diciembre 11, 2017

Los 10 mejores avances israelíes en autismo

Agencia AJN.- Desde investigaciones hasta programas sociales y educativos, Israel sobresale en la lucha por comprender el autismo y ayudar a las familias a lidiar con este trastorno del desarrollo.

Agencia AJN.- En los últimos años, Israel se convirtió en un importante centro de estudios sobre el autismo, un trastorno del neurodesarrollo que hoy es el segundo más prevalente entre los niños.

Las personas con autismo tienen dificultades sociales y de comunicación que a menudo impiden que los pacientes abandonen el hogar y vivan de forma independiente.

1. El chaleco BioHug de la compañía BioHug Technologies, con sede en Haifa, brinda una presión similar a un abrazo para calmar a las personas con autismo. El chaleco portátil y sin restricciones funciona según el principio probado de que la presión sobre ciertas partes del cuerpo tiene un efecto calmante medible. Se usa principalmente en la escuela y en entornos terapéuticos.

2. Neurobiólogos del Instituto Weizmann, junto con colegas en los Estados Unidos, identificaron un método para identificar con precisión un signo biológico de autismo en niños pequeños explorando su actividad cerebral durante el sueño. Los niños con autismo mostraron una sincronización significativamente más débil entre las áreas cerebrales responsables del lenguaje y la comunicación. Usando los escaneos, los científicos pudieron identificar al 70 por ciento de los niños autistas entre las edades de uno y tres años, una edad clave para la atención temprana.

3. La producción de la hormona oxitocina (la “hormona del amor”) es estimulada por actividades reproductivas como el sexo, el parto y la lactancia. Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalem mostraron en 2011 que las personas con autismo tienen la mitad de la cantidad normal de oxitocina en la sangre. Un estudio de 2013, en el departamento de obstetricia y ginecología del Centro médico de la Universidad Hadassah, encontró que las interrupciones en la exposición prenatal a la oxitocina pueden estar asociadas con el autismo. Es otra pieza en el rompecabezas de cómo la oxitocina afecta el desarrollo infantil.

4. “Dogs for People”, fundado en 2006 por el entrenador Paul Elmakes, utiliza cursos de manejo de perros para desarrollar la autoestima y las habilidades de comunicación de los participantes humanos. Los niños autistas responden bien a los caninos altamente comunicativos. Esto es bueno para los niños que tienen problemas para expresarse en el mundo exterior. El perro les da una recompensa y motivación para seguir tratando de alcanzar y conectarse y no permanecer en su burbuja.

5. Los niños concebidos a través de la fertilización in vitro tienen tres veces más probabilidades de tener autismo leve a moderado, según un estudio realizado en 2010 en el Centro médico Assaf Harofeh cerca de Tel Aviv, uno de los principales hospitales académicos del país.

6. Yad Hamoreh es una escuela primaria pública única en Jerusalem que integra alrededor de 50 niños severa o moderadamente autistas con 187 estudiantes de primer a sexto grado sin autismo. Los alumnos tienen clases separadas dentro del edificio, pero se unen para todas las demás actividades, desde comer hasta nadar e incluso sesiones de música, horticultura y terapia con animales. Los educadores de otros países a menudo la visitan para aprender cómo podrían replicar el programa.

7. Un estudio de 2012 del Centro Médico Sheba y la Universidad de Tel Aviv mostró una posible conexión genética entre el autismo y la esquizofrenia, según datos de Israel y Suecia. Ambos trastornos se caracterizan por una disfunción social y cognitiva. Las personas con un hermano esquizofrénico tienen 12 veces más probabilidades de tener autismo que las personas que no tienen esquizofrenia en la familia.

8. La Universidad Hebrea proporcionó una mejor comprensión de las vías genéticas involucradas en el autismo mediante el análisis de los datos genéticos de miles de familias con niños autistas. Se encontraron mutaciones y variantes genéticas comunes en individuos autistas localizados en grupos funcionales específicos.

9. Durante la primera semana de marzo de 2014, destacados investigadores del autismo de Israel y Canadá se reunieron para el Primer Simposio entre Canadá e Israel en la Universidad Hebrea de Jerusalem. Los participantes de la conferencia compartieron las últimas investigaciones y sentaron las bases para las colaboraciones binacionales.

10. Investigadores de la Universidad Hebrea, junto con científicos de la Universidad de Nueva York y la Universidad de Princeton, descubrieron que el lenguaje corporal transmite un mensaje mucho más claro que las expresiones faciales al tratar de descifrar el estado de ánimo de alguien. Según el Dr. Hillel Aviezer expresó al portal ISRAEL21c: “Desde una perspectiva clínico-práctica, los resultados pueden ayudar a los investigadores a comprender cómo las expresiones cuerpo / rostro interactúan durante situaciones emocionales. Por ejemplo, las personas con autismo pueden no reconocer las expresiones faciales, pero tal vez si están capacitadas para procesar importantes señales del cuerpo, su rendimiento puede mejorar significativamente”.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario