noviembre 17, 2017

Autoridad de Innovación de Israel tiene en la mira una segunda incubadora de biotecnología

Agencia AJN.- El éxito de FutuRX en Rehovot llevó a la Autoridad de Innovación a planificar la inauguración de una segunda incubadora en el norte de Israel.

Agencia AJN.- La Autoridad de Innovación de Israel anunció su intención de realizar una licitación para la fundación de una segunda incubadora de biotecnología, que se ubicará en el norte de Israel, además de la incubadora FutuRX en Rehovot. La licitación para operar la incubadora está programada para su publicación a mediados de 2018.

Anya Eldan, vicepresidente de la Autoridad de Innovación, explicó: “El éxito de la incubadora FutuRX nos llevó a pensar que una de esas incubadoras no es suficiente. Los franquiciados de la incubadora han creado 10 grandes empresas en la incubadora que construyeron la mayoría de estas empresas a partir de la tecnología que trajeron de las universidades y un equipo montado dentro de la incubadora”.

Además contó que dos empresas de la incubadora ya recaudaron más de 20 millones de dólares durante el período de la incubadora, y también se creó un fondo para inversiones exclusivamente en empresas de la incubadora FutuRX.

“Sin embargo, una incubadora de este tipo no es suficiente para crear un verdadero teatro de la innovación biotecnológica en Israel, y hay otras preocupaciones que están iniciando empresas biotecnológicas en las primeras etapas de Israel, como el fondo Pontifax y los fondos fundados por las universidades con el fin de promover las tecnologías desarrolladas por sus investigadores. Sin embargo no hay sustituto para una incubadora que pueda reunir la propiedad intelectual, el equipo y el apoyo de empresas internacionales”, resaltó.

Eldan señaló que uno de los requisitos principales en la licitación de la nueva incubadora será la participación de una gran empresa farmacéutica o de biotecnología, como Takeda y Johnson & Johnson en FutuRX. “Estamos hablando con empresas internacionales acerca de la inversión en empresas israelíes de biotecnología, pero una compañía suele preferir concentrar sus inversiones en las primeras etapas cerca de su casa, ya que requieren mucha atención e inversión por parte de la gran empresa”.

Por último destacó que el estado de la biotecnología en Israel mejoró muchísimo en los últimos años: “Nuevas empresas de servicios han surgido y operan aquí, se han establecido nuevos fondos (como Israel Biotech Fund y el fondo AMoon), y todos están muy contentos con la salida de NeuroDerm, que fue una incubadora de las empresas vendidas por mil millones de dólares. Tales eventos nos animan a operar una incubadora de biotecnología, aunque es costosa, y cada empresa recibe un presupuesto de 2.5 millones de dólares por tres años, pero parece que hay buenas razones para hacerlo”.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario