Israel

Nuevos testimonios en la investigación del primer ministro Netanyahu

AJN.- La esposa del primer ministro, Sara Netanayhu, declaró como testigo en la que se conoce como “Causa 1000”, por la presunta recepción de obsequios por valor de cientos de miles de shekels. En el caso de la relación entre Netanyahu y el editor del diario Yediot Ajaronot declaró el legislador de la oposición, Eitan Cabel.

President Barack Obama delivers a health care address to a joint session of Congress at the United States Capitol in Washington, D.C., Sept. 9, 2009. (Official White House Photo by Lawrence Jackson)
 
This official White House photograph is being made available only for publication by news organizations and/or for personal use printing by the subject(s) of the photograph. The photograph may not be manipulated in any way and may not be used in commercial or political materials, advertisements, emails, products, promotions that in any way suggests approval or endorsement of the President, the First Family, or the White House.

La esposa del primer ministro, Sara Netanyahu, declaró anoche en las oficinas de la División de Investigación de Fraude de la Policía de Israel, en Lod. Su declaración testimonial se enmarca en la conocida como la “Causa 1000” en la que se sospecha que en los últimos años el primer ministro Binyamin Netanayahu recibió regalos valiosos, cuyo costo se estima en cientos de miles shekels, de dos hombres de negocios.

Por otra parte, también se dio a conocer hoy que el legislador Eitan Cabel, del opositor Movimiento Sionista, brindó declaración testimonial en el caso denominado por la Policía “Causa 2000”. Cabel fue, hace unos años, el promotor de una ley que intentó limitar la circulación gratuita del diario Israel Hayom. En su declaración, Cabel aseguró que no sabía acerca de las conversaciones entre Netanyahu y Noni Mozes, editor de Yediot Ajaronot, competidor de Israel Hayom y que se beneficiaría de dicha limitación.

La investigación también examinó si el primer ministro actuó para llevar a la práctica el esquema que se había planteado en sus conversaciones en las que, se sospecha, habrían acordado una cobertura positiva para el gobierno de Netanyahu por parte de Yediot Ajaronot, a cambio de limitar la influencia de Israel Hayom.

En este sentido, el sitio web Ynet – que forma parte del grupo Yediot Ajaronot – informa que fueron interrogados varios parlamentarios que estuvieron relacionados con la “Ley Israel Hayom” y funcionarios del diario, propiedad del influyente empresario norteamericano Sheldon Adelson, que no oculta su apoyo a Netanyahu.

Ayer también debió declarar el ministro de Turismo, Yariv Levin. Los investigadores verifican si – durante la época en que se produjeron las conversaciones entre Netanyahu y Mozes, en 2014 – el primer ministro solicitó a algún funcionario, legislador o ministro, que impulsaran nuevamente una ley o alguna medida para limitar la difusión de Israel Hayom.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *