enero 19, 2018

Aniversario/Partición. Ex presidente uruguayo: El pueblo judío “volvió a su tierra e hizo el milagro de la prosperidad, ejemplo para los demás países”

Agencia AJN.- “Vine a Israel por primera vez en el año ‘86 y, como católico practicante, fue una experiencia fantástica desde el punto de vista religioso y espiritual; se ve un sentido nacional vigoroso, fortalecido por la diversidad, donde uno puede mirar y darse cuenta de las cosas que hizo y comparar aquellas que debería haber hecho teniendo tantos más recursos”, destacó hoy, miércoles, Luis Lacalle (foto: en el Kibbutz Ein Hashlosha con gente uruguaya) en diálogo con la Agencia AJN.

Agencia AJN.- El ex presidente de Uruguay Luis Lacalle encabeza entre el domingo y el viernes una delegación de personalidades de esa nación que visita el Estado judío (foto) en el marco del cincuentenario de la reunificación de Jerusalem y en coincidencia con el 70º aniversario de la histórica aprobación de la resolución 181 de la Organización de las Naciones Unidas, por la cual se avaló la Partición del Mandato Británico en ese territorio para la creación de dos países, que los árabes rechazan hasta hoy.

La misma incluye al periodista Daniel Rodríguez Oteiza, hijo del representante uruguayo ante la ONU y protagonista de ese hecho fundamental, Enrique Rodríguez Fabregat, el diputado Gerardo Amarilla, el ex senador Ruperto Long, el historiador Gerardo Caetano, el reportero Gerardo Sotelo, la conductora Blanca Rodríguez y el chef Sergio Puglia, ganadores del premio Jerusalem, y la embajadora israelí, Nina Ben-Ami.

“Cada vez que llega una fecha de éstas (por hoy, 29 de noviembre, aniversario de la aprobación de la Partición) y cuando uno está frente a una de las naciones más antiguas del mundo, que anduvo miles de años sin territorio, siente la satisfacción de ver que volvió a su tierra y también de que en ella haya hecho el milagro de la prosperidad, la abundancia, la fortaleza y la valentía, que termina siendo un ejemplo para los demás países”, remarcó el ex mandatario en diálogo con la Agencia AJN.

Foto: Luis Lacalle en Kibbutz Ein Hashlosha con Yuli Edelstein

– ¿Qué significa para usted este viaje con la delegación, que de alguna manera refleja el vínculo entre ambos países?
Vine aquí por primera vez en el año ‘86 y, como católico practicante, fue una experiencia fantástica desde el punto de vista religioso y espiritual. Luego he venido varias veces más, calculo que ésta es la quinta. En definitiva, uno siempre viene aquí a “cargar las pilas” y se llena de entusiasmo por las cosas que puede llegar a hacer. Se ve un sentido nacional vigoroso, que en este caso está fortalecido por la diversidad; es decir, la fortaleza de las democracias, donde uno puede mirar y darse cuenta de las cosas que hizo y comparar aquellas que debería haber hecho teniendo tantos más recursos.

– ¿Qué lectura hace de la visita del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, a Latinoamérica?
Lo notorio es que no fue a Uruguay. Debería haber venido, no por la importancia de los países, sino por razones simbólicas. El Gobierno tiene sectores contrarios a Israel, quizá por eso no nos visitó. Veo como una señal negativa que Uruguay no se haya levantado con la suficiente fuerza para condenar actos de barbarie como los que se producen en la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), donde los “talibanes” de París pretenden negar el vínculo de Israel con la Tierra Santa, el Muro de los Lamentos y el Templo.

– ¿Cuál es su mensaje de cara a los 70 años del Estado de Israel, que se celebrarán el año que viene?
Mi deseo es que sean 7 mil…

Los visitantes fueron recibidos y agasajados en el aeropuerto Ben Gurión y, luego, con una cena especial de bienvenida con el chef Moshé Basson y el titular de la Organización Sionista Mundial, Avraham Duvdevani, en un restaurante.

Al día siguiente recorrieron la capital israelí, en especial la Ciudad Vieja, con el Muro Occidental, sus túneles, la Ciudadela de David, la Vía Dolorosa y la iglesia del Santo Sepulcro, los memoriales a la Shoá, Yad Vashem, y a los soldados caídos -entre ellos, su compatriota Miguel “Mijael” Micholevich, y la Knesset (Parlamento), donde se reunieron con su presidente, Yuli Edelstein, y la legisladora Nava Boker, además de encontrarse con la ministra de Cultura, Miri Regev, y el director general para América Latina de la Cancillería israelí, Modi Ephraim.

Foto: delegación uruguaya junto a la embajadora Nina Ben Ami en una visita al ministro Avigdor Liberman.

Para los días siguientes estaban previstas entrevistas con los ministros de Defensa, Avigdor Liberman, y de Asuntos de Jerusalén, Zeev Elkin, y la comunidad uruguaya local, y recorridas por el kibutz Ein Hashloshá, donde vive un gran número de uruguayos, el Instituto Científico Weizmann y la torre solar más alta del mundo, que se construye en el sureño desierto del Neguev bajo la dirección de cinco connacionales.

DB-LV-CGG

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario