septiembre 26, 2017

Un reclamo de acción colectiva acusó a Arabia Saudita de ayudar a preparar el ataque del 11-S

Agencia AJN.- Un acto civil presentado contra el gobierno saudita alega que dos agentes sauditas se prepararon para un ataque mortal al 11 de septiembre al abordar el vuelo, examinar el protocolo de seguridad y cuestionar a la tripulación de vuelo.

Agencia AJN.- Una enérgica demanda colectiva presentada contra Arabia Saudita por 1.400 familiares de las víctimas de los atentados terroristas del 11 de septiembre sacó a la luz nuevos detalles, al tiempo que afirmó que la embajada saudita en los Estados Unidos financió una “carrera en seco” por dos agentes sauditas. La demanda fue revelada hoy, en el 16 aniversario de los ataques.

La demanda incluye documentos del FBI alegando que el gobierno saudí envió a los agentes en un vuelo desde Phoenix a Washington DC dos años antes del ataque y que su pasaje aéreo también fue pagado por los saudíes. Los documentos aseguran que la pareja debía examinar los arreglos de seguridad del avión y averiguar formas de entrar en la cabina. Los agentes sauditas supuestamente intentaron llegar al piloto y cuestionar a la tripulación de vuelo con cuestiones técnicas.

Sus preguntas despertaron sospechas y provocaron que el piloto hiciera un aterrizaje de emergencia. Los agentes fueron detenidos para ser interrogados por el FBI y más tarde fueron liberados sin cargos.

“Hemos afirmado durante mucho tiempo que había relaciones duraderas y estrechas entre al-Qaeda y los componentes religiosos del gobierno saudita”, señaló Sean Carter, representante de los demandantes.

El gobierno saudita negó la colusión con el terrorista que llevó a cabo los ataques del 11-S y los lazos con el terrorismo en general, durante años. Cabe señalar que muchos de los perpetradores de los ataques fueron, de hecho, ciudadanos saudíes.

En septiembre de 2016, el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley que permite presentar demandas contra países por ayudar y fomentar el terrorismo en los tribunales estadounidenses, a pesar de los esfuerzos significativos de la administración Obama para bloquearlo.

Mohammed al-Qudhaeein y Hamdan al-Shalawi fueron entrenados en Afganistán junto con otros agentes de al-Qaeda antes de los ataques del 11 de septiembre.

Cientos de miles de documentos, supuestamente delineando la participación de Arabia Saudita en el ataque y sus vínculos con los secuestradores, permanecen confidenciales. Su censura suscitó muchas críticas y es considerada por algunos como un intento del gobierno de Estados Unidos de encubrir la participación saudí en el terrorismo, en un esfuerzo por no dañar las relaciones de los dos países.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario