa que hasta el día de hoy no sucede, pero sí hemos tenido que correr ante el Senado, ante Diputados a plantear el punto de vista totalmente distinto de la AMIA y que no acordábamos para nada. No podíamos entender ese acuerdo firmado, en principio, con Irán a través de los dos cancilleres. Toda esa historia fue muy lamentable.

-El diálogo que se filtró entre Timerman y usted es lo que le permitió a la DAIA ser querellante. ¿Considera que esto generó la situación que estamos viviendo ahora?

-Desconozco cómo se hizo pública esta conversación, pero celebro si a través de este audio del diálogo, que sí existió y lo recuerdo perfectamente en la oficina de la AMIA, se puede avanzar en cierto esclarecimiento, lo que permitió poder avanzar en la investigación de la terrible muerte del fiscal Nisman y en este lamentable acuerdo que finalmente se frustró (Memorandum), y también poder saber la verdad de por qué se firmó ese mamarracho de intento de acuerdo entre Argentina e Irán. Celebro en ese sentido si esta llamada ayuda a cierto esclarecimiento, pero fue también una llamada  muy lamentable.

-¿Fue la única vez que él se refirió en estos términos o era una cuestión usual que se refiera a Irán como el responsable del atentado?

-No fue la única vez. Posiblemente hubo un par de llamados inclusive, pero presencialmente cuando Timerman se acercó a la AMIA a dar una conferencia de prensa conjunta, remarcó esto también en alguna de las conversaciones que hemos tenido en la presidencia. Siempre el mismo tono: defendiendo y auspiciando fuertemente lo “bueno” que podía ser este acuerdo.

-¿Cree que la denuncia de Nisman encierra alguna cuestión que puede comprometer al gobierno anterior y por eso hubo tanta resistencia?

-No puedo entenderlo porque si había una denuncia, que si bien sabíamos que las últimas conversaciones que veníamos hace tiempo teniendo en nuestros habituales y regulares dialogos con el fiscal de la causa, nosotros sabíamos que estaba trabajando fuerte y apasionadamente en pruebas irrefutables. Nunca supimos a qué se refería, hasta que apareció esta denuncia tan fuerte. Entiendo que si realmente quienes están inculpados en la denuncia saben de su inocencia, debería haberse ponderado que esta causa se abra y se vea la inocencia de los acusados. Qué va a pasar, lo desconozco. Sé que el fiscal hacía todo su trabajo, tanto respecto a esta denuncia como todas las actuaciones respecto a la causa AMIA, como una persona joven, súper dinámica y muy apasionada, determinado para llegar a la verdad en este caso. No dudo que las pruebas que aportó Nisman en esta causa deben ser ciertas, pero las desconozco.

-¿Qué le pasó cuando se enteró de la muerte de Nisman?

-Fue un shock terrible. La verdad es que quedé como congelado. No sabía qué hacer, para qué lado ir. Unas horas antes había conversado con Nisman de cómo íbamos a avanzar, cómo seguía todo el tema. No podía entender como una persona de unos 50 años, un rato antes estaba en pleno trabajo de investigación con su pasión de trabajo, hablando de la relación con las hijas, y que luego termine con un tiro en la cabeza. Hasta el día de hoy no me baja la ficha.

 

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario