September 19, 2017

Reporte de Medio Oriente de AJN

AJN.- Por Roxana Levinson, corresponsal en Israel. La organización libanesa Hezbollah asegura que “Israel ha adoptado una estrategia defensiva por primera vez”, testimonios desde Turquía explican a la prensa extranjera por qué hay quienes votan y confían en Erdogan, una legisladora egipcia promueve su proyecto de ley de castración para quienes sean condenados por acoso sexual más de una vez, y más.

Hezbollah: “Israel ha adoptado una estrategia defensiva por primera vez”

Un representante militar de Hezbollah citado hoy por el diario libanés The Daily Star aseguró que “Israel ha adoptado, por primera vez, una estrategia defensiva”. Sus comentarios se produjeron durante una gira de Hezbollah con periodistas y representantes de medios de comunicación en Labbouneh, a lo largo de la frontera sur del Líbano, donde les mostraron “posiciones militares israelíes, violaciones fronterizas y áreas donde se realizan misiones de espionaje”.

“Hay violaciones constantes, tratan de construir más allá de la frontera”, señaló el representante militar, cuyo nombre no fue develado por el diario. Preguntado por los periodistas acerca de qué hace Hezbollah en respuesta a las supuestas violaciones de la soberanía libanesa por parte de Israel, el integrante de la organización respondió: “Aquí no se trata de la Resistencia o lo que estamos haciendo nosotros. Se trata de las acciones del enemigo y sus transgresiones.”

“No queremos una guerra, pero si tenemos que enfrentarlos lo haremos y saldremos victoriosos”, aseguró.

En Turquía, quienes apoyan a Erdogan hablan de sus logros económicos y religiosos

El columnista de diario The New York Times, Patrick Kingsley, plantea que – más allá de lo que resulte de todos los cuestionamientos y exigencias de recuento de votos y nulidad del referéndum – el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, tiene una base de apoyo popular arraigada, principalmente, en sus logros económicos.

Kingsley cita en su artículo a Merve Arslan, una maestra de 28 años de edad, que asegura que Erdogan “no es un dictador”, sino todo lo contrario.

Al explicar por qué votó a favor de Erdogan, Arslan asegura que el presidente ha extendido algunas libertades personales en Turquía, especialmente la libertad de culto. Hace diez años no podía inscribirse en la universidad en Turquía, porque a las mujeres que, como ella, cubren su cabeza de acuerdo con los preceptos de la religión islámica no se les permitía estudiar. Ello se debía a leyes promulgadas por sus predecesores en el poder, percibidas por muchos en Turquía como normas represivas seculares.

Erdogan eliminó gradualmente estas restricciones. A partir de 2008 se permitió a las mujeres con velo para asistir a las universidades, desde 2013 pueden trabajar en el servicio público, y desde el pasado mes de febrero también sirven en el ejército. Una gran parte de la población ve a Erdogan como el líder que los liberó de la opresión que – aseguran – rigió en el país durante la mayor parte del siglo XX. “No quiero volver a esa época”, dice Arslan cuando explica por qué dio su voto a Erdogan.

Hasta hace poco, cuando la economía de Turquía comenzó a tener problemas, Erdogan era considerado el hombre que trajo un significativo progreso y una mejora notable en la vida de los ciudadanos turcos. En sus primeros años de gobierno renovó la infraestructura de todo el país, construyó rutas y puentes, mejoró la situación de los hospitales, y todas esas medidas aumentaron su popularidad. “Nuestro poder adquisitivo aumentó y el sistema sanitario, que era pésimo, mejoró mucho”, explica al diario Seckin Ozdemir, agente inmobiliario de 45 años de edad, que votó por el sí el domingo en el referéndum. “Antes de Erdogan la inflación rondaba el 70%, 80%. Hoy en día no llega al 9%”, asegura Ozdemir citando recientes estadísticas.

Según Patrick Kingsley, el nacionalismo de Erdogan también aumenta su popularidad. Observadores occidentales se horrorizaron recientemente cuando acusó a políticos alemanes y holandeses de nazis, cuando se negaron a permitir a sus enviados la realización de manifestaciones y reuniones en favor del sí en el referéndum en Turquía, y cuando le convino, también emprendió contra milicianos kurdos.

En cuanto a la Unión Europea, los resultados del referéndum hacen aún menos probable que alguna vez se invite a Turquía a formar parte del bloque. Pero para los segmentos nacionalistas de la población, a quienes convence la narrativa del presidente fuerte que lucha contra las agresiones externas, sus tácticas dieron resultado. “Votamos ‘sí’, porque la UE dice ‘no'”, dijo la semana pasada Yusuf Parlayan, ex empleado de una fábrica, jubilado, residente en la ciudad norteña de Kastamonu.

Erdogan obtuvo un apoyo pequeño, pero significativo, incluso entre algunos kurdos. En las provincias del sur, pobladas en gran medida por la minoría kurda, si bien votaron abrumadoramente contra él, pero no como en las elecciones anteriores. Aunque muchos de ellos sufrieron el impacto del levantamiento kurdo el año pasado, que destruyó muchos centros de ciudades y por el que debieron escapar de cientos de miles de personas de sus hogares, algunos de los que votaron ayer a favor de fortalecer el Estado de Erdogan dicen que lo hicieron con la esperanza de que traiga la estabilidad necesaria para neutralizar a los rebeldes.

Pero lo otros kurdos rechazan esta interpretación y los observadores electorales europeos aseguran que el desplazamiento de centenares de miles de kurdos en el sur ha dejado a muchísimos de ellos sin domicilio fijo, y – por tanto – sin posibilidad de votar.

Preocupación por la falta de energía eléctrica y la crisis política en la Franja de Gaza

El coordinador especial de Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, Nickolay Mladenov, expresó su preocupación por la crisis energética en la Franja de Gaza, resaltando que los residentes en el enclave palestino sólo tienen servicio de dos a cuatro horas al día.

“Todos en Gaza deben compartir la carga y pagar sus facturas. Son los más pobres de de la Franja quienes pagan el precio por las excepciones y privilegios que otros disfrutan”, señaló el funcionario.

En este sentido, Mladenov pidió a las “autoridades de facto” – en referencia al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás)– que mejoren el sistema de recaudación de impuestos y que los mismos sean entregados “a las autoridades palestinas legítimas”.

El funcionario hizo hincapié en que “las consecuencias sociales, económicas y políticas de esta crisis energética no deben ser minusvaloradas”, y pidió también a Israel que facilite la entrada de materiales para reparar y mantener la central eléctrica de Gaza.

Cabe recordar que hace unos días la principal central eléctrica de la Franja de Gaza suspendió sus actividades debido a la falta de financiación, cuya motivación reside en una crisis política con el gobierno de la Autoridad Palestina.

CULTURA Y SOCIEDADES

JORDANIA: Fuerte demostración anti-chiita en una mezquita

En Internet está circulando un video en el que se puede ver a feligreses que asisten a una mezquita en Jordania y que, antes de ingresar pisotean fotografías de clérigos chiitas como el ayatolá Sistani, así como banderas iraníes. Las fotografías están colocadas a lo largo del camino que conduce a la entrada de una mezquita en la ciudad de Mafraq en el norte de Jordania.
Los medios árabes que se hicieron eco de las imágenes destacan que el lugar donde se realizó esta demostración resulta llamativa. El diario Albawaba califica la situación de “irónica”, ya que en la ciudad de Mafraq hay un “cementerio de héroes iraquíes que murieron luchando por Palestina en 1948 y 1967, muchos de los cuales eran musulmanes chiitas”.

Dado que entre las fotografías se encuentran las de Bashar al Assad y el Ayatollah Khomenei se podría pensar que se trata de una protesta política, pero el video aclara que es estrictamente sectaria. A los asistentes a la Mezquita, algunos de los cuales son niños muy pequeños, les dicen “pisen sobre ellos, son chiítas, Dios los maldiga”mientras se dirigen a la entrada de la mezquita para orar.

Albawaba cita fuentes anónimas según las cuales las autoridades de la mezquita no organizaron la demostración ni estuvieron involucradas en sus preparativos, pero tampoco hicieron nada por impedirla. Al final de las plegarias en la mezquita, las fotografías, carteles y banderas fueron quemados.

EGIPTO: Legisladora pide la castración como castigo para reincidentes de acoso sexual

“El acoso sexual se ha extendido en los últimos tiempos de una manera inaceptable, al punto que amenaza a la sociedad”, dijo la legisladora Zeinab Salem al sitio web egipcio Youm7.  Salem, que actualmente discute la legalidad de su proyecto de ley con instituciones religiosas y organizaciones de derechos humanos, argumentó que los acosadores sexuales son violadores disuadidos sólo por la falta de oportunidades.
“No me hablen de los derechos humanos”, dijo, “¿dónde están mis derechos cuando soy víctima de acoso sexual?” “Estoy un 80 por ciento segura de que el proyecto de ley será rechazado”, señaló, “pero quiero que todos vean la verdad”. Salem agregó que estaba completamente en contra de justificar el acoso sexual al culpar a las mujeres por no vestirse modestamente, ya que esto “iría en contra de la libertad personal”.
La Universidad Al-Azhar, la principal autoridad islámica de Egipto, acordó que se aplicaran sanciones severas a los acosadores sexuales, pero rechazó completamente la propuesta de Salem, señalando que el Islam prohíbe la castración.
Egipto tiene una de las tasas más altas del mundo de acoso sexual. Pero la toma de consciencia sobre la extensión de este fenómeno comenzó en 2006, después que varios bloggers difundieron videos de los asaltos en masa que ocurrieron en días de festividades locales y religiosas.
En 2013, un informe de la ONU señaló que el 99,3 por ciento de las mujeres en Egipto habían sido sometidas a una u otra forma de acoso sexual.
En 2014, Egipto aprobó una ley que penaliza el acoso sexual, con multas que oscilan entre los 170 y 280 dólares o una pena de prisión de no menos de seis meses. En enero pasado, una comisión parlamentaria aprobó un proyecto de ley que propugnaba sanciones más severas que las de la ley vigente.
Sin embargo, la ley rara vez se hace cumplir, debido a la falta de policía especializada y el miedo de las víctimas al estigma social asociado con el acoso sexual.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario