Seguinos en las redes

Sin Categoría

Descubren en Israel restos de los primeros humanos fuera de África

Agencia AJN.- El descubrimiento de jawbone hace retroceder la historia de la migración del Homo sapiens en al menos 50 MIL años y reescribe la historia, aseguraron investigadores israelíes.

Publicado

el

dentadura

Agencia AJN.- Una mandíbula con dientes descubiertos recientemente en la cueva Misliya de Israel data de 177 mil y 194 mil años atrás, indicando que los humanos modernos estaban presentes en el Levante al menos 50 mil años antes de lo que se pensaba.

“Este hallazgo -que los primeros humanos modernos estuvieron presentes fuera de África antes de lo que comúnmente se cree- cambia por completo nuestra visión sobre la dispersión humana moderna y la historia de la evolución humana moderna”, señaló el profesor Israel Hershkovitz del Departamento de Anatomía y Antropología de Tel Aviv de la Facultad de Medicina Sackler de la Universidad.

Hershkovitz dirigió el equipo internacional de 35 antropólogos que realizaron el estudio en colaboración con la Prof. Mina Weinstein-Evron del Instituto Zinman de Arqueología de la Universidad de Haifa. La investigación fue publicada el 26 de enero en la revista Science.

El consenso común de los antropólogos fue que los humanos modernos aparecieron en África hace aproximadamente 160 mil a 200 mil años, basados ​​en fósiles encontrados en Etiopía, y que los humanos modernos evolucionaron en África y comenzaron a emigrar de África hace aproximadamente 100 mil años.

El equipo de investigación descubrió el fósil, una mandíbula superior adulta con varios dientes, en la cueva de Misliya en Israel, uno de varios sitios de cuevas prehistóricas ubicadas en el Monte Carmelo.

Los científicos aplicaron varias técnicas de datación al fósil para determinar que la mandíbula tiene por lo menos 170 mil años. También analizaron los restos utilizando escaneos microCT y modelos virtuales 3D para compararlos con otros fósiles de homínidos descubiertos en partes de África, Europa y Asia.

“Si el fósil en Misliya data de aproximadamente 170 mil a 190 mil años atrás, toda la narrativa de la evolución del Homo sapiens debe retroceder por lo menos de 100 mil a 200 mil años”, explicó Hershkovitz.

“En otras palabras, si los humanos modernos comenzaron a viajar fuera de África hace unos 200 mil años, se sigue que deben haberse originado en África hace al menos 300 mil a 500 mil años”. Hasta ahora, los primeros restos de un ser humano moderno encontrado fuera de África, en las cuevas de Skhul y Qafzeh en Israel, databan de hace 90 mil a 120 mil años.

“Nuestra investigación tiene sentido para muchos hallazgos antropológicos y genéticos recientes. Hace aproximadamente un año, los científicos informaron encontrar los restos de humanos modernos en China que datan de hace unos 80 mil a 100 mil años. Esto sugirió que su migración ocurrió antes de lo que se pensaba, pero hasta nuestro descubrimiento en Misliya, no pudimos explicarlo”

“Numerosas piezas diferentes del rompecabezas, la aparición del humano moderno más antiguo en Misliya, evidencia de la mezcla genética entre los neandertales y los humanos, los humanos modernos en China, ahora encajan”, observó.

Según Weinstein-Evron, los habitantes de la cueva de Misliya eran hábiles cazadores de especies de caza mayor como el uro, el gamo persa y las gacelas. Usaron el fuego rutinariamente, hicieron un amplio uso de las plantas y produjeron un kit de herramientas de piedra del Paleolítico Medio Temprano, empleando sofisticadas técnicas innovadoras, similares a las encontradas con los primeros humanos modernos en África.

La asociación de la mandíbula de Misliya con tecnologías tan evolucionadas en el Levante sugiere que su aparición está relacionada con la aparición de Homo sapiens en la región, contó Weinstein-Evron.

Se sabe que Medio Oriente fue un corredor importante para las migraciones de homínidos, ocupadas en tiempos diferentes por los humanos modernos y los neandertales, pero el nuevo descubrimiento en Misliya sugiere un reemplazo demográfico o una mezcla genética anterior con las poblaciones locales de lo que se pensaba anteriormente.

“Todos los detalles anatómicos en el fósil de Misliya son totalmente consistentes con los humanos modernos, pero algunas características se parecen a las encontradas en los restos de los neandertales y otros grupos humanos. Esto sugiere que, aunque África fue el origen de nuestra especie, algunos de nuestros rasgos deben haber evolucionado o haber sido adquiridos fuera de África”, manifestó Hershkovitz.

Además de los israelíes de la Universidad de Tel Aviv, la Universidad de Haifa y la Universidad Hebrea de Jerusalem, los científicos participantes son de Australia, Austria, España, Suiza, Francia, el Reino Unido y Estados Unidos.

Continuar leyendo

Dejá tu comentario

Más leídas