Opinión

El profeta Amos cita a Dios con respecto a “los tres pecados de Damasco, si hay un cuarto no voy a ceder”

AJN.- (Por Dr. Shimon Samuels, Centro Simon Wiesenthal) Marine Le Pen, tres veces en las últimas semanas ha hablado sobre los judíos franceses en el lenguaje de su padre para complacer sus grupos antisemitas.

AJN.- (Por Dr. Shimon Samuels, Centro Simon Wiesenthal) Marine Le Pen, tres veces en las últimas semanas ha hablado sobre los judíos franceses en el lenguaje de su padre para complacer a sus grupos antisemitas.

Expresó: “Quitar la kipá como contribución a la lucha nacional contra los Islamitas”, el cual es un rechazo significa la traición de los intereses nacionales.

Además dijo que se pierde “la nacionalidad francesa al aceptar un pasaporte Israelí”, la victima dos veces es el judío francés que huyo del terrorismo en Francia y sus hijos nacidos ahí. Además de lo que implica la doble lealtad del judío de hoy en el espíritu de Dreyfus.

También remarcó que “la rehabilitación de la colaboración de Vichy dándole el papel de la victima de los Nazis Alemanes y de las denuncias de los judíos.

En una rueda de presa reciente le pregunté a Le Pen su posición sobre la conferencia internacional sobre la paz en Medio Oriente organizada por Hollande sin invitar a Israel. Su respuesta fue: ” Nuestra primer preocupación es para la seguridad de Israel”.

Piropos para el estado judío mientras se generan ofensas contra el pueblo judío es igual a alabanzas al pueblo judío mientras insultas al estado, ambos definen el antisemitismo.

Esperamos que los votantes no necesiten un cuarto pecado para entender que para el Frente Nacional Francés su primer blanco es el pueblo de viernes, pero después sigue el pueblo de sábado.

Por: Dr.Shimon Samuels, Director de Relaciones Internacionales, Centro Simon Wiesenthal, Paris.

Te puede interesar

Deja un comentario