July 24, 2017

Reporte de Medio Oriente de AJN

AJN.- Por Roxana Levinson, corresponsal en Israel. Kuwait intenta expulsar a la Knesset de la Unión Interparlamentaria, mientras el “modelo Hezbollah” se expande a varios países de la región, en Marruecos habría sido detenido uno de los más importantes contribuyentes de la organización terrorista. En Líbano las mujeres luchan por sus derechos de custodia, en Arabia Saudita se publica un nuevo cómic: “La revolución de las chicas sauditas”, y más.

El modelo Hezbollah se expande

El profesor Uzi Rabi preside el Centro Dayan de Estudios de Medio Oriente de la Universidad de Tel Aviv, es docente e investigador. En una columna difundida en el diario israelí Yediot Ajaronot, Uzi Rabi analiza cómo el “modelo Hezbollah” que Irán estableció en el Líbano, se expande a otros países de la región, a pasos agigantados. He aquí la traducción de su texto:

Un mundo golpeado por destellos se quedó dormido y ahora se despierta a un Medio Oriente en el que Irán tiene (además del Líbano) “modelo Hezbollah” en proceso de construcción en Siria, Irak y Yemen. El Medio Oriente que se desangra y la intensa ocupación en Isis distrajeron de la obra de construcción iraní, que con maliciosa astucia se extiende en la región toda e intenta establecer un corredor desde Irak hasta el norte de Siria hasta Latakía en la costa del Mediterráneo. La exportación de la Revolución Islámica se hizo en relativo silencio, con el triunfo de la Guardia Revolucionaria.

El liderazgo iraní tuvo la sagacidad para observar el cambio en las reglas de juego en la región y actuó en consecuencia. Con la indecisión de Estados Unidos en el tema de Siria en 2013 y la decisión de no optar por la acción militar allí, Irán vio la oportunidad adecuada para iniciar un proceso diplomático y buscar un acuerdo que la saque en un tiempo relativamente corto del aislamiento económico-diplomático. El hecho de convertirse en “el mal menor” con la aparición de la organización autodenominada Estado Islámico la posicionó como un jugador cortejado en ámbitos regionales e internacionales, sin que proporcionara garantías concretas de haber abandonado sus aspiraciones en el ámbito nuclear militar.

Se puede debatir sobre los detalles del acuerdo, pero es importante recordar que la verdadera prueba está en su implementación y no en el significado directo de los artículos que lo componen. Se puede aventurar que parte de ellos fueron redactados en forma ambigua que deja lugar a interpretación de las partes, lo cual será fuente de futuros conflictos y dificultará sostener afirmaciones tales como “el camino de Irán hacia el armamento nuclear se cerró”, o “el acuerdo no se basa en la confianza sino en el control”.

Si quienes impulsaron el acuerdo que éste – y sus frutos económicos – alcanzaran para impulsar en la próxima década o después procesos profundos que minen el poder del gobierno en Teherán, a corto plazo el acuerdo se convirtió en una “póliza de seguro” para él. Desde el punto de vista político, se reforzó el status de la elite gobernante, que destinó parte de sus nuevos recursos al bienestar público,  pero al mismo tiempo continuó la opresión y el desprecio por los derechos humanos. Las quejas de Oc
cidente respecto de la dictadura y la represión del régimen iraní disminuyeron, dado que el acuerdo legitimó a Irán como un jugador en igualdad de condiciones en la comunidad internacional.

El acuerdo proporcionó una garantía hacia el futuro para todos los profetas religiosos que gobiernan Irán junto con los comandantes de la Guardia Revolucionaria. Éstos hace tiempo ya que llegaron a la conclusión de que convertir a Irán en un país al borde del logro nuclear es una garantía para el régimen y su supervivencia, después que quedara demostrado cómo países como Siria y Libia son pisoteados y arrasados después que sus gobernantes debieron renunciar a las infraestructuras nucleares que habían comenzado a construir.

Además, el acuerdo reforzó el status de Irán desde el punto de vista geopolítico regional. Con bienes económicos mejorados y amplia legitimación internacional, Irán continúa apoyando a sus “clientes” bajo su mando, Assad, Hezbollah, los hutíes en Yemen y sigue avivando el fuego en la región. Así, por ejemplo, la llegada de miles de combatientes de la Guardia Revolucionaria a Siria, creó una realidad nueva en términos estratégicos. Los iraníes llegaron supuestamente para asegurar la supervivencia de Assad, pero en la práctica buscaban establecer su presencia en la cuenca oriental del Mediterráneo.

El seguimiento de la actividad marítima de Irán, en las costas de Yemen y el Estrecho de Bab el-Mandeb, deja al descubierto que tiene un interés significativo en establecer puertos propio
s fuera de sus fronteras. En conclusión: Irán está aquí para quedarse, y el ladrido de los perros no impide el paso de la caravana.

Habrían detenido en Marruecos a uno de los principales patrocinadores de Hezbollah

Las autoridades marroquíes arrestaron a Kassim Tajideen, considerado por Washington como el principal financiador de la organización libanesa Hezbollah, y planean extraditarlo a Estados Unidos. Así lo informó una fuente de seguridad marroquí cercana al caso, citada por la agencia Reuters. De acuerdo con esta fuente, Tajideen fue detenido el 12 de marzo en el aeropuerto de Casablanca en virtud de una orden de arresto emitida dos días antes por la oficina de Interpol en Washington por presunto fraude, lavado de dinero y financiamiento de actividades terroristas.  Estaba en tránsito desde Conakry, capital de Guinea, rumbo a Beirut. Las autoridades en Marruecos rehusaron confirmar o incluso comentar la información.
En mayo de 2009, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos designó a Tajideen, que tiene nacionalidad de Líbano y de Sierra Leona, como “terrorista global especialmente designado”, por considerarlo “un importante contribuyente financiero de Hezbollah”.
En 2010, el Departamento del Tesoro impuso sanciones a los hermanos de Tajideen, Husayn y Ali, por proporcionar apoyo al grupo respaldado por Irán. También señaló que, en el pasado,  Ali fue comandante de Hezbollah en Líbano.
Las sanciones estadounidenses se centraron en la red de negocios de los hermanos en bienes raíces, construcción, diamantes y comercio de alimentos en Gambia, Sierra Leona, República Democrática del Congo, Angola y las Islas Vírgenes Británicas.

Kuwait intenta expulsar a la Knesset de la Unión Interparlamentaria

Tras una reunión de Unión Parlamentaria Árabe, finalizada ayer en Marruecos, Kuwait decidió iniciar un proceso para expulsar a la Knesset de la Unión Interparlamentaria Internacional (UIP). El presidente de la Asamblea Nacional de Kuwait, Marzouq Al-Ghanim, dijo a la prensa que su país liderará los esfuerzos por expulsar al Parlamento israelí de este organismo internacional y que los legisladores de su país están preparando una lista de cláusulas que determinarían las sanciones que deben imponerse a los parlamentos que violan los principios básicos de la UIP.
Al-Ghanim dijo que Israel claramente lo hizo en el pasado en numerosas ocasiones, señalando en particular la reciente expansión de los asentamientos. “En febrero pasado, la Knesset promulgó leyes que legitiman las acciones del gobierno israelí, en reacción a la Resolución 2334 de Naciones Unidas, que condenó los asentamientos y la expansión de Israel en territorio árabe ocupado”, señaló el funcionario.
Al-Ghanim, que hasta hace un año presidió la Unión Parlamentaria Árabe, advirtió que “Israel actuó en reacción a la decisión del Consejo de Seguridad, y nosotros también debemos actuar para resolver el principal problema que concierne a los árabes musulmanes, la cuestión palestina “.
El funcionario kuwaití negó que la medida tomada por su país estuviera motivada por racismo u odio a Israel. “El objetivo de provocar la expulsión de Israel no tiene motivos racistas, sino de reaccionar a las fuertes y flagrantes violaciones de las resoluciones internacionales”, dijo al-Ghanim. También señaló que su iniciativa no es necesariamente anti-israelí sino favorable a la causa palestina. “Es el deber de los miembros de los parlamentos árabes, no sólo de Kuwait, triunfar, por el bien de la causa palestina”.
No es ésta la primera vez que Kuwait intenta expulsar a Israel de la Unión Parlamentaria, y que ejerce presión en el organismo para ello. El último intento kuwaití fue realizado en abril del año pasado, pero fracasó.

CULTURA Y SOCIEDADES

ARABIA SAUDITA: Un nuevo cómic sale a la luz: “La revolución de las chicas sauditas”

En Arabia Saudita salió a la luz en estos días un nuevo cómic en el que las protagonistas son mujeres que se enfrentan a sus opresores y luchan por sus derechos. Curiosamente, el autor es un descendiente de la casa real saudí, uno de los cientos de príncipes de la familia real. Se trata del príncipe Fahad al Saud, cuyas heroínas son “símbolos de la emancipación y la resistencia femenina”, en sus propias palabras.
Por el momento, Fahad al Saud no ha tenido inconvenientes o censura, pero estima que los tendrá “cuando el cómic comience a llegar a un público más amplio”.

Al Saud considera que el cómic sobre la “revolución de las chicas saudíes” es vanguardista, pero no controvertido. “Para ser honesto, estoy un poco decepcionado, pensé que tendría que luchar más”, dice el autor. Sin embargo, quienes lo rodean estiman que los censores prefirieron no prohibir su cómic para no generar polémica y darle, así, mayor difusión. La historia de las heroínas, como Latifa y Thara,  tiene lugar 100 años en el futuro de Arabia Saudita, después de una guerra mundial en la que todo fue destruido.
El Príncipe Fahad  reveló al diario Albawaba que fue educado por mujeres muy fuertes, pero cuando se mudó a Estados Unidos se dio cuenta de que la percepción de las mujeres sauditas era muy diferente. Las organizaciones de derechos humanos criticaban el control que los hombres ejercen sobre las mujeres en el reino. Señalan que cada mujer saudita tiene un tutor legal – su padre, su marido, o incluso su hijo – y debe obtener su permiso para poder salir de su casa, viajar o casarse. Sin embargo, la sociedad saudí está experimentando – lentamente – un cambio favorable. Proyectos como el cómic “The Saudi Girls Revolution” también pretenden contribuir al cambio social gradual.

LÍBANO: Reclaman contra la violación de los derechos de custodia de la mujer

Cientos de activistas manifestaron en Beirut, frente el Consejo Islámico Superior Chiíta, para denunciar la violación de los derechos de custodia de las mujeres.

Activistas del movimiento “Protección de las Mujeres Libanesas” y sus partidarios exigieron al consejo elevar la edad mínima de la custodia paterna para los hijos de parejas divorciadas a algo más cercano a otras sectas musulmanas y cristianas en el país. También denunciaron corrupción en los tribunales religiosos.

“La corrupción se esconde bajo los turbantes”, se podía leer en una pancarta sostenida por un manifestante.

El derecho de familia en el Líbano se rige exclusivamente bajo la jurisdicción de los tribunales religiosos, lo que significa que cada secta dicta reglas sobre el matrimonio, el divorcio, la herencia y la custodia. Para los chiíes, los padres automáticamente obtienen la custodia completa de los niños a partir de los 2 años de edad. Las madres pueden mantener consigo a sus hijas hasta que cumplen 7 años.

La manifestación se llevó a cabo después de la decisión tomada recientemente por un juez de permitir a una madre, Rita Choucair, ver a su hijo de dos años de edad, Adam, tres horas por semana. Ello debido a diferencias con su esposo, y hasta que se tome una decisión final sobre el asunto.

Por eso, en otra de las pancartas se podía leer: “La custodia es un derecho que debe darse a Rita y a todas las madres”.

Al principio, el juez concedió a Rita 24 horas por semana para visitar a su hijo, pero – debido al conflicto con su ex marido – restringió el tiempo a tres horas por semana.  La campaña explica en su página de Facebook que esta protesta se hizo “en solidaridad con Rita y todas las mujeres privadas de sus hijos”.

Entre los manifestantes estaba Fátima Hamzeh, una madre que fuera arrestada en noviembre pasado por negarse a renunciar al derecho de custodia de su hijo de 4 años de edad, Ali. La detención de Hamzeh  provocó reacciones públicas y una serie de manifestacione,s que terminaron cuando el presidente del Parlamento,  Nabih Berri intervino para mediar en su liberación. En la manifestación de este fin de semana, Ali llevaba una camiseta en la que se podía leer la expresión árabe: “El mundo es una madre”, que expresa la importancia de las madres para sus hijos.

La mayoría de los manifestantes provenían de Beirut y sus alrededores, sin embargo algunos llegaron a la manifestación desde el sur del Líbano, la zona en la que predomina el islam chiita.  Muchos otros eligieron apoyar la causa a través de las redes sociales en Internet.

 

 

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario