Israel

A pesar de preocupaciones religiosas, Israel legalizará a los partidos de fútbol en Shabat

AJN.- Un comité especial conformado para tratar este tema aseguró que al investir y actualizar las instalaciones deportivas y construir nuevas, será posible reducir el número de partidos que se mantengan en las ligas menores y jóvenes en Shabat. Estas instalaciones harían posible preservar el status quo.

Un comité especial ha ideado un arreglo legal que permitirá que las ligas profesionales de fútbol de Israel continúen jugando los sábados, cuando es Shabat, día de descanso judío.

El comité interministerial, establecido por el ministro de Cultura y Deporte, Miri Regev, para examinar el tema, recomendó crear un marco legal para permitir a los partidos y proveer soluciones para aquellos jugadores que respetan Shabat y piden no jugar por cuestiones religiosas. Además destacó que es imposible tener toda esta actividad deportiva frenada desde la tarde del viernes a la tarde del sábado. Esto sería debido a los compromisos internacionales hechos por los cuerpos de fútbol del país, así también como los efectuados con las emisoras, que proveen gran parte de los fondos.

Sin embargo, al investir y actualizar las instalaciones deportivas y construir nuevas, será posible reducir el número de partidos que se mantengan en las ligas menores y jóvenes en Shabat, concluyó el comité. Estas instalaciones harían posible preservar el status quo, que ha sido la práctica de que comenzaron los partidos en el país incluso antes de fundar el Estado de Israel.

El comité, encabezado por el director de Cultura y Deporte, Yossi Sharabi, y compuesto por representantes de la Asociación de Fútbol de Israel, la adminsitraicón de la liga de fútbol, la Junta de Apuestas de Deportes de Israel, el Ministerio de Justicia, la Unión de Jugadores y otras organizaciones, ha estado reuniéndose en los últimos seis meses, iformó el medio israleí Haaretz.

En septiembre la Corte Laboral determinó que tener partidos de fútbol profesional en Shabat sin permiso constituye una ofensa criminal. Una semana más tarde el entonces fiscal general Yehuda Weinstein anuló esta decisión hasta que se encontrar una solución.

JC

Deja un comentario