Seguinos en las redes

Sin Categoría

Omri Casspi en tan solo un año cambió rotundamente su carrera en la NBA

Agencia AJN.- El primer israelí en la NBA es una prueba de que se puedes cambiar mucho en un año y marcar una gran diferencia.

Publicado

el

GOLDEN STATE WARRIORS OMRI CASSPI

Agencia AJN.- Cuando Omri Casspi fue elegido por los Golden State Warriors el año pasado, la mayoría de los fanáticos israelíes aplaudieron la movida, pero no le prestaron mucha atención. Es cierto que Casspi es el primer israelí en la NBA y una fuente de orgullo sin fin, pero había estado en la liga desde 2009 y trabajado duro pero sin grandes logros en equipos como Sacramento Kings y New Orleans Pelicans.

Los campeones reinantes no solo le dieron a Casspi la oportunidad de demostrar su valía; le dieron la oportunidad de crecer y cambiar como jugador. Mirando sus números: Un cuarto de sus tiros en esta temporada requirieron que sostuviera la pelota por más de dos segundos, en casi el 60 por ciento de sus intentos, ni siquiera necesitó sacarse a un hombre de encima. Se convirtió en un maestro para explotar cualquier momento de confusión en la defensa del equipo contrario.

Apenas se necesita saber un poco de baloncesto para tomar en serio la transformación de Casspi. El aumento de Casspi -que rutinariamente toma su lugar entre Kevin Durant y Steph Curry en la alineación titular del equipo- puede enseñarnos dos o tres lecciones valiosas.

El primero es que cada uno de nosotros es capaz de cosas grandiosas y sorprendentes que ni siquiera podemos comenzar a imaginar. Cualquiera, incluido Casspi, viendo videos del joven en juego hace tres o cinco años habría tenido dificultades para creer que tiene la capacidad jugar con tanta eficacia. Los entrenadores de Casspi, sin embargo, vieron en él habilidades ocultas y le permitieron desatarlas. Para su crédito interminable, él tenía suficiente fe, en sí mismo y en el sistema, para permitir el crecimiento.

Lo que nos lleva a la segunda lección: nadie crece solo. Puede que no tengas hombres de clase mundial como Durant, Curry, Green o Andre Iguodala para que te ayuden en tu búsqueda pero siempre y cuando tengas personas que crean en ti y estén dispuestas a arriesgar, las probabilidades son infinitamente mejores.

La tercera y más importante lección: el éxito nunca es un proyecto solitario. Los Warriors son un equipo históricamente superior precisamente porque descubrieron cómo utilizar jugadores de gran talento en una máquina que siempre es más grande que la suma de todas sus partes brillantes. Juegan juntos, un objetivo extraordinariamente difícil incluso para los equipos más prósperos.

Casspi demuestra que el cambio es posible. Llegar al límite de las capacidades puede no ser tan difícil como piensas, especialmente si estás en el equipo correcto.

Continuar leyendo

Dejá tu comentario

Más leídas