enero 17, 2018

Paciente israelí es el primero en el mundo en recibir un implante óseo cultivado en laboratorio de sus propias células grasas

Agencia AJN.- El cuerpo humano no puede regenerar huesos completos, pero los médicos en el norte de Israel están utilizando una tecnología innovadora de ingeniería de tejidos para desarrollar nuevos huesos, en un laboratorio.

Agencia AJN.- Es el primer procedimiento de este tipo en el mundo, los médicos del Centro Médico Emek de Afula inyectaron a un paciente con el tejido óseo cultivado en el laboratorio hecho de células de grasa del propio paciente, para reemplazar una sección faltante de la tibia que era perdido en un accidente automovilístico.

El alucinante procedimiento fue posible gracias a una revolucionaria tecnología llamada BonoFill, desarrollada por la empresa de biotecnología Bonus BioGroup, con sede en Haifa. A través de su tecnología innovadora, se puede desarrollar un injerto óseo 3D de alta densidad a partir de las propias células de grasa del paciente y regenerarse en un laboratorio, en el lapso de dos semanas.

El paciente había perdido 2 pulgadas (5 centímetros) de su tibia debido a sus lesiones. El Dr. Nimrod Rozen, Jefe de Ortopedia de Emek, dirigió la cirugía a fines de diciembre.

El CEO, Dr. Shai Meretzki relató que Bonus BioGroup cultiva hueso humano vivo a través de un proceso in vitro, en un ambiente controlado. El paciente, que llegó con un área faltante en la tibia, que nunca se curó, incluso ocho meses después del accidente, es la primera persona en el mundo en someterse a este procedimiento de vanguardia, según un informe en Israel.

Durante el proceso, el tejido adiposo humano se extrae del paciente. Bonus BioGroup luego separa los distintos tipos de células y aísla las células madre. Las células madre se eliminan y se estimulan en un biorreactor, un dispositivo especial que simula el entorno del cuerpo y proporciona las condiciones adecuadas para la generación de hueso. Las células grasas se cultivan en un laboratorio hasta que el tejido se vuelve sólido, y luego el tejido óseo endurecido se inyecta de nuevo en el cuerpo del paciente.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario