noviembre 19, 2017

Directora Gral de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Asunción: “Israel tiene tanto para enseñar y uno tiene tanto para aprender”

Agencia AJN.- Así lo aseguró Lilian Zárate a la Agencia AJN luego de su reciente viaje a Israel en el que participó del curso de MASHAV y la OEA sobre emprendimiento innovador.

Agencia AJN.- Lilian Zárate, directora General de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), a cargo de una incubadora de esa institución, dialogó con la Agencia AJN sobre su reciente visita a Israel. Zárate participó de un curso de MASHAV y la Organización de los Estados Americanos sobre emprendimiento innovador, en el que pudo destacar y conocer a fondo el procedimiento de desarrollo de proyectos.

-¿Cómo surgió la oportunidad de viajar a Israel?
En una conversación con una decana, ella había viajado a Israel por otro curso y me comentó sobre el curso para Innovadores en el Instituto del Monte Karmel. Entonces me inscribí y, por suerte, tuve el apoyo del rector para hacerlo. De hecho, lo habíamos considerado muy importante porque estoy a cargo de la incubadora.

-¿Qué pudo destacar de su viaje?
Creo que fue uno de esos viajes inolvidables que uno realiza en la vida. Israel tiene tanto para enseñar y uno tiene tanto para aprender. Uno de los aprendizajes más significativos fue la resiliencia. Compartimos una historia parecida, nosotros en Paraguay tuvimos la guerra de la Triple Alianza hace casi 150 años. Ellos tuvieron la Guerra de los Seis Días hace unos 50 años. Pero en 50 años han logrado levantarse de una manera increíble, rápida. Son pioneros en tecnología y sobre todo trabajaron por lograr una identidad nacional. Y creo que eso es algo que Paraguay debe y puede aprender. Sería muy bueno que nosotros en este período, que ya han pasado 150 años, también podamos mirar de frente y seguir avanzando con todos los recursos que nosotros tenemos.

-A pesar de que Israel es un país en conflicto, ¿pudo sentirse segura?
El impacto que más me causó fue que con las dificultades del agua, de estar en el desierto, de tener vecinos hostiles, estando dentro de Israel, uno no percibe eso. Uno puede ir caminando tranquilo, con su celular, y no tienen ese temor de que alguien se va a parar en una moto y va a venir a sacar el celular. Esas son las experiencias muy significativas que a mí me quedaron de estar ahí unos días, viendo el país.

-¿Tuvo la posibilidad de dimensionar lo que son las empresas tecnológicas en Israel?
Definitivamente. Es más: yo vine con una inspiración y estoy trabajando por lograrlo en la universidad. No digo que será tal cual, pero ajustado a nuestra realidad. Por otro lado, el curso fue fantástico, pues la calidad de los expositores fue excelente. Uno de los que más me llegó fue el de un docente en la universidad de Haifa. Lo que más recuerdo fue algo que nos dijo sobre ‘romper el miedo’. Hay que animarse a los desafíos. Y eso es realmente muy importante, porque cuando uno trabaja, como es mi caso, con actividades universitarias, la universidad, la academia, en muchos casos no recuerda eso. Alentarnos a tomar desafíos. También pudimos visitar la Autoridad de Innovación israelí y es un trabajo brillante el que están haciendo.

-¿Pudo explicarles a sus amigos en Paraguay el fenómeno de esta experiencia?
Les conté esta experiencia no sólo a mis amigos. Hace poco celebramos con un grupo de colegas, ex compañeras de facultad, y ellas me pedían por favor que les cuente todo lo que viví en Israel. Yo les conté que había jóvenes en la playa, leyendo, en la plaza, leyendo, todo el tiempo leyendo. Les contaba una experiencia que me comentaron, que los niños en las escuelas tienen como “ahijados” de un grado menor. Entonces los apoyan para ir saliendo adelante en algunos temas académicos. Así lo hacen nivel por nivel. Eso es un modelo que nosotros podemos practicar y qué importante sería. Nosotros podemos también alentar a que lean más libros.

-¿Qué pudo llevarse de su viaje a Israel? ¿Considera que algo de todo lo visto y aprendido podría aplicarse en Paraguay?
Todavía tengo frescas en la memoria las palabras de los brillantes profesionales que formaron parte del curso Emprendimiento Innovador – MCTC, Haifa, palabras como: atrévete, vence el miedo, el sector privado financia la investigación, de productores de naranjas a desarrolladores de tecnología avanzada, correr riesgos, hay riqueza en la heterogeneidad, acciones que cambien la cultura, la resiliencia, la competición. Otro beneficio que nos brindó el viaje a Israel a través de la beca, fue compartir experiencias de los compañeros de Latinoamérica. Fue un gran aprendizaje, Israel es inolvidable.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario