Seguinos en las redes

Innovación

Cómo los kibutz israelíes cerca de Gaza se están convirtiendo en centros de alta tecnología

Agencia AJN.- Ahora, los kibutz, particularmente los del sur de Israel, buscan cada vez más la alta tecnología y la innovación.

Publicado

el

kibutz

Agencia AJN.- Las comunidades colectivas de Israel, o kibutz, se establecieron primero como proyectos agrícolas pero cambiaron significativamente a lo largo de sus 100 años de historia, con una astuta capacidad para adaptarse a un entorno económico dinámico.

Muchos de ellos resistieron con éxito la crisis económica israelí de la década de 1980 para desarrollar un sector industrial sólido, que a partir de 2016 representa aproximadamente las tres cuartas partes de los ingresos del kibutz, mientras que otros recurrieron a la tecnología y el desarrollo de negocios rentables. Otros aún siguen el camino de la vida sustentable, desarrollando diseños comunitarios y métodos de vida innovadores y respetuosos con el medio ambiente.

Ahora, los kibutz, particularmente los del sur de Israel, buscan cada vez más la alta tecnología y la innovación.

“La economía del kibutz tiene tres ramas: la agricultura tradicional, la industria y una rama emergente en alta tecnología”, explicó Ofir Libstein, el CEO de Kibbutz Industry Association (KIA).

Para desarrollar la tercera rama, el KIA, el Movimiento de Kibutz y otros grupos respaldaron en los últimos años proyectos de educación e infraestructura en kibutzim (el plural hebreo para “kibutz”) para fomentar un entorno propicio para atraer empresas de alta tecnología.

Libstein afirmó al portal NoCamels que las organizaciones de kibutz alentaron activamente el desarrollo del sector de alta tecnología en sus comunidades apoyando a varias organizaciones sin fines de lucro en todo Israel que apuntan a enseñar habilidades técnicas, capacitar a residentes de kibutz para trabajar en alta tecnología, atraer compañías de tecnología de los centros económicos de Israel a kibutzim, y sirven como incubadoras para nuevas empresas.

SouthUp es una de esas organizaciones. Fundada en 2015, SouthUp opera en la región de Sha’ar HaNegev y busca promover el “empleo, la educación y el crecimiento de la comunidad” en los kibutzim cerca de la frontera con Gaza. El CEO de SouthUp, Elad Yeori, fundó la primera incubadora de kibutz para empresas de tecnología en el Kibutz Revivim ese año.

A fines del año pasado, SouthUp estableció un espacio de trabajo compartido en el Kibutz Nir Am, cerca de Sderot, convirtiendo una estructura no utilizada en un espacio para que los empleados trabajen.

El administrador de negocios de Nir Am, Yair Menah, afirmó a NoCamels: “Tenemos muchos jóvenes que vienen al kibutz, estudian y trabajan en varias startups… Vimos el futuro en esto e invertimos e hicimos ajustes a una estructura vacante que teníamos”. Menah espera que estos esfuerzos conduzcan a un mayor desarrollo y oportunidades adicionales para los jóvenes del kibutz.

Según SouthUp, se espera que al menos 20 kibutzim en la zona hagan lo mismo este año, convirtiendo los comedores y las áreas no utilizadas en espacios de trabajo para las nuevas empresas que participan en la incubadora.

Hasta el momento, la incubadora invirtió más de 20 millones de shekels (más de 5 millones de dólares) y sus inversores incluyen una asociación de inversores privados, la Federación Judía de San Diego y varios kibutzim ubicados en la periferia de Gaza. Los mentores y asesores de las nuevas empresas son directores generales, empresarios, capitalistas de riesgo y especialistas en marketing.

Más leídas