Medio Oriente

Reporte de Medio Oriente de la Agencia Judía de Noticias

AJN.- (Por Roxana Levinson, desde Israel) El mundo observa los acontecimientos en Turquía y los especialistas intentan dilucidar el futuro del país. En Irán, a un año de la firma del promisorio acuerdo nuclear, la ciudadanía se siente decepcionada. En Egipto, proponen una creativa manera de sortear los embotellamientos, y más novedades y temas de la región.

TURQUÍA: El extraño y fallido golpe de estado que benefició a Erdogan
La sociedad turca está partida. La mitad de la población ama al presidente Recep Tayyip Erdogan, hasta el punto de haber acudido a su convocatoria a salir a las calles y literalmente ponerle el cuerpo al intento de golpe de estado. La otra mitad, todo lo contrario. Sin embargo, el fin de semana pasado, todos tuvieron en claro que lo que se define en las urnas sólo se cambia en las urnas y rechazaron la idea de un nuevo gobierno militar.
Las cifras – las que el gobierno turco dio a conocer – son apabullantes: más de 290 muertos, miles de heridos, al menos 7.000 detenidos, decenas de miles de procesados, cesados y expulsados de sus puestos académicos, judiciales y otros empleos. Y la sombra de la pena de muerte, que amenaza con ser nuevamente instaurada en el país.
El sombrío futuro de la democracia turca
Para el experto israelí Eyal Sizer – rector de la Universidad de Tel Aviv y ex director del Centro Moshé Dayan de Investigación de África y Medio Oriente – Erdogan aprovechará ahora todas sus fuerzas para perpetuar y mejorar aún más la situación que le dejó el intento de golpe frustrado, pero no anulará por completo todas las instituciones democráticas.
“Dentro de Turquía veremos a Erdogan deteniendo y frenando a todos sus opositores. Ajustará la cuerda hasta el final, pero no la romperá, porque conoce los límites y las reglas de la democracia turca y juega de acuerdo con ellas”, aseguró Sizer en una entrevista con el sitio israelí NRG.
SIzer estima que “Erdogan querrá conservar la apariencia democrática de sus actos” y que “el mayor problema es que no hay actualmente una verdadera fuerza de oposición, ésta se encuentra dividida y acaba de sufrir un golpe muy duro”.
Preguntado acerca de quién está detrás de este intento de revolución, el profesor Eyal Sizer asegura que “Erdogan, por comodidad, acusa al líder religioso Fethullah Güllen, que realmente tiene influencia en el país y el ejército, incluso desde Estados Unidos. Sin embargo, en mi opinión, Güllen no empujó este proceso, no tiene la fuerza suficiente”.
“Es más correcto mirar hacia el lado de los oficiales del ejército, leales a la ideología de Mustafa Kemal Atatürk, el fundador de la República de Turquía y su primer presidente. Según este enfoque, el ejército es quien cuida del laicismo en el país y protege la democracia. El ejército observa cómo Erdogan está transformando el país en más y más religioso musulmán y anti-laico y es posible que los oficiales intentaran una acción para cambiar esta situación”, explica el profesor Sizer.
Para este analista israelí, “es posible que también haya un tercer factor involucrado, incluso podría encontrarse dentro del propio partido de gobierno. Lo que está claro es que ahora, Erdogan aprovechará el momento para saldar las cuentas con todos sus críticos y opositores”.

IRÁN: ¿Qué piensa el pueblo iraní, a un año de la firma del acuerdo nuclear?
Un año después de la firma del tratado nuclear, muchos ciudadanos iraníes se sienten decepcionados por los resultados, la falta de progreso económico, las dudas sobre hasta qué punto Estados Unidos cumplirá su parte y los resultados son más favorables al controvertido ex presidente Ahmadinejad.
La semana pasada, el vice ministro de Relaciones Exteriores, Abbas Aragchi, se ocupó personalmente de “vender” los resultados del acuerdo, realizando un informe especial en la televisión nacional iraní. Básicamente, el funcionario volvió a describir todos los beneficios que de este acuerdo y de la nueva política internacional iraní, haciendo hincapié en que los cambios – especialmente los positivos – no se producen ni se hacen sentir “de un día para el otro”.
Una firma iraní establecida en Toronto, IranPoll.com, realizó en las últimas semanas una encuesta de opinión para la Universidad de Maryland. La encuesta muestra las altas expectativas que tenían los iraníes respecto del acuerdo y de qué manera no lograron prever los obstáculos que tendría el país para atraer inversores extranjeros, reconectarse con bancos internacionales y aumentar el empleo.
Hace un año, el 62,2% de los iraníes creían que Estados Unidos cancelaría todas las sanciones económicas que pesan sobre Irán con la puesta en marcha del tratado. Hoy en día, sólo el 23,4% lo cree. (En la práctica, Estados Unidos dejó en vigencia la mayoría de estas penalidades).
Por otra parte, una gran mayoría – el 72% – tiene poca o ninguna confianza en que Estados Unidos cumplirá sus obligaciones en el acuerdo. En septiembre pasado, esa cifra era del 41%.
Además, el 66,1% de los encuestados cree que la Casa Blanca está buscando otras vías para mantener los efectos negativos de las sanciones que ya canceló. De acuerdo con IranPoll.com, casi las tres cuartas partes de los iraníes creen que Estados Unidos está intentado de evitar que otros países normalicen el comercio y las relaciones económicas con Teherán.
Otros datos indican que un 73,7% de la población en Irán asegura que su nivel de vida no mejoró desde que fue firmado el acuerdo, y al mismo tiempo el 66% dice ser optimista respecto del futuro. En la actualidad, sólo el 42,2% cree que la economía está mejorando, una cifra que en agosto pasado era de 57,4%. Un 59% de los iraníes consultados creen que la situación económica del país es mala, mientras que en mayo de 2015 quienes tenían esa opinión eran el 43,7%.
“No recibieron nada a cambio de las concesiones”
Ebrahim Mohseni, investigador del Centro de Estudios Internacionales y de Seguridad de la Universidad de Maryland, y uno de los arquitectos de esta encuesta, explicó en declaraciones a Middle East Monitor, que “los iraníes esperaban mucho y ahora sienten que no recibieron nada tangible a cambio de las concesiones del acuerdo nuclear”.
“A menos que los iraníes perciban ventajas económicas reales en virtud del acuerdo nuclear, aquellos que lo negociaron, y todo su enfoque político internacional correrán serio peligro, en momentos en que la retórica de campaña electoral comienza a elevar el tono en Irán”, advirtió el experto.
Las autoridades iraníes son conscientes de los problemas económicos que enfrenta el país. La Oficina Central de Estadísticas del país estima el desempleo en poco más del 11%, 2,5 millones de personas, un aumento del 0,4% respecto del año anterior. Sin embargo, un estudio realizado por el Instituto de Investigaciones del Parlamento indica que los desempleados son más de 6,5 millones.
A pesar de todo, también es cierto que el presidente Hassan Rouhani logró bajar la inflación y sacar a la economía de la recesión.
El nivel de popularidad de Rouhani era del 61% después del acuerdo nuclear y hoy en día sólo un 38% tienen una opinión favorable del presidente. Mientras tanto, la popularidad del polémico Mahmoud Ahmadinejad aumentó de un 57% en enero pasado al 63,5% en esta última encuesta.
Los socios occidentales del acuerdo nuclear esperaban que éste asegurara el espacio para Rouhani y su gabinete de tecnócratas pragmáticos, frente al ala extremista de la política iraní. Seguramente Hasan Rouhani y su gobierno firmaron el acuerdo con las mismas expectativas, que por el momento están lejos de verse cumplidas.
BREVES
ARABIA SAUDITA
El Príncipe Heredero, Mohamed Bin Salman, arribó a Washington al frente de una delegación que participará en la segunda ronda de conversaciones de la coalición anti-ISIS. De acuerdo con la cadena Al Arabiya, “en la reunión se discutirá la evolución de las operaciones militares de la coalición contra ISIS y una serie de cuestiones relacionadas con la materia”. El medio destaca que Arabia Saudita forma parte desde el año 2014 de la coalición internacional que está atacando a la organización Estado Islámico en Siria e Irak, que en el último año ha atacado también dentro de su territorio, apuntando especialmente a la comunidad chiita. El más grave y reciente de los ataques se produjo en la Mezquita del Profeta, en Medina.
IRAK
El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, que está tratando de reemplazar a su actual gabinete, aceptó la renuncia de cinco ministros, que se suman a los que renunciaron en los últimos días. Abadi emitió órdenes de aceptar las renuncias de los ministros de Petróleo, Transporte, Vivienda y Construcción, Recursos Hídricos e Industria. También aceptó la dimisión del ministro del Interior, que había sido anunciada hace unos días, después del gran atentado que dejara un saldo de más de 300 víctimas.

También en Irak, el responsable del Consejo del Distrito de Qaim, Nazim Bardan, en la provincia de Al Anbar, denunció que la organización Estado Islámico detuvo a unas 20.000 personas, a las que planea utilizar como escudos humanos. El distrito está en manos de ISIS desde hace dos años y el grupo amenaza ahora con matar a todo aquel que intente huir de la zona.
BAHRÉIN
La Unión Europea se sumó a los reclamos internacionales – incluidos del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon – para que anule la decisión de un tribunal local de disolver el principal partido de oposición. Se trata del partido chiita Wefaq, al que acusa de fomentar la violencia y el terrorismo. Las autoridades aseguran que se trata de una decisión “justa y transparente” y considera todas esas críticas “interferencias inaceptables”. Además, la Fiscalía anunció que el líder religioso chiita, el Ayatollah Isa Qassim – que fue despojado de su nacionalidad – será juzgado por presunto blanqueo y recaudación ilegal de dinero.
TÚNEZ
La Brigada Antiterrorista de Túnez una célula compuesta por 12 presuntos yihadistas en la región de Sidi Bouzid,en el centro del país, que fue localizada y seguida desde la región turística de Monastir. Al menos ocho de los detenidos fueron atrapados en Ghadi Zitoune, en la zona de Jerma, un lugar en donde se ocultan diferentes grupos de yihadistas. Los otros cuatro detenidos estaban en la capital de la región, Sidi Bouzid.
Esta detención del grupo de supuestos yihadistas se produce poco después de que las autoridades anunciaran hoy la ampliación del estado de Emergencia dos meses más

Derechos Humanos
Informe de Human Rights Watch: El infierno de las mujeres que trabajan en Omán
Stephanie Hancock, de la organización Human Rights Watch, asegura en un informe publicado recientemente que “más de 130.000 mujeres han dejado sus países de origen para trabajar en Omán como empleadas domésticas migrantes. Cocinan, limpian y cuidan a los niños mientras viven en casa de sus empleadores. Sin embargo, detrás de puertas cerradas, muchas de estas mujeres son golpeadas, pasan hambre, y son obligadas a trabajar hasta 21 horas por día”.
El problema comienza desde el momento mismo de la llegada al país, ya que el empleador es el “patrocinador” de la visa de trabajo. Esto implica que el empleado no puede cambiar o dejar su trabajo o irse, sin el permiso de su patrocinador, aunque éste lo golpee, o lo haga pasar hambre. Si lo hace, podría ser acusado del delito de “fuga” y enfrentarse a prisión, una multa y expulsión del país. Por tanto, en muchos países como Omán, ni siquiera reciben el nombre de empleados sino “sirvientes”, y el empleador puede retener o retrasar el pago de sus salarios por cualquier motivo. En realidad, pueden hacer lo que deseen, porque saben que, si un trabajador migrante se va, puede ser detenido.
En cuanto a las empleadas domésticas, según el informe de HRW, es muy común que los patrocinadores retengan no sólo sus salarios sino también los pasaportes, para evitar que intenten fugarse.
“También me encontré con casos de abuso físico”, explica Hancock. “He visto algunas mujeres que fueron golpeadas con palos, puñetazos, bofetadas, patadas e incluso quemadas con agua o comida caliente. He visto una mujer indonesia que escapó de su empleador, que la había golpeado hasta romperle todos los dientes, y la policía la atrapó y volvió a llevarla a la casa donde la esclavizaban”.
La autora del informe advierte también que hay casos de abuso sexual. “Muchas trabajadoras domésticas tienen buenos empleadores, buenas condiciones de trabajo y salarios dignos. Pero muchas otras no tienen tanta suerte y se encuentran atrapadas. Es imposible saber cuán frecuente es el maltrato, pero hemos encontrado patrones comunes de abuso. Por ejemplo, casi todas las mujeres con las que hablamos – incluso aquellas que dijeron que tenían buenos empleadores – tienen confiscados sus pasaportes”, explica.
El mayor problema consiste en la actitud de las autoridades, en particular de la policía, que en el mejor de los casos es completamente indiferente a las inusuales denuncias que se presentan, y la mayoría de las veces envían a las mujeres nuevamente donde sus empleadores, que las castigan doblemente, por haber intentado denunciarlos.
Por último, Stephanie Hancock asegura que “Omán es un país muy hospitalario, y es conocido por ser más tolerante y abierto que otros países de la región. Es cierto que tiene una historia de trata de esclavos; En el pasado, Omán traía esclavos de la costa este de África. Sin embargo, cuando se abolió la esclavitud en el siglo 20, muchos antiguos esclavos consiguieron la ciudadanía omaní. Hacemos un llamamiento a las autoridades de Omán que enorgullezcan al país y aseguren a las personas marginadas sus derechos”.

Cultura y Sociedades
Egipto, una solución creativa a los embotellamientos
Uno de los principales problemas que sufren las grandes ciudades en Egipto tienen que ver con el caótico tránsito vehicular y los embotellamientos. Por eso, en estos días se ha vuelto muy popular una empresa llamada “Cabby”, que por el momento trabaja en Alejandría, la segunda ciudad más grande del país.
La empresa se planteó como objetivo ofrecer una solución creativa para los frustrados habitantes de la ciudad, que tienen que soportar a diario los embotellamientos. Para ello, ofrece servicios de taxi, pero no en automóvil sino en motocicleta.
“Es más económico y más eficiente”, dijeron varios clientes entrevistados por medios locales y de la región. Desde hace algunas semanas se pueden ver en toda Alejandría decenas de motocicletas llevando clientes al destino solicitado.
El servicio se puede solicitar por teléfono o a través de una aplicación de Smartphone de la empresa y el costo es de 4 liras egipcias (unos 4 shekels). El cliente paga 1 lira por cada kilómetro recorrido, poco más de 50 centavos de shekel.
Además, hay un servicio de taxi en motocicletas para mujeres, conducidas por mujeres, para evitar el extendido problema del acoso sexual que éstas sufren en Egipto, especialmente en los medios de transporte.
Muhamad Saad al-Din, fundador de la empresa, dice con orgullo: “Hemos transformado una diversión de los jóvenes en un trabajo rentable y un servicio a la comunidad”. Al- Din espera que, después de Alejandría, su proyecto pueda extenderse a otros lugares del país e incluso conquistar El Cairo. Allí, como en la gran mayoría de los países árabes, los embotellamientos resultan una verdadera calamidad. Incluso el presidente, Abdel Fattah al-Sisi, ha intentado en varias ocasiones alentar a la población a utilizar la bicicleta, e incluso salió a dar unas vueltas en bicicleta por la ciudad.

Deja un comentario